Asma en niños: Sepa cómo estimar la gravedad de un ataque

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Puede ser difícil saber si su hijo está teniendo un ataque de asma leve, moderado o grave. El siguiente cuadro puede ayudarle. Hable con un médico si no puede saber cómo de graves son los síntomas de su hijo.

Cómo estimar la gravedad del ataque de asma de su hijo

Factor

Ataque leve

Ataque moderado

Ataque grave



Flujo espiratorio máximo



Del 80% al 100% del mejor flujo máximo personal



Del 50% al 79% del mejor flujo máximo personal



Menos del 50% del mejor flujo máximo personal



Respiración



Normal o ligeramente rápida



Más rápida de lo normal



Rápida, y el niño puede parecer estar concentrado en respirar; tal vez desee sentarse erguido para ayudar con la respiración



Aire



No hay falta de aire o esta es leve; puede formar frases completas



Falta de aire; puede formar frases breves o partes de frases



Mucha falta de aire; se expresa con palabras sueltas o frases breves



Pecho



No usa o usa ligeramente los músculos del pecho para respirar



Usa los músculos del pecho y del cuello para respirar. La piel de debajo, encima y entre las costillas se colapsa hacia dentro con cada respiración.



Usa los músculos del pecho y del cuello para respirar y quizás abra mucho las fosas nasales; tal vez se sujete el pecho



Piel



Piel de color normal



Palidez en la piel



Piel muy pálida o azulada; podría sudar más de lo normal



Sibilancias (respiración con silbidos)



Produce sibilancias al exhalar



Produce sibilancias al inhalar y exhalar



No tiene sibilancias cuando respira. Esto indica que hay muy poco o nada de aire en las vías respiratorias.



Estado de alerta



Estado de alerta normal



Estado de alerta normal



No está tan alerta como es habitual y tal vez parezca estar ansioso

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD, MPH - Pediatría

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Lora J. Stewart, MD - Alergía e imunología, Pediatría

Revisado6 diciembre, 2017