Asma: Cómo superar los obstáculos del tratamiento

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El asma es una enfermedad de larga duración (crónica) que puede durar toda la vida; debe tratarse a largo plazo. Pero seguir un plan de manejo puede ser difícil a lo largo de un período de tiempo prolongado.

Estas son algunas razones por las que usted podría no seguir su plan de manejo. También se incluyen posibles soluciones.

Problemas con el plan de manejo del asma

Razones por las que usted podría no seguir el plan

Soluciones posibles



Es posible que no comprenda del todo la gravedad del asma. Algunos adultos que tienen síntomas leves quizás no crean que necesitan tratamiento.



  • Aprenda todo lo que pueda acerca del asma. Incluso si no tiene síntomas, el asma puede dañarle los pulmones, lo cual puede dar lugar a peores síntomas más adelante en su vida.
  • Entienda los beneficios de tratar el asma y los riesgos de no tratar el asma.


Podría ser difícil consultar a un médico o un farmacéutico o comunicarse con él. Esto puede deberse a la distancia o a la falta de un medio de transporte, a barreras culturales o lingüísticas, a una falta de confianza o a una falta de comunicación. Todo esto puede tener como resultado una escasa orientación sobre lo que hacer.



  • Coordínese con otras personas para asegurarse de que tiene un medio de transporte para ir al médico y a la farmacia.
  • Colabore con su médico para establecer metas personales y expectativas para su tratamiento.
  • Si no entiende algo, pregunte.
  • Si no se siente a gusto con su médico, piense en buscar otro diferente.
  • Si el idioma es un problema, haga que un amigo le ayude o póngase en contacto con una organización social.

Con frecuencia, seguir el plan de manejo es difícil para un niño porque este tiene que depender de la ayuda de familiares y de otras personas.

Problemas con el plan de manejo del asma para niños

Razones por las que los niños podrían no seguir el plan

Soluciones posibles



En el caso de familias monoparentales, el adulto podría no estar siempre disponible para ayudar a recordarle al niño que tome sus medicamentos. También puede significar que el niño tiene toda la responsabilidad en cuanto a su tratamiento.



  • Hable con amigos, vecinos y administradores de la escuela sobre el asma de su hijo y lo que pueden hacer para ayudar.
  • Ayude a su hijo a entender lo que él o ella puede hacer para su afección.


El niño podría tener muchos cuidadores, lo que dificulta que el niño mantenga un horario regular.



  • Imprima un calendario con el horario del niño y quién es responsable cada día. Asegúrese de proporcionar una copia del horario a todos los cuidadores.
  • Tome la iniciativa y llame a otros cuidadores para asegurarse de que todos ellos comprenden lo que hay que hacer.
  • Enséñele a su hijo a involucrarse en la colaboración con sus cuidadores y a comprender lo que tiene que hacer para su afección.


La escasez de profesionales de la salud en la escuela podría hacer que sea difícil ayudar al niño a recordar que tome sus medicamentos o a que los tome correctamente.



  • Contacte al director de la escuela y a otros administradores, maestros, consejeros y entrenadores. Asegúrese de que todos comprendan que su hijo tiene asma y lo importante que es que tome sus medicamentos.
  • Si es posible, localice a una persona en la escuela que se encargue de que su hijo tome sus medicamentos.
  • Hable con los amigos de su hijo para ver si ellos pueden ayudar a recordarle a su hijo que tome sus medicamentos.


Los corticosteroides orales en forma de jarabe (como la metilprednisolona) tienen un sabor agrio y algunos niños de menos edad vomitarán o no querrán tomar su medicamento.



  • Colabore con su médico. Pueden existir otras marcas u otros medicamentos que su hijo pueda tomar.


Tal vez se preocupe sobre el efecto que los esteroides inhalados tengan en el desarrollo o la salud de su hijo.





Los niños y los adolescentes podrían avergonzarse de tener que tomar un medicamento para el asma. Es posible que se sientan diferentes de sus amigos y compañeros.



  • Ayude a su hijo a recordar que el asma es solo una parte de su vida.
  • Si es posible, permítale a su hijo que se reúna con su médico a solas. Esto incentivará a su hijo a involucrarse en su propia atención.
  • Elabore un plan de manejo diario que le permita a su hijo continuar con sus actividades cotidianas, especialmente los deportes. Hacer ejercicio es importante para mantener fuertes los pulmones y el estado de salud general.
  • Anime a su hijo a que se reúna con otras personas que tengan asma de manera que puedan darse apoyo entre sí.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado6 diciembre, 2017