Generalidades del tema

¿Qué es la autorrelajación?

La autorrelajación (AT, por sus siglas en inglés) es una técnica que le enseña al cuerpo a responder a órdenes verbales que usted le da. Estas órdenes "le dicen" al cuerpo que se relaje y ayudan a controlar la respiración, la presión arterial , los latidos del corazón y la temperatura corporal. La meta de la autorrelajación es lograr una relajación profunda y reducir el estrés . Después de aprender la técnica, usted puede usarla toda vez que necesite o quiera alivio de los síntomas del estrés, o puede practicarla regularmente para disfrutar los beneficios de la relajación profunda y prevenir los efectos del estrés crónico.

La autorrelajación consiste en seis ejercicios básicos que hacen que el cuerpo se sienta tibio, pesado y relajado. Para cada ejercicio, usted está en una postura sencilla (sentado en una silla cómoda o reclinable), se concentra sin ningún objetivo y, luego, usa la imaginación visual e indicaciones verbales para relajar el cuerpo de alguna manera específica.

Usted aprende cada ejercicio leyendo sobre el mismo u observando a un instructor y, luego, practicándolo por unos minutos varias veces al día. Aprender los ejercicios, ya sea de un instructor o por cuenta propia, generalmente se hace a un ritmo lento y constante, y lleva entre 4 y 6 meses dominar los seis ejercicios.

Sin práctica regular, la autorrelajación probablemente no tenga ningún efecto. Por esta razón, solo aquellas personas que están motivadas y comprometidas a aprenderla tienen probabilidades de obtener algún beneficio de la autorrelajación. Pero para aquellos que dominan la técnica, funciona, y puede ser un tratamiento eficaz para el estrés crónico.

No se entiende completamente cómo funciona la autorrelajación, pero sus efectos en el cuerpo pueden medirse. Los especialistas creen que la autorrelajación funciona de maneras que son similares a la hipnosis y a la biorretroalimentación . Los ejercicios permiten la comunicación entre la mente y el cuerpo, permitiéndole a usted tener influencia sobre las reacciones corporales que normalmente no pueden controlarse, como la presión arterial, los latidos del corazón y la temperatura corporal.

¿Para qué se usa la autorrelajación?

La mayoría de las personas usan la autorrelajación (AT, por sus siglas en inglés) para aliviar los síntomas del estrés. También puede ser útil con problemas como la ansiedad, la fatiga y la irritabilidad generalizadas. Algunas personas la usan para manejar el dolor, reducir trastornos del sueño como el insomnio y aumentar su resistencia al estrés.

¿Es segura la autorrelajación?

La autorrelajación (AT, por sus siglas en inglés) es segura para la mayoría de las personas. Antes de comenzar un programa para aprender la AT, vea a su médico para que le haga un examen médico y hable con él o ella sobre los efectos fisiológicos que podría tener la autorrelajación en usted. Si usted tiene una enfermedad grave como la diabetes o una afección cardíaca, aprenda y use la autorrelajación solamente bajo la supervisión de su médico.

Algunas personas tienen un aumento o descenso pronunciado en la presión arterial cuando hacen los ejercicios de AT. Si tiene presión arterial alta o baja, haga que su médico o enfermera se fijen si la autorrelajación está llevando su presión arterial a un nivel más cercano al normal.

Si usted usa la AT para ayudar a controlar alguna enfermedad, incluyendo todos los problemas cardíacos o circulatorios, no la use para reemplazar ningún tratamiento convencional, como los medicamentos.

La autorrelajación no se recomienda para:

  • Niños menores de 5 años.
  • Personas con trastornos mentales o emocionales graves.

Si usted se siente muy ansioso o inquieto durante los ejercicios o a su término, deje de hacer la AT o continúe solamente bajo la supervisión de un instructor profesional de autorrelajación.

Hable con su médico acerca de cualquier práctica de salud complementaria que le gustaría probar o que ya esté usando. Su médico puede ayudarle a manejar mejor su salud si sabe acerca de todas sus prácticas de salud.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Freeman L (2009). Hypnosis. In L Freeman, ed., Mosby's Complementary and Alternative Medicine: A Research-Based Approach, 3rd ed., pp. 215-251. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado3 marzo, 2017

Revisado: 3 marzo, 2017