Cáncer durante el embarazo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

En raras ocasiones, el cáncer coincide con el embarazo. Dado que los medicamentos y la radiación que se utilizan para tratar el cáncer pueden ser peligrosos para el feto, una mujer embarazada y sus médicos deben sopesar una serie de factores al planificar su atención, incluyendo:

  • La edad gestacional del feto.
  • El tipo y la ubicación del cáncer.
  • Lo avanzado que está el cáncer.
  • La rapidez con que se está desarrollando el cáncer.
  • Si la mujer tiene otros problemas de salud.

En mujeres no embarazadas, se puede utilizar la cirugía para eliminar el cáncer, dependiendo del tipo de cáncer y de su ubicación. Después de la cirugía para extirpar el cáncer, se puede usar radiación, quimioterapia o una combinación de las dos para eliminar las células cancerosas restantes. Cuando se trata a una mujer embarazada, los médicos ajustan el régimen de tratamiento habitual teniendo en cuenta lo siguiente.

  • La radioterapia para el tratamiento del cáncer no suele utilizarse durante el embarazo porque puede ser perjudicial para el bebé.
  • Si es necesario, pueden usarse pruebas de diagnóstico que utilizan radiación durante el embarazo. Sin embargo, la ecografía y la resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) se consideran más seguras y se utilizan siempre que sea posible.
  • Los medicamentos de quimioterapia generalmente no se utilizan durante el primer trimestre debido a los riesgos para el feto, pero hay algunos que se pueden administrar en forma segura en el segundo y el tercer trimestre del embarazo.

Siempre que sea posible, los médicos tratan de retrasar la quimioterapia durante el embarazo para reducir los efectos sobre el feto. Tales decisiones dependen de lo avanzado que esté el cáncer y de la rapidez con que se está desarrollando.

  • Si el cáncer se diagnostica en el tercer trimestre, tal vez sea posible dejar que el bebé nazca primero, para luego iniciar el tratamiento. Después de que los pulmones del feto estén maduros, una cesárea temprana o un parto inducido puede acortar la espera hasta el tratamiento.
  • Si el cáncer se diagnostica en el primer o segundo trimestre, los médicos pueden tratar de retrasar la quimioterapia tanto como sea posible hasta bien entrado el segundo trimestre.
  • Si se diagnostica cáncer avanzado en el primer trimestre y es necesario hacer radioterapia y quimioterapia inmediatamente, el médico puede recomendar poner fin al embarazo.

Si le han diagnosticado cáncer durante el embarazo, usted colaborará con una serie de profesionales de la salud. Pregúntele a su médico especialista en cáncer (oncólogo) por el nombre de un trabajador social médico licenciado que pueda ayudarla durante su tratamiento. Un trabajador social también puede ayudar a coordinar a los diferentes profesionales involucrados en su atención.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rebecca Sue Uranga, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado21 noviembre, 2017