Ataque cerebral: Cómo evitar tener otro

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Después de haber tenido un ataque cerebral, usted podría estar preocupado de tener otro. Esto es fácil de comprender. Pero lo bueno es que hay cosas que usted puede hacer para reducir su riesgo de tener otro ataque cerebral. Tomar medicamentos, hacer rehabilitación después de un ataque cerebral y hacer cambios saludables en su estilo de vida puede ayudar.

Tome sus medicamentos

Tendrá que tomar medicamentos para ayudar a prevenir otro ataque cerebral. Asegúrese de tomar los medicamentos tal como le han sido recetados. Y no deje de tomarlos a menos que el médico le diga que lo haga. Si usted deja de tomar sus medicamentos, puede aumentar las probabilidades de tener otro ataque cerebral.

Algunos de los medicamentos que su médico puede recetarle incluyen:

  • Aspirina y otros medicamentos antiplaquetarios para prevenir los coágulos de sangre.
  • Anticoagulantes para prevenir los coágulos de sangre, especialmente para personas que tienen fibrilación auricular (un latido cardíaco irregular).
  • Estatinas para reducir el nivel de colesterol.
  • Inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de la angiotensina II (ARB, por sus siglas en inglés) para bajar la presión arterial.

Controle otros problemas de salud

Usted puede ayudar a reducir su probabilidad de tener otro ataque cerebral controlando otros problemas de salud que pudiera tener. Los problemas de salud, como la presión arterial alta , el colesterol alto y la diabetes , pueden aumentar su riesgo de tener un ataque cerebral.

Si usted tiene cualquiera de estos problemas de salud, puede manejarlos por medio de cambios saludables en el estilo de vida junto con medicamentos.

Participe en un programa de rehabilitación después de un ataque cerebral

La participación en un programa de rehabilitación después de un ataque cerebral puede ayudarle a aprender cómo reducir su riesgo de tener otro ataque cerebral. Un programa de rehabilitación después de un ataque cerebral está diseñado para usted y está supervisado por médicos y otros especialistas.

Este tipo de programa le ayuda a recuperar las habilidades que perdió o sacar el máximo provecho de las capacidades restantes después de un ataque cerebral. También le ayuda a tomar medidas para evitar tener otro ataque cerebral. En este programa, un equipo de profesionales de la salud ofrece educación y apoyo para ayudarle a desarrollar hábitos saludables nuevos.

En un programa de rehabilitación después de un ataque cerebral, usted aprenderá a controlar cualquier otro problema de salud que pudiera tener, como presión arterial alta, colesterol alto, diabetes y depresión. También aprenderá a hacer ejercicio de manera segura, a comer de manera saludable y a dejar de fumar si fuma. Usted colaborará con su equipo para decidir qué opciones de estilo de vida son mejores para usted.

Si su médico no lo ha sugerido todavía, pregúntele si la rehabilitación después de un ataque cerebral es adecuada para usted.

Haga cambios saludables en su estilo de vida

Los cambios saludables en el estilo de vida pueden ayudarle a reducir su riesgo de tener otro ataque cerebral. Y podrían ayudarle a sentirse mejor y a vivir más tiempo. Estas son algunas cosas que puede hacer:

  • Deje de fumar y evite el humo de tabaco ambiental. Si fuma, trate de dejar de hacerlo. Los medicamentos y la asesoría psicológica pueden ayudarle a dejar el hábito para siempre.
  • Esté activo. Pregúntele a su médico qué tipo y nivel de actividad es seguro para usted. Su médico puede recomendar entre ½ hora y 1½ horas a la semana de ejercicio moderado. Una forma de lograr esto es hacer actividad física 30 minutos al día, entre 1 y 3 días a la semana. Está bien hacer actividad en bloques de 10 minutos a lo largo del día. Si está participando en un programa de rehabilitación después de un ataque cerebral , su equipo de rehabilitación puede crear un programa de ejercicios que sea adecuado para usted.
  • Coma alimentos saludables para el corazón. Estos incluyen frutas, verduras, alimentos con alto contenido de fibra y alimentos con bajo contenido de sodio, grasas saturadas y grasas trans. Coma pescado un mínimo de 2 veces a la semana. Los pescados grasos, que contienen ácidos grasos omega-3, son los mejores. Estos pescados incluyen salmón, caballa, trucha de lago, arenque y sardinas.
  • Manténgase en un peso saludable. Tener sobrepeso lo hace más propenso a tener presión arterial alta, problemas cardíacos y diabetes. Estas afecciones hacen que un ataque cerebral sea más probable.
  • Restrinja el alcohol a 2 bebidas al día si es hombre y a 1 bebida al día si es mujer.

También es importante:

  • Vacunarse contra la gripe todos los años.
  • Pedir ayuda si piensa que está deprimido.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Kernan WN, et al. (2014). Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke and transient ischemic attack: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, 45(7): 2160-2236. DOI: 10.1161/STR.0000000000000024. Accessed July 22, 2014.
  • Winstein CJ, et al. (2016). Guidelines for adult stroke rehabilitation and recovery: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, published online May 4, 2016. DOI: 10.1161/STR.0000000000000098. Accessed June 3, 2016.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Richard D. Zorowitz, MD - Medicina física y rehabilitacíon

Revisado6 diciembre, 2017