Bota o yeso de marcha para la fascitis plantar

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Una bota o un yeso de marcha es un tipo de tratamiento no quirúrgico para la fascitis plantar . Por lo general, antes de usar una bota o un yeso de marcha se utilizan tratamientos más sencillos, como descanso, hielo, taloneras o almohadillas para el talón.

Llevar el pie en una bota o un yeso durante varias semanas provoca algo de debilidad en el pie, el tobillo y los músculos de la pantorrilla así como algo de pérdida de flexibilidad. Después de que se retira la bota o el yeso, necesitará cierta rehabilitación para recuperar la fuerza y la amplitud de movimiento. Sin embargo, una bota o un yeso le obliga a descansar el pie. Este descanso puede ser muy útil para la fascitis plantar.

Las botas o los yesos de marcha son algo más costosos y molestos que otros tratamientos no quirúrgicos. Pero si los tratamientos menos costosos no ayudan, a menudo se necesitarán muchas más visitas médicas. Estas visitas se suman al costo total.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Gavin W.G. Chalmers, DPM - Podólogo y cirugía podológica

Revisado21 marzo, 2017