Artroplastia de articulación abierta para trastornos temporomandibulares

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La artroplastia de articulación abierta es una cirugía para reparar, reposicionar, reemplazar o eliminar partes de una articulación. Cuando se usa para tratar el trastorno temporomandibular (TMD, por sus siglas en inglés) , generalmente implica al disco articular que amortigua la articulación de la mandíbula.

Durante la artroplastia de articulación abierta de la mandíbula, se hace una incisión en la piel para exponer la articulación de la mandíbula. El disco puede repararse, reposicionarse o reemplazarse usando su propio tejido o un disco artificial. También se puede eliminar tejido cicatricial o crecimientos óseos en la articulación de la mandíbula.

La artroplastia de articulación abierta se realiza bajo anestesia general . Normalmente, usted puede esperar volver a casa el mismo día.

Cuando no se puede recuperar el movimiento de la articulación de la mandíbula porque el disco ha cambiado demasiado o la articulación se ha degradado, el cirujano puede tener que extraer el disco (discectomía) y reemplazarlo con un disco artificial.

Qué esperar después de la cirugía

Después de la cirugía, se recetan medicamentos para aliviar el dolor y reducir la hinchazón.

Puede comenzar la fisioterapia al cabo de 48 horas para preservar el movimiento y evitar la formación de tejido cicatricial.

Se le puede dar una boquilla (férula) para usar durante la rehabilitación de la mandíbula.

Por qué se hace

La artroplastia de articulación abierta se utiliza cuando:

  • Hay crecimientos óseos dentro de la articulación de la mandíbula. Los crecimientos de ese tipo son difíciles de alcanzar usando métodos artroscópicos .
  • Se producen complicaciones de una cirugía previa, como el fallo de una prótesis articular artificial.
  • El crecimiento óseo (anquilosis) fusiona la articulación.
  • No es posible acceder a la articulación con cirugía artroscópica.

Eficacia

La cirugía de reposicionamiento de disco puede aliviar el dolor y mejorar el funcionamiento de la mandíbula. Esta cirugía da buenos resultados entre un 85% y un 90% del tiempo. nota 1

Riesgos

Las posibles complicaciones incluyen:

  • Pérdida de movimiento en la mandíbula. Todas las personas tienen alguna disminución en la movilidad de la mandíbula después de la cirugía debido a que se forma tejido cicatricial cuando la mandíbula se cura y este es más duro y más tenso que el tejido normal. Pero hacer ejercicios mandibulares ayudará con el movimiento de la mandíbula.
  • Reacción adversa a los materiales de un disco artificial. El riesgo de rechazo del tejido es mayor si se usan materiales artificiales en lugar del tejido propio.

Para pensar

Siempre que sea posible, un enfoque no quirúrgico es preferible a la cirugía, por estas razones:

  • Es más barato, más seguro y no invasivo .
  • Puede detenerse o revertirse.
  • Conlleva un menor riesgo de daño permanente.

Las tendencias de práctica actuales son evitar alterar la posición o la estructura del disco. Después de un reemplazo de disco, es posible tener una reacción adversa a un disco artificial.

Es menos probable que una repetición de la cirugía produzca resultados positivos.

Las cirugías que se hacen mediante artroplastia de articulación abierta requieren más tiempo de recuperación que las cirugías artroscópicas.

Si su médico le recomienda la cirugía, los expertos coinciden en que lo mejor es obtener una segunda opinión.

Trastorno temporomandibular: ¿Debería operarme para el dolor de mandíbula?

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Tucker MR, et al. (2014). Management of temporomandibular disorders. In JR Hupp et al., eds., Contemporary Oral and Maxillofacial Surgery, 6th ed., pp. 627-647. St. Louis: Mosby.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisado7 mayo, 2017