Cambios de estilo de vida que podrían ayudar a prevenir el cáncer

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los expertos creen que entre un tercio y la mitad de todos los cánceres se pueden prevenir.

Eso se debe a que hay determinados aspectos de nuestro estilo de vida, es decir, nuestros hábitos diarios, que pueden aumentar nuestras probabilidades de tener cáncer. Estas son algunas medidas que puede tomar hoy mismo para ayudar a prevenir el cáncer:

  1. Deje de fumar.
  2. Aliméntese bien.
  3. Mantenga un peso saludable.
  4. Manténgase activo.
  5. Protéjase la piel.
  6. Consuma alcohol con precaución.
  7. Tenga relaciones sexuales más seguras.
  8. Hágase chequeos y exámenes con regularidad.
  9. Considere la posibilidad de vacunarse contra el VPH si tiene 26 años o menos.
  10. Evite sustancias y productos tóxicos en el trabajo y en casa.

Su médico puede recomendarle otras cosas en función de sus antecedentes de salud personales. Por ejemplo, tomar aspirina para prevenir el cáncer puede ser una buena idea para algunas personas. Pero tomar aspirina también puede tener riesgos. Así que hable con su médico sobre qué consejos de prevención del cáncer son adecuados para usted.

Deje de fumar

Al dejar de fumar, usted reduce las probabilidades de llegar a padecer varios tipos de cáncer. Fumar aumenta las probabilidades de tener cáncer de pulmón, vejiga, riñón, páncreas, cuello uterino, boca, esófago y garganta.

Dejar de fumar es difícil, pero usted puede conseguirlo con la cantidad adecuada de información y apoyo. Y hay varios medicamentos que funcionan bien para ayudar a las personas a dejar el hábito para siempre. Para obtener información, vea el tema Cómo dejar de fumar .

Y para obtener más ayuda, vea:

Aliméntese bien

Optar por alimentos saludables puede ayudar a prevenir el cáncer.

  • Coma una variedad de verduras, frutas, legumbres (por ejemplo, arvejas y frijoles), pescado, aves y granos integrales.
  • Coma menos carne roja (como carne de res, cabra, cordero y cerdo).
  • Coma menos carnes procesadas (como tocino, perritos calientes, salchichas y determinados embutidos).
  • Coma menos alimentos hechos con granos refinados.
  • Limite los dulces.

Algunos científicos creen que ciertos suplementos pueden ayudar a prevenir el cáncer, pero aún no hay suficiente investigación para demostrarlo. Si desea tomar suplementos para prevenir el cáncer, hable con su médico acerca de lo que es seguro para usted. Consumir alimentos saludables sigue siendo la mejor manera de obtener las vitaminas y los minerales que su cuerpo necesita.

Para obtener ideas y sugerencias, vea:

Mantenga un peso saludable

Si tiene mucho sobrepeso, sus probabilidades de llegar a tener algunos tipos de cáncer son mayores. Además, las personas cuya grasa adicional se encuentra en la zona de la cintura podrían tener un riesgo más alto que aquellas personas cuya grasa adicional se encuentra en las caderas o en los muslos.

Seguir una dieta saludable y hacer más actividad puede ayudarle a alcanzar un peso saludable. Cambiar hábitos de alimentación y ejercicio puede ser difícil. Pero usted puede hacerlo dando pequeños pasos. Para saber cómo, vea Cómo alcanzar un peso saludable: Cambios en el estilo de vida .

Para obtener más ayuda con estos cambios, vea:

Manténgase activo

Hacer actividad todos los días puede prevenir varios tipos de cáncer. Y la actividad regular puede ayudarle a alcanzar y mantener un peso saludable, lo que también puede ayudarle a evitar tener cáncer.

La combinación de hacer actividad física y dormir lo suficiente puede reducir el riesgo de cáncer aún más que la actividad por sí sola, especialmente en el caso de las mujeres.

Si usted no está acostumbrado a hacer actividad todos los días, piense en poner en práctica pequeñas medidas para cambiar sus hábitos. Para obtener más información, vea:

Para obtener más ideas y sugerencias, vea:

Protéjase la piel

La mayor parte de los cánceres de piel están causados por el exceso de sol. Siga estos consejos para ayudar a prevenir el cáncer de piel:

  • Evite exponerse al sol siempre que pueda, especialmente entre las 10 a.m. y las 4 p.m., que son las horas pico de exposición a la radiación ultravioleta (UV).
  • Si tiene que estar al sol, lleve puesta ropa de protección, como un sombrero de ala ancha, una camisa de manga larga y pantalones.
  • Use un protector solar con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de al menos 30 en la piel que no esté cubierta por la ropa. Úselo todos los días, incluso si está nublado. Los protectores solares que dicen "de amplio espectro" pueden proteger la piel de los rayos ultravioleta A y B (UVA y UVB ).
  • Póngase gafas de sol que bloqueen los rayos UV.
  • Aplíquese un bálsamo o una crema de labios con factor de protección solar (SPF) para protegerse los labios de quemaduras solares.
  • Evite las cabinas solares y las lámparas solares, ya que emiten radiación UV y pueden dañar la piel.

Para obtener más información, vea:

Consuma alcohol con precaución

Si bebe alcohol, tenga en cuenta que esto puede aumentar su riesgo de cáncer.

Los expertos no están de acuerdo en qué cantidad es segura, pero la mayoría coinciden en que cuanto más alcohol se bebe, mayor es el riesgo de cáncer.

Si usted es mujer, trate de no consumir más de 1 bebida al día. Consumir alcohol produce estrógeno adicional en el cuerpo, lo que aumenta su riesgo de tener cáncer de seno (mama). Los estudios demuestran que, para las mujeres que tienen antecedentes personales o familiares de cáncer de seno, lo mejor puede ser limitar el alcohol a menos de 1 bebida al día.

Tenga relaciones sexuales más seguras

Tener relaciones sexuales más seguras ayuda a evitar contraer VPH , una infección de transmisión sexual que puede causar cáncer de cuello uterino en las mujeres. Tener relaciones sexuales más seguras incluye usar preservativos (condones) y hablar con cada pareja sexual potencial sobre sus antecedentes sexuales.

Hágase chequeos y exámenes con regularidad

Ir al médico y al dentista para hacerse revisiones regulares es bueno para su salud. Su médico puede programar pruebas de detección regulares de varios tipos de cáncer, como mamografías para el cáncer de seno y pruebas de materia fecal para el cáncer de colon.

La mayoría de las pruebas de detección y los chequeos se hacen para detectar el cáncer temprano, cuando es más fácil de tratar e incluso podría curarse.

Para obtener más información, vea:

Piense en vacunarse

Si tiene 26 años o menos, puede ponerse la vacuna contra el VPH para protegerse contra el virus que puede causar cáncer de cuello uterino . Se aplican tres inyecciones en el curso de 6 meses. La serie de inyecciones se recomienda para las niñas de 11 o 12 años de edad y puede aplicarse en mujeres de 9 a 26 años de edad.

Los hombres de entre 9 y 26 años de edad también pueden aplicarse la vacuna contra el VPH, lo cual podría prevenir el cáncer anal .

Evite sustancias y productos tóxicos en el trabajo y en casa

Vivir o trabajar en lugares insalubres puede enfermarlo. Manténgase alejado de ciertos productos químicos y otras sustancias ambientales que pueden aumentar sus probabilidades de tener cáncer.

  • El asbesto o amianto, un material aislante que se encuentra en algunos edificios antiguos, puede causar tumores, cáncer de pulmón y otras enfermedades.
  • El agua no potable de un pozo rural contaminada con pesticidas u otras sustancias tóxicas de una planta industrial cercana podría causar alergias, cáncer u otros problemas.
  • Tenga cuidado al usar productos de limpieza, pinturas, disolventes y pesticidas. Trate de no usarlos dentro de casa. Si tiene que utilizarlos en el interior, use un ventilador para extraer de su casa los olores y las emanaciones fuertes. Tenga en cuenta que la pintura puede liberar gases residuales durante meses después de su aplicación. Trate de usar pintura sin compuestos orgánicos volátiles .
  • Evite la exposición al benceno, el cual puede causar cáncer. El benceno se encuentra en el humo del tabaco, combustibles almacenados, suministros de pintura, y gases de escape de vehículos en el interior de garajes.
  • El radón es un gas radiactivo que causa cáncer. El radón se encuentra en la roca, la tierra, el agua, algunos materiales de construcción así como en el gas natural. Los estudios indican que casi 1 de cada 15 hogares en los Estados Unidos tiene niveles peligrosos de radón. nota 1 El Director General de Sanidad de los EE. UU. (U.S. Surgeon General) y la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (U.S. Environmental Protection Agency o EPA, por sus siglas en inglés) recomiendan que se hagan pruebas de radón en todos los hogares para determinar sus niveles. Para obtener más información, vea el tema Radón .

Referencias

Citas bibliográficas

  1. U.S. Environmental Protection Agency (2012). A Citizen's Guide to Radon: The Guide to Protecting Yourself and Your Family From Radon. Available online:http://www.epa.gov/radon/pubs/citguide.html.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Michael S. Rabin, MD - Oncología medica

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado3 mayo, 2017