Asma: Síntomas de dificultad para respirar

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Es importante conocer los síntomas de las dificultades respiratorias relacionadas con el asma . Si usted o su hijo están teniendo dificultad para respirar, sigan su plan de acción contra el asma.

Dificultad leve para respirar

Usted tiene dificultad leve para respirar si:

  • Su respiración es ligeramente más rápida de lo normal.
  • El color de su piel es normal.

Dificultad moderada para respirar

Los síntomas de la dificultad moderada para respirar incluyen:

  • Evidencia clara de que está respirando más rápido de lo normal.
  • Cansarse rápidamente al hablar o al comer. Podría tener que descansar para respirar cuando come. La dificultad al comer puede conducir a una nutrición deficiente.
  • Utilizar los músculos abdominales como ayuda al respirar. La pared abdominal se hunde en lugar de expandirse cuando inspira.
  • Tener la piel -especialmente de la cara, las manos y los pies- de pálida a levemente grisácea, o morada y pálida (jaspeada). Pero la lengua, las encías y los labios siguen rosados.

Dificultad grave para respirar

Los síntomas de la dificultad grave para respirar incluyen:

  • Respirar muy rápidamente. Los niños suelen "gruñir" en cada respiración. La falta de aire puede interferir en su capacidad para hablar con fluidez.
  • Parecer ansioso y no poder comer porque tiene demasiada dificultad para respirar.
  • Utilizar los músculos del cuello, el pecho y el abdomen para respirar; la piel que se encuentra arriba, abajo y entre las costillas se hunde con cada respiración. La persona también podría abrir mucho las fosas nasales al inhalar.
  • Tardar más tiempo de lo habitual al exhalar y a veces producir un sonido agudo y sibilante al inhalar.
  • Incorporarse, inclinarse hacia adelante o sentarse con la nariz hacia arriba como si estuviera olfateando el aire.
  • Tener continuamente un color de piel pálido, grisáceo, azulado o jaspeado, incluyendo en la lengua, los labios, los lóbulos de las orejas y el lecho ungueal (de las uñas).

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado6 diciembre, 2017