Cáncer: Tratamiento en el hogar para las náuseas o el vómito

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El tratamiento en el hogar podría ser lo único que se necesita para tratar las náuseas leves causadas por el cáncer o los efectos secundarios de la quimioterapia o de la radioterapia. Si está recibiendo quimioterapia, su médico puede darle medicamentos para prevenir y tratar las náuseas y los vómitos . Asegúrese de hablar con su médico si continúa teniendo problemas después de su tratamiento. Su médico le ajustará los medicamentos para prevenir o controlar sus síntomas.

También podría probar a seguir los siguientes consejos de tratamiento en el hogar:

  • Tome cualquier medicamento para las náuseas (antiemético) según se lo recomiende el médico. Si su médico no le ha recetado medicamentos, pregunte acerca de tomar un medicamento de venta libre para las náuseas, como:
    • Meclizina (Antivert o Bonine).
    • Dimenhidrinato (Dramamine).
    • Un antihistamínico , como Benadryl.
  • Asegúrese de beber líquidos suficientes como para no deshidratarse . Tome frecuentes sorbos pequeños de agua si un vaso entero es demasiado.
  • Asegúrese de comer lo suficiente. Trate de comer 5 o 6 comidas pequeñas en vez de 3 comidas grandes. Y evite comidas que le causen malestar estomacal, como las comidas fritas, picantes, dulces o saladas.
  • Chupe un caramelo de menta o mastique goma de mascar (chicle) de menta. La menta puede relajar los músculos tensos del estómago y ayudar a reducir las contracciones estomacales que podrían estar provocando las náuseas.
  • Pruebe el jengibre, como jengibre confitado o té de jengibre. El verdadero jengibre -no los saborizantes de jengibre- ayuda a reducir las náuseas.
  • Las bandas de acupresión , las cuales están disponibles para los mareos por movimiento (cinetosis), podrían ayudar a reducir las náuseas.

Si tiene vómitos:

  • Descanse más hasta que se sienta mejor.
  • Beba a sorbos una bebida rehidratante para reponer los líquidos y los nutrientes que haya perdido.
  • Después de que se haya detenido el vómito durante una hora, beba 1 onza líquida (30 mL) de líquidos claros cada 20 minutos durante una hora. Entre los líquidos claros se encuentran el jugo de manzana o de uva mezclados a partes iguales con agua, las bebidas rehidratantes, el té suave con azúcar, el caldo claro y la gelatina. Evite los jugos de naranja, toronja (pomelo) y tomate, y la limonada. Evite los jugos de manzana y de uva si también tiene diarrea. No beba productos lácteos, alcohol ni bebidas carbonatadas, como las gaseosas.
  • Si no tiene más vómito, aumente la cantidad de líquidos que bebe a 8 onzas líquidas (237 mL) durante la segunda hora. Si no vomita después de la segunda hora, asegúrese de seguir bebiendo lo suficiente como para prevenir la deshidratación.
  • Cuando se sienta mejor, comience a ingerir sopas claras, alimentos suaves y líquidos hasta que todos los síntomas hayan desaparecido por un período de 12 a 48 horas. El postre de gelatina, el pan tostado seco, las galletas saladas y el cereal cocido son buenas opciones. Trate de mantenerse alejado de los olores fuertes de comida, que pueden empeorar las náuseas.

El ácido del vómito puede erosionar el esmalte de los dientes y causar caries dentales . Enjuáguese la boca con agua después de vomitar. Cepíllese los dientes si puede hacerlo.

Para los días de tratamiento

Comer o beber algo antes de su tratamiento puede ayudarle a sentirse mejor. Algunas personas se sienten mejor si no comen ni beben nada. Fíjese que es lo mejor para usted.

Algunas personas se sienten mal justo antes de sus tratamientos. Para esta clase de náuseas, el medicamento no parece ser eficaz. Pero estas cosas pueden ayudar:

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Si ocurren uno o más de los siguientes síntomas durante el tratamiento en el hogar, comuníquese con su médico:

  • Tiene señales de deshidratación .
  • El vómito ha durado más de 24 horas y no puede retener líquidos en el estómago.
  • Empieza a sentir rigidez en el cuello .
  • Vomita con intensidad.
  • Empieza a tener dolor en el pecho u otros síntomas de un ataque cardíaco .
  • Tiene cambios en la lucidez mental, como somnolencia extrema, cambios de personalidad, confusión, irritabilidad o agitación.
  • Vomita sangre o algo parecido a granos de café molidos.
  • Fiebre de 101°F (38.3°C) o más alta, o fiebre de 100°F (38°C) que dura más de 12 horas.
  • Empieza a tener dolor abdominal o este empeora.
  • El vómito dura más de 2 días.
  • Sus síntomas se agravan o son más frecuentes.

El Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) brinda información adicional sobre cómo prevenir las náuseas y el vómito en www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/nauseas/nauseas-pdq#section/_1

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Jimmy Ruiz, MD - Oncología medica, Hematología

Revisado3 mayo, 2017