Atención para el aborto médico

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Un aborto médico es el uso de medicamentos para interrumpir un embarazo. La atención médica para un aborto médico es diferente de la atención médica para un aborto quirúrgico. Esto es porque un aborto médico es como un aborto espontáneo (en este caso, provocado por medicamentos) que tiene lugar en el hogar a lo largo de 1 a 2 días y no requiere que su médico esté presente. Usted verá a su médico, o irá a un laboratorio para hacerse una prueba, entre 7 y 14 días después de tomar el medicamento.

Atención previa a un aborto médico

Antes de un aborto médico, su médico puede:

  • Evaluar sus antecedentes de salud, incluyendo cualquier medicamento que esté tomando.
  • Hacerle un examen físico, el cual puede incluir un examen pélvico , para evaluar su salud, por cuánto tiempo ha estado embarazada y la ubicación del embrión o del feto.
  • Hacerle una ecografía para confirmar lo avanzado que está el embarazo y dónde está el embrión o el feto. No todos los médicos optan por hacer este paso.
  • Hablar con usted de su decisión de hacerse un aborto y de sus sentimientos acerca de su decisión.
  • Hablar con usted de sus planes para embarazos y uso de anticonceptivos en el futuro.
  • Explicar cómo funcionarán los medicamentos, los posibles efectos secundarios (náuseas, vómitos y diarrea son comunes), y cuándo llamar a su médico. Es importante que su médico sepa si usted:
    • Tiene acceso a un teléfono, para que llame si tiene problemas.
    • Tiene transporte a un establecimiento de atención médica si necesita que la evalúen.
    • Es capaz de volver para una cita de seguimiento.
    • Está preparada para los cólicos y el sangrado que tendrán lugar a medida que expulse los contenidos uterinos.
    • Comprende que un aborto quirúrgico será necesario si un aborto médico no logra completar el proceso.

Además de los medicamentos utilizados para provocar un aborto, su médico puede darle medicamentos para reducir los efectos secundarios, con instrucciones específicas de uso. Estos medicamentos se usan:

  • Para los cólicos causados por contracciones uterinas.
  • Para prevenir las náuseas o los vómitos.
  • Para prevenir infecciones.

A todas las mujeres que tienen grupo sanguíneo Rh negativo se les dará inmunoglobulina Rh para prevenir la sensibilización al Rh después de un aborto.

Si necesita llamar a su médico acerca de sus síntomas durante un aborto médico, esté preparada para brindar la siguiente información:

  • La intensidad del sangrado, en comparación con su sangrado menstrual normal. El sangrado más intenso debería detenerse entre 1 y 2 horas después de eliminar el tejido del embarazo.
  • La cantidad y los tipos de toallas sanitarias usadas en 1 hora y la cantidad total de toallas que empapó.
  • La presencia y el tamaño de los coágulos de sangre.
  • Si se expulsó tejido del embarazo.
  • La intensidad de sus cólicos o del dolor.

Atención después de un aborto médico

Siga atentamente todas las instrucciones de su médico y revise la información de lo que puede anticipar después de un aborto médico.

Siga estas instrucciones:

  • La mayoría de las mujeres pueden volver a sus actividades normales al cabo de 1 a 2 días después de que el útero se haya vaciado.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede tener relaciones sexuales.
  • Asegúrese de usar un anticonceptivo cuando empiece a tener relaciones sexuales otra vez. Y use condones para prevenir una infección. Para obtener más información, vea el tema Métodos anticonceptivos .
  • No se enjuague la vagina con líquidos (lavados vaginales). Esto podría aumentar su riesgo de infecciones que pueden conducir a una enfermedad inflamatoria pélvica .

Los síntomas normales que experimentan la mayoría de las mujeres después de un aborto médico incluyen:

  • El sangrado y los cólicos comienzan dentro de unas pocas horas de que haya tomado el segundo medicamento. Los cólicos pueden ser fuertes. Usted puede tomar ibuprofeno (también llamado Aleve o Motrin) para aliviar el dolor. El sangrado será más intenso que un período regular y tendrá algunos coágulos hasta que el embarazo haya terminado.
  • Sangrado o manchado por hasta 14 días. El sangrado puede durar más tiempo en el caso de embarazos de más de 7 semanas.
  • Cólicos durante las primeras 2 semanas. Algunas mujeres pueden tener cólicos (como cólicos menstruales) por hasta 6 semanas.
  • Reacciones emocionales por un lapso de 2 a 3 semanas, a menudo influenciadas por cambios en las hormonas del embarazo. Es normal sentir una o más emociones tales como alivio, culpa, tristeza o dolor.

Llame a su médico de inmediato si tiene alguno de estos síntomas después de un aborto:

  • Sangrado intenso. Por lo general, tanto los abortos médicos como los quirúrgicos causan un sangrado diferente del período menstrual normal. Sangrado intenso puede significar:
    • Expulsar coágulos más grandes que una bola de golf, durante 2 horas o más.
    • Empapar más de 2 toallas sanitarias grandes en una hora, durante 2 horas seguidas.
    • Sangrar intensamente durante 12 horas seguidas.
  • Señales de infección en todo el cuerpo, como dolor de cabeza, dolores musculares, mareos o una sensación general de enfermedad. Es posible tener una infección grave sin fiebre.
  • Dolor intenso en el abdomen que no se alivia con analgésicos (medicamentos para el dolor), reposo ni calor
  • Bochornos o fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta que dura más de 4 horas
  • Vómito que dura más de 4 a 6 horas
  • Hinchazón abdominal o frecuencia cardíaca rápida repentinas
  • Flujo vaginal en mayor cantidad o que huele mal
  • Dolor, hinchazón o enrojecimiento en la zona genital

Llame a su médico para programar una cita si ha tenido alguno de estos síntomas después de un aborto reciente:

  • No tiene sangrado. Si no tiene sangrado, entonces los medicamentos podrían no estar funcionando. Podría ser necesaria una segunda dosis de misoprostol. El metotrexato y el misoprostol pueden tardar hasta 3 semanas en tener eficacia.
  • Sangrado (no manchado) durante más de 2 semanas
  • Síntomas nuevos y de origen desconocido que podrían ser causados por los medicamentos que se utilizan en el tratamiento
  • Ausencia del período menstrual dentro de las 6 semanas después del procedimiento
  • Señales y síntomas de depresión . Los cambios hormonales después de un embarazo pueden causar depresión que requiere tratamiento.

Las complicaciones que pueden presentarse incluyen:

  • Tejido que permanece en el útero (productos de la concepción retenidos). Cólicos abdominales y sangrado se presentarán otra vez dentro de una semana del procedimiento.
  • Infección. Los síntomas de fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, dolor y sensibilidad en el abdomen suelen comenzar dentro de 2 a 3 días del procedimiento. Pero usted puede tener una infección grave sin fiebre.
  • Coágulos de sangre que obstruyen el cuello uterino (hematometra). Si el útero no se contrae para expulsar todo el tejido, la abertura del cuello uterino puede bloquearse. Esto impide que la sangre salga del útero. El útero se dilatará y dolerá. Puede haber dolor abdominal, cólicos y náuseas.
  • Sangrado de moderado a intenso (hemorragia). El sangrado puede ser más intenso de lo normal si:
    • Quedan productos de la concepción retenidos en el útero.
    • El útero no se ha contraído hasta volver a su tamaño anterior al embarazo (atonía).
    • Ha ocurrido una ruptura del músculo uterino. En casos poco frecuentes, se desgarra una cicatriz de una incisión uterina cuando se usa un medicamento para inducir contracciones.

Cuando fracasa un aborto médico, debe hacerse un aborto quirúrgico como seguimiento para prevenir complicaciones o el desarrollo de un feto con anomalías.

Examen de seguimiento después de un aborto médico

Se hace una prueba de laboratorio o un examen de seguimiento entre 7 y 14 días después de tomar el medicamento para un aborto médico. Una prueba de laboratorio revisa si hay un nivel bajo de gonadotropina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés), que indica que el embarazo ha terminado. Si le hacen un examen, este puede incluir:

  • Un examen físico.
  • Una prueba de laboratorio, para revisar si el nivel de hCG es bajo.
  • Un análisis de sangre, para revisar si hay anemia .
  • Una ecografía , para confirmar que el útero está vacío.
  • Una conversación sobre el uso de anticonceptivos. Si comenzaron a tomarse medidas anticonceptivas inmediatamente después del procedimiento abortivo, puede tratarse nuevamente el uso correcto del método.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rebecca H. Allen, MD, MPH - Obstetricia y ginecología

Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado29 noviembre, 2017