Generalidades del tema

¿Qué es la capsaicina?

La capsaicina es el ingrediente que se halla en diferentes tipos de chiles picantes, como los chiles de cayena, que hace que los chiles sean muy picantes. Usted puede consumirla en chiles crudos o cocidos o como polvo deshidratado, el cual puede agregar a comidas o bebidas. También está disponible como suplemento dietético, en cremas tópicas que se aplican en la piel o como parche cutáneo recetado.

¿Para qué se usa la capsaicina?

La capsaicina se usa para ayudar a aliviar el dolor. La capsaicina actúa estimulando primero y reduciendo después la intensidad de las señales de dolor en el cuerpo. Aunque el dolor puede aumentar al principio, suele disminuir después del primer uso. La capsaicina estimula la liberación de un compuesto que se cree que tiene una participación en la comunicación del dolor entre los nervios de la médula espinal y otras partes del cuerpo.

Uso tópico

Cuando usted se aplica una crema, un gel, una loción o una pomada con capsaicina en la piel (uso tópico), puede ayudar a aliviar el dolor de:

Usted puede aplicarse en la piel productos que contienen capsaicina hasta 4 veces al día. Tal vez experimente una sensación de ardor o comezón las primeras veces que usa la capsaicina, pero esto disminuirá gradualmente con cada uso. Lávese bien las manos después de cada uso para evitar que le entre capsaicina en los ojos o en otras membranas mucosas húmedas, donde puede causar una sensación de ardor. No use capsaicina en zonas de piel lastimada.

Se encuentra disponible bajo receta un parche cutáneo de alta dosis (Qutenza). El parche se usa para tratar el dolor nervioso a causa de la neuralgia posherpética. Debe aplicarlo y quitarlo un médico o una enfermera. El parche solo se deja puesto en la piel por hasta una hora, aunque la capsaicina sigue aliviando el dolor después de que se quita el parche.

Uso como suplemento

Cuando usted come chiles picantes o toma capsaicina como suplemento dietético, la capsaicina puede mejorarle la digestión aumentando los líquidos digestivos en el estómago y combatiendo las bacterias que pudieran causar una infección. También puede ayudar a combatir la diarrea causada por una infección bacteriana.

La capsaicina actúa como un antioxidante , protegiendo las células del organismo de daño causado por moléculas perjudiciales llamadas radicales libres . La capsaicina también puede ayudar a prevenir infecciones bacterianas.

La capsaicina también puede diluir la mucosidad y ayudar a expulsarla de los pulmones. También se piensa que fortalece los tejidos pulmonares y que ayuda a prevenir o tratar el enfisema .

¿Es segura la capsaicina?

Los especialistas en los Estados Unidos generalmente consideran que la capsaicina es segura. Pero puede causar algunos efectos desagradables, especialmente para aquellos que no están acostumbrados a ella. Tenga cuidado cuando cocine con chiles picantes o los coma. Comience por pequeñas cantidades, y aumente la cantidad a medida que se vaya acostumbrando.

Es posible tener una reacción alérgica a la capsaicina. Si usted está comenzando a usar capsaicina, ya sea como alimento crudo o preparado o en polvo, comience en pequeñas cantidades. Si usa un producto tópico que contiene capsaicina, debería aplicársela primero en una zona pequeña de la piel para probar si tiene una reacción alérgica.

Para reducir la sensación de ardor, quite las semillas de los chiles antes de comerlos o cocinar con ellos. Además, si come bananas (plátanos) junto con los chiles, puede reducir la sensación de ardor.

No deje que la capsaicina entre en contacto con los ojos u otras membranas mucosas húmedas. Después de tocar capsaicina (o chiles picantes), use vinagre o jabón para lavarse las manos de modo que no propague accidentalmente la capsaicina a los ojos, la nariz o la boca. También puede usar guantes desechables para manipular chiles picantes o aplicarse productos tópicos que contengan capsaicina.

No se aplique productos tópicos que contengan capsaicina en zonas con la piel lastimada.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) no regula los suplementos dietéticos de la misma manera que regula los medicamentos. Un suplemento dietético puede ser vendido con poca o ninguna investigación sobre su eficacia.

Siempre dígale a su médico si está usando un suplemento dietético o si está pensando en combinar un suplemento dietético con su tratamiento médico tradicional. Es posible que no sea seguro que renuncie a su tratamiento médico tradicional y que recurra solo a un suplemento dietético. Esto es especialmente importante para las mujeres que están embarazadas o amamantando.

Cuando use suplementos dietéticos, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Al igual que los medicamentos clásicos, los suplementos dietéticos podrían causar efectos secundarios, desencadenar reacciones alérgicas o interactuar con medicamentos recetados y de venta libre o con otros suplementos que usted podría estar tomando. Un efecto secundario o una interacción con otro medicamento o suplemento podría empeorar otras afecciones de salud.
  • Es posible que la forma en que se fabrican los suplementos dietéticos no esté estandarizada. Debido a esto, lo bien que funcionan o los efectos secundarios que provocan pueden variar entre marcas o aun entre diferentes lotes de la misma marca. La forma del suplemento que usted compra en las tiendas de alimentos naturistas o en las tiendas de comestibles podría no ser la misma que la usada en la investigación.
  • A excepción de las vitaminas y los minerales, se desconocen los efectos a largo plazo de la mayoría de los suplementos dietéticos.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado6 diciembre, 2017