Ataque cerebral: Cambios de percepción

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Cuando ocurre un ataque cerebral en el lado derecho del cerebro, la capacidad de una persona para juzgar distancia, tamaño, posición, velocidad de movimiento, forma y el modo en que las partes se relacionan con el todo se ve afectada (problemas espaciales-perceptivos). Las personas con estos problemas pueden tener más dificultades para aprender a ocuparse de sí mismas.

Las señales de problemas perceptivos a menudo son observadas por el cuidador de una persona que ha tenido un ataque cerebral. Estas señales pueden incluir:

  • No notar personas o cosas en el lado afectado y girar la cabeza o los ojos hacia el lado que no ha sido afectado. La persona tal vez no pueda pasar una silla de ruedas por una puerta amplia sin chocarse con el marco de la puerta.
  • No ser consciente de las partes del cuerpo del lado afectado.
  • Tener dificultad para recordar cómo formar números y letras o confundir números similares. La persona tal vez no pueda sumar números.
  • Tener dificultad para recordar la ortografía de las palabras. La persona quizá no pueda leer el periódico.
  • Confundir el derecho y el revés de la ropa o el lado derecho e izquierdo de la ropa.
  • Tener muchas dificultades para saber cuándo está sentado o de pie.

Las personas con problemas de percepción, incluso menores, no deberían conducir un automóvil.

Algunos consejos para trabajar con una persona que tiene problemas con la percepción incluyen los siguientes:

  • Reduzca los obstáculos para prevenir una caída. Además, asegúrese de que todas las habitaciones estén bien iluminadas. Instale luces de noche en el dormitorio y en el baño.
  • Evite movimientos rápidos alrededor de la persona. Otras personas moviéndose por la habitación también podrían distraer.
  • Marque líneas en los marcos de las puertas o en los espejos grandes, de modo que la persona pueda ver lo que está en posición vertical.
  • No sobreestime las capacidades de la persona. Fíjese en lo que puede hacerse en forma segura en vez de creer todo lo que dice la persona.
  • Dígale a la persona cómo hacer las cosas si esta tiene problemas para recordar cómo se hace una tarea. Póngase las manos en los bolsillos para evitar hacer gestos cuando guía a la persona paso por paso. También puede ser conveniente dejar que la persona hable mientras hace la tarea.
  • Divida las tareas en pequeños pasos y dé muchos elogios. Aliente a la persona a frenarse y revisar cada paso cuidadosamente. No insista. Insistir puede hacer que la persona se irrite y enoje.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Richard D. Zorowitz, MD - Medicina física y rehabilitacíon

Revisado6 diciembre, 2017