Asma: Cómo superar los obstáculos para tomar los medicamentos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El asma es una enfermedad de larga duración (crónica) que puede durar toda la vida; debe tratarse a largo plazo. Tomar medicamentos y seguir un plan de manejo puede ser difícil a lo largo de un período de tiempo prolongado.

Tomar medicamentos todos los días suele ser una de las cosas más difíciles de hacer. Aquí hay una lista de motivos por los cuales es posible que las personas no tomen medicamentos. También se incluyen algunas soluciones posibles.

Motivos por los cuales las personas tal vez no tomen medicamentos y algunas soluciones posibles

Motivos por los que usted podría no tomar su medicamento

Soluciones posibles



Alguien o algo lo interrumpe cuando usted está tomando su medicamento.



  • Pídale a la persona que espere un minuto mientras usted toma su medicamento.
  • No deje su medicamento a un lado. Téngalo en la mano o en el regazo. De este modo, usted sigue teniéndolo enfrente de los ojos, y es menos probable que se olvide de tomarlo.


Hace un cambio en lo que suele hacer todos los días.



  • Piense en cómo el cambio le afectará su horario de medicamentos. Asegúrese de que todavía haya un momento conveniente para tomar su medicamento.
  • Siempre tenga su medicamento de acción rápida consigo.
  • Pídale a un amigo que se lo recuerde.
  • Coloque un recordatorio donde pueda verlo, como en el automóvil o en las llaves de su casa.


Algo pasa durante el día de modo que no puede tomarlo.



  • Siempre tenga medicamentos adicionales en el auto o consigo.
  • Hable con su médico acerca de lo que debería hacer si omite una dosis. ¿Puede compensarla?


Se le acaba el medicamento.



  • Hable con su médico o farmacéutico acerca de cuánto le durará el medicamento, y use un calendario o planificador diario que le recuerde conseguir nuevo medicamento.
  • Obtenga su resurtido antes de que se le acabe el medicamento.
  • Pídale a su farmacéutico que lo llame por teléfono unos días antes de que tenga que resurtir su medicamento recetado.


Se siente bien, entonces no toma su medicamento.



  • Recuerde que se siente bien porque está tomando el medicamento.
  • Acostúmbrese a tomar el medicamento al mismo tiempo que hace una de sus actividades diarias, como cuando come o se lava los dientes.
  • Pídale a un familiar o amigo que se lo recuerde.


Usted toma muchos medicamentos, y no está seguro de qué tomar o cuándo tomarlo.



  • Hable con su médico o farmacéutico y anote lo que el médico le diga, o pida que le prepare un planificador.
  • Use un código de colores o "personalice" su medicamento de un modo que le ayude a tomar el medicamento adecuado en el momento justo.


Simplemente se olvida.



  • Ponga un letrero en el baño o en el refrigerador para recordarlo.
  • Acostúmbrese a tomar el medicamento al mismo tiempo que hace una de sus actividades diarias, como cuando come o se lava los dientes.
  • Pídale a un familiar o amigo que se lo recuerde.


No piensa que el medicamento está funcionando.



  • Recuerde que algunos medicamentos no ayudan inmediatamente pero llevan tiempo.
  • Pregúntele a su médico acerca de observar su flujo espiratorio máximo . Tal vez no note una diferencia al tomar su medicamento, pero su funcionamiento pulmonar tal vez esté mejor.
  • Hable con su médico.


Tiene dificultades para usar un inhalador o no sabe cómo usarlo.



  • Pida instrucciones de cómo usar un inhalador.
  • Use un espaciador con un inhalador de dosis medida.
  • Pregúntele a su médico sobre medicamentos que no requieran un inhalador.


Usted tiene efectos secundarios o le inquieta tenerlos.



  • Hable con su médico acerca de los efectos secundarios que está experimentando o que le preocupan. Tal vez pueda probar otro medicamento.
  • Si el malestar estomacal es un problema, pregúntele a su médico si puede tomar el medicamento con una comida.
  • Recuerde que los medicamentos corticosteroideos no son lo mismo que los esteroides que a veces consumen los atletas para mejorar su rendimiento o el tamaño de los músculos (esteroides anabólicos).


Tal vez no pueda afrontar el costo de los medicamentos y la atención médica necesarios para tratar el asma.



  • Póngase en contacto con servicios sociales o grupos religiosos por posibilidades de ayuda.
  • Póngase en contacto con Medicaid, un programa del gobierno que tal vez pueda ayudarle a afrontar el costo del medicamento y del tratamiento médico.
  • Hable con su médico. Tal vez tenga muestras que usted puede usar.
  • Comuníquese con la compañía de farmacéutica o pídale a su médico que lo haga. Algunas empresas farmacéuticas tienen programas que ayudan a la gente a conseguir medicamentos si no tienen cómo pagarlos.


Su estado de ánimo o sus sentimientos pueden ser un obstáculo para tomar el medicamento.



  • Haga que otros se lo recuerden o que lo alienten suavemente para que tome el medicamento.
  • Consulte a su médico.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado6 diciembre, 2017