Artroplastia total de cadera

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

Una artroplastia total de cadera es una cirugía paso por paso para reemplazar la esfera en la parte superior del fémur y la cavidad de la cadera (acetábulo).

Los médicos usan partes de reemplazo metálicas, cerámicas o plásticas. Pueden adherirse a los huesos en uno de dos modos:

  • Con cemento al hueso.
  • Sin cemento. Estas partes tienen un revestimiento poroso en el que crece el hueso.

Su médico puede usar anestesia general. Esto significa que usted estará dormido durante la operación. O un médico podría usar anestesia regional. Esto significa que no puede sentir la zona de la operación. Le administrarán medicación que hace que no sienta nada pero tendrá una ligera somnolencia. El tipo de anestesia que le administren depende de su médico y de su salud en general. Su médico también podría preguntarle qué prefiere.

Tipos de cirugía

En la artroplastia de cadera tradicional, el médico hace un corte (incisión) de 6 a 10 pulgadas (de 15 a 25 cm) al costado o en la parte posterior de la cadera. Se cortan algunos músculos y otras partes blandas, como los ligamentos, de modo que el médico pueda acceder a la articulación de la cadera.

La artroplastia de cadera también puede hacerse con una o dos incisiones más pequeñas. Esto se llama cirugía mínimamente invasiva. Puede causar una menor pérdida de sangre y dejar una cicatriz más pequeña. Pero también puede implicar un tiempo más prolongado en cirugía, porque la operación es más difícil de hacer. Y si la nueva cadera no puede colocarse correctamente a través de la incisión más pequeña, es posible que el médico tenga que hacer un corte más grande.

Un tipo más moderno de cirugía se hace a través de una incisión pequeña en la parte frontal (anterior) de la cadera. La cirugía anterior de cadera provoca menos daño a los músculos y otras partes blandas que el acceso a la articulación de la cadera desde el costado o la parte posterior. Puede ayudarle a sanar más rápidamente y volver más pronto a la actividad.

La cirugía anterior y la cirugía mínimamente invasiva requieren capacitación y equipamiento especiales. Su médico puede explicarle sus opciones y ayudarle a comprender los riesgos y los beneficios de cada tipo de cirugía.

Qué esperar después de la cirugía

Inmediatamente después de la cirugía

Se le controlará el dolor con un medicamento por vía intravenosa (IV). Probablemente también le den medicamentos para prevenir infecciones, coágulos de sangre y náuseas. Si le administraron anestesia regional, es posible que por un tiempo tenga poca sensibilidad, o nada, de la cintura para abajo.

Tal vez tenga un almohadón entre las piernas. Este ayuda a mantener la nueva cadera en la posición correcta. También podría tener una sonda . Le permite vaciar la vejiga sin tener que levantarse. Para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre, tal vez esté usando medias de compresión. Y tal vez tenga mangas de compresión en las piernas. Estas le aprietan y liberan la parte baja de las piernas para ayudar a mantener la sangre circulando.

Desplazamiento

El día de la operación o al día siguiente, usted se levantará de la cama con ayuda. Aprenderá a caminar con un andador o con muletas. Para cuando sea tiempo de dejar el hospital, usted podrá sentarse y pararse en forma segura, vestirse, usar el baño, bañarse y usar las escaleras.

Cuanto antes posible, usted comenzará sesiones de fisioterapia. Aprenderá ejercicios que le ayudarán a fortalecerse. También le enseñarán a mover el cuerpo sin luxarse la cadera.

Si se somete a la cirugía tradicional, usted necesitará seguir las "precauciones para la cadera" hasta que la cadera haya sanado completamente. La mayoría de las veces, esto significa que usted:

  • Evita girar a la altura de la cadera. Mantenga los hombros, las caderas, las rodillas y los pies apuntando hacia adelante.
  • No flexiona la cadera más de 90 grados. Esto significa no inclinarse hacia adelante mientras está sentado ni inclinarse para atarse los zapatos.
  • No permite que la pierna afectada cruce el centro de su cuerpo hacia la otra pierna. Su terapeuta puede sugerirle que:
    • No cruce las piernas ni los pies.
    • Tenga mucho cuidado al levantarse de la cama o al acostarse, o al subirse o bajarse de un auto. Asegúrese de que la pierna no cruce esa línea imaginaria al medio del cuerpo.
    • Mantenga una almohada entre las rodillas cuando esté recostado.

Existe un riesgo mucho menor de luxación de cadera después de la cirugía anterior, de modo que hay menos precauciones. Su fisioterapeuta le enseñará a moverse en forma segura. Por ejemplo, mientras está sanando, el terapeuta puede sugerirle que:

  • No camine hacia atrás ni se incline hacia atrás.
  • No gire la pierna demasiado hacia afuera. Mantenga los dedos del pie apuntando hacia adelante o levemente hacia adentro.

Al dejar el hospital

Su médico le dirá si tiene que permanecer en el hospital o si puede regresar a su hogar el día de la operación.

  • Usted puede volver del hospital a su casa si cuenta con cuidados en el hogar y si usted se está recuperando bien. Al principio, usted necesitará de alguien que pueda ayudarle día y noche.
  • Usted puede ir a un centro de rehabilitación si no cuenta con cuidados en el hogar o si necesita cuidados adicionales. Usted puede irse a su casa cuando se haya recuperado lo suficiente como para desplazarse y ocuparse de sí mismo en forma segura.

Continuación de la recuperación

Durante la primera semana después de la cirugía, aproximadamente, usted necesitará cada vez menos medicación para el dolor. Por algunas semanas después de la cirugía, probablemente tome medicación para ayudar a prevenir coágulos de sangre.

Es posible que necesite un andador, muletas o un bastón por algunas semanas. A medida que recupera su energía, siga progresando hasta hacer una caminata corta algunas veces cada día. Si siente dolor, pruebe con una compresa fría en la cadera.

No conduzca hasta que:

  • Su médico diga que puede manejar.
  • Haya dejado de tomar un analgésico (medicamento para el dolor) opioide.

Después de la operación tradicional, la recuperación completa puede llevar al menos 6 meses. La recuperación suele ser más rápida después de la cirugía anterior de cadera. Siga haciendo sus caminatas y ejercicios de fisioterapia. Estos ayudan a acelerar su recuperación.

Para la mayoría de las personas, es seguro tener relaciones sexuales aproximadamente de 4 a 6 semanas después de una artroplastia de cadera. Hable con su médico acerca de cuándo puede tener relaciones sexuales y qué posiciones son seguras para la cadera. Algunas posiciones podrían causarle una luxación de cadera. Esto significa que es posible que su médico quiera que usted evite ciertas posturas, especialmente en los primeros meses.

Vivir con una prótesis de cadera

El ejercicio (como natación y caminatas) es importante para desarrollar fuerza muscular. Y le ayuda a sentirse mejor en general. Hable con su médico acerca de qué tipo de ejercicio es más conveniente para usted.

  • Probablemente pueda retomar la mayoría de las actividades que hacía antes de la operación, como jugar al golf, montar en bicicleta, nadar o bailar.
  • Es posible que su médico quiera que usted evite correr, jugar al tenis y hacer otras cosas que puedan sobrecargar mucho la articulación.

Es probable que su médico quiera verlo al menos una vez al año para revisarle la cadera.

Por al menos 2 años después de su operación, su médico tal vez quiera que tome antibióticos antes de un arreglo dental o cualquier procedimiento invasivo. Esto es para ayudar a prevenir una infección alrededor de la prótesis de cadera. Después de 2 años, su médico y su dentista decidirán si todavía necesita tomar antibióticos.

Por qué se hace

La artroplastia total de cadera suele hacerse cuando el dolor y la pérdida de funcionamiento de la cadera se vuelven muy significativos y cuando el tratamiento ya no alivia el dolor. La artroplastia de cadera a veces se hace después de una fractura de cadera.

Eficacia

La operación suele dar buenos resultados. Probablemente tenga mucho menos dolor y pueda hacer la mayoría de sus actividades cotidianas con más facilidad. Pero la recuperación en verdad requiere tiempo y paciencia.

La mayoría de las articulaciones de cadera artificiales durarán entre 10 y 20 años o más tiempo. Depende de su edad, de cuánto sobrecargue la articulación y de lo bien que se unan la articulación nueva y los huesos. Su peso puede marcar una diferencia. Cada libra (450 gramos) adicional de peso corporal agrega 3 libras (1.4 kg) de presión sobre su nueva articulación de cadera. Controlar el peso ayudará a que la nueva articulación de la cadera le dure más.

Riesgos

Los riesgos de la artroplastia de cadera pueden dividirse en dos grupos:

  • Riesgos de la operación y el período de recuperación. Estos riesgos incluyen:
    • Coágulos de sangre. Estos pueden ser peligrosos si obstruyen el flujo de la sangre de la pierna de regreso al corazón, o si se desplazan a los pulmones.
    • Infección. Una infección en la herida suele tratarse con antibióticos. Una infección profunda en la articulación puede requerir más cirugía. En algunos casos, se debe sustituir la prótesis de cadera con otra.
    • Lesión nerviosa. Esto es poco frecuente. Puede causar hormigueo, entumecimiento o dificultad para mover un músculo.
    • Problemas con la sanación de la herida.
    • Problemas con la anestesia.
    • Luxación de la cadera después de la cirugía.
    • Diferencia en el largo de las piernas. Cualquier diferencia generalmente es muy pequeña y puede corregirse con una plantilla en el zapato.
  • Riesgos a largo plazo que pueden producirse meses e incluso años después de la operación. Estos riesgos incluyen:
    • Aflojamiento de la prótesis de cadera en el hueso.
    • Infección en la articulación.
    • Una reacción al metal en la nueva articulación de la cadera. Al frotarse la esfera metálica y las partes del acetábulo entre sí, podrían desgastarse partes diminutas de la superficie. Algunas personas son sensibles a los tipos de metal que pueden usarse para las prótesis.

Para pensar

Usted puede donar su propia sangre para usar durante la cirugía si es necesario. Esto se llama donación de sangre autóloga. Si decide hacer esto, comience la donación varias semanas antes de la cirugía para tener tiempo de donar suficiente sangre y restablecer su volumen de sangre antes de la cirugía.

Si tiene que hacerse más de una artroplastia, por ejemplo, una rodilla y una cadera, hable con su médico. Existen pautas que pueden ayudarles a usted y a su médico a decidir qué cirugía hacer primero.

Artritis: ¿Debería someterme a una artroplastia de cadera?

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons (2014). Activities after hip replacement. American Academy of Orthopaedic Surgeons. http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=a00356. Accessed September 19, 2016.
  • Charbonnier C, et al. (2014). Sexual activity after total hip arthroplasty: A motion capture study. Journal of Arthroplasty, 29(3): 640-647. DOI: 10.1016/j.arth.2013.07.043. Accessed June 6, 2016.
  • Imamura M, et al. (2012). Single mini-incision total hip replacement for the management of arthritic disease of the hip: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Journal of Bone and Joint Surgery, American Version, 94(20): 1897-1905.
  • Meiri R, et al. (2014). Sexual function before and after total hip replacement: Narrative review. Sexual Medicine, 2(4): 159-167. DOI: 10.1002/sm2.35. Accessed June 6, 2016.
  • Rethman MP, et al. (2012). Prevention of Orthopaedic Implant Infection in Patients Undergoing Dental Procedures: Executive Summary on the AAOS/ADA Clinical Practice Guideline. Available online: http://www.aaos.org/research/guidelines/PUDP/dental_guideline.asp.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Jeffrey N. Katz, MD, MPH - Reumatología

Revisado29 noviembre, 2017