Generalidades del tema

¿Qué es el carbunco?

El carbunco es una enfermedad grave, a veces mortal, causada por una infección con las bacterias del carbunco. Estas bacterias producen esporas que pueden transmitir la infección.

El carbunco en humanos es raro a menos que se diseminen las esporas a propósito. En 2001 se convirtió en una inquietud en los Estados Unidos, cuando ocurrieron 22 casos como resultado de bioterrorismo. La mayoría de aquellos casos afectaron a empleados del correo postal y de los medios que se vieron expuestos a esporas al tocar la correspondencia.

La mayoría de los casos de carbunco ocurren en animales de ganado, como vacas, caballos, ovejas y cabras. Los animales pueden infectarse al comer plantas que crecen en tierra que contiene esporas de carbunco. Las personas pueden exponerse a esporas en productos o carne de animales infectados. Esta no es una gran inquietud en Norteamérica, porque los animales de ganado están vacunados contra el carbunco. Pero las personas pueden contraer carbunco por manipular pieles o productos animales hechos de pieles de animales provenientes de partes del mundo donde el carbunco es más común.

¿Cuál es la causa del carbunco?

El carbunco está causado por las bacterias Bacillus anthracis. Hay tres tipos de infección:

  • Carbunco cutáneo (piel) . Esta infección puede ocurrir cuando las esporas ingresan en el organismo a través de un corte en la piel. La mitad de los casos en los atentados terroristas de 2001 en los EE. UU. fueron de este tipo.
  • Carbuncosis pulmonar . Esto puede ocurrir cuando usted inhala esporas. Es el tipo más grave de infección. La mitad de los casos en los atentados de 2001 fueron de este tipo.
  • Carbunco gastrointestinal (digestivo). Esta clase puede ocurrir cuando usted come alimentos contaminados con las esporas del carbunco. Esto ha ocurrido en regiones en desarrollo de Asia, el Medio Oriente y África, pero no en Norteamérica.

La enfermedad no parece transmitirse de persona a persona. Las personas que entran en contacto con alguien que tiene carbunco no necesitan vacunarse ni tratarse a menos que hayan estado expuestas a la misma fuente de infección.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas y el período de incubación -el tiempo desde la exposición al carbunco hasta que aparecen los síntomas- dependen del tipo de infección que usted tenga.

Con el carbunco cutáneo, los síntomas suelen aparecer entre 5 y 7 días después de la exposición a las esporas, aunque puede pasar más tiempo.

  • El primer síntoma puede ser un pequeño bulto sobresaliente que podría picar.
  • El bulto se convierte en una ampolla indolora llena de líquido y que luego forma un centro negro de tejido necrótico.
  • También puede haber inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de cabeza y fiebre.

Con la carbuncosis pulmonar, los síntomas generalmente aparecen de 1 a 7 días después de la exposición. (Pero pueden pasar hasta 60 días).

  • Al principio, usted puede sentir que tiene gripe, con dolor de garganta, fiebre leve y dolores musculares. Pero usted también puede tener falta de aire, la cual no es común con la gripe. nota 1
  • Pueden producirse graves problemas para respirar, fiebre alta y choque entre 1 y 5 días después.
  • La muerte suele seguir dentro de un día o dos.

Con el carbunco gastrointestinal, los síntomas suelen aparecer dentro de una semana después de la exposición.

  • Al principio, es posible que usted tenga úlceras en la boca, dolor de garganta, problemas para tragar, pérdida de apetito, vómito o fiebre.
  • A medida que la enfermedad empeora, usted puede tener problemas para respirar (debido a la hinchazón en la garganta), diarrea o vómito sanguinolentos o dolor abdominal por la acumulación de líquido.
  • El choque y la muerte pueden seguir dentro de unos pocos días.

¿Cómo se diagnostica el carbunco?

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y sobre cualquier tarea laboral u otras actividades que pueden ponerlo en riesgo de exposición. Si el médico sospecha que usted puede haber estado expuesto al carbunco, se harán pruebas para confirmar exposición o infección. Las autoridades de salud pública también serán informadas sobre una posible infección con carbunco.

El carbunco se confirma cuando las bacterias se identifican a partir de un cultivo de sangre, líquido cefalorraquídeo, llagas cutáneas, o moco de la nariz, las vías respiratorias o los pulmones. Si los resultados de un cultivo no son claros, tal vez tengan que hacerle otros análisis de sangre o una prueba de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) . Puede hacerse una biopsia de una úlcera cutánea.

Si su médico piensa que usted tiene carbuncosis pulmonar, tal vez le hagan una radiografía o una tomografía computarizada del pecho.

¿Cómo se trata?

Se usan antibióticos para tratar todos los tipos de carbunco.

Toda persona que está infectada necesita ser tratada con antibióticos lo antes posible. Comenzar el tratamiento antes de que aparezcan los síntomas puede hacer que la enfermedad sea menos grave y prevenir la muerte. El tratamiento también puede incluir atención de los síntomas en el hospital.

Todo aquel que haya estado expuesto a las esporas del carbunco pero que todavía no se ha enfermado debería ser tratado con antibióticos y unas pocas dosis de la vacuna para prevenir la infección. No todos los que han estado expuestos al carbunco se enferman. Pero como no hay manera de saber quién se va a enfermar y quién no, toda persona que se exponga directamente recibirá tratamiento. Si usted piensa que ha estado expuesto, llame al organismo de seguridad local y a su médico inmediatamente. No tome antibióticos sin hablar antes con su médico.

¿Se puede prevenir el carbunco?

En los Estados Unidos, la vacuna anticarbuncosa se usa para proteger solamente al pequeño número de personas que corren un riesgo mayor de exposición. Estas incluyen:

  • Ciertos miembros del personal militar.
  • Algunos trabajadores de laboratorio.
  • Algunas personas que entran en contacto con animales de otros países.

La vacuna no está disponible para la población en este momento. El riesgo de exposición al carbunco es extremadamente bajo.

Los atentados bioterroristas de 2001 hicieron que mucha gente tuviera nervios al abrir su correspondencia. Si usted recibe un envío de correspondencia que contiene una sustancia en polvo o que parece sospechosa, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (U.S. Centers for Disease Control and Prevention o CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que haga el envío a un lado y no lo vuelva a tocar. Luego, salga de la habitación, lávese las manos con agua y jabón, y llame al 911 para averiguar qué hacer después.

Si tiene inquietudes sobre el carbunco, puede encontrar la información más actualizada a través de los CDC (www.cdc.gov/anthrax).

Preguntas frecuentes

Aprender sobre el carbunco:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Centers for Disease Control and Prevention: Emergency Preparedness and Response (U.S.)
www.emergency.cdc.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Centers for Disease Control and Prevention (2001). Considerations for distinguishing influenza-like illness from inhalational anthrax. MMWR, 50(44): 985-987. Available online: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5044a5.htm.

Otras obras consultadas

  • Duchin J, Malone JD (2009). Anthrax section of Bioterrorism. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 8, chap. 5, pp. 8-16. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Martin GJ, Friedlander AM (2015). Bacillus anthracis (anthrax). In JE Bennett et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, 8th ed., vol. 2, pp. 2391-2409. Philadelphia: Saunders.
  • Shadomy SV, Rosenstein NE (2008). Anthrax. In RB Wallace et al., eds., Wallace/Maxcy-Rosenau-Last Public Health and Preventive Medicine, 15th ed., pp. 1185-1194. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Leslie Tengelsen, PhD, DVM -

Revisado29 marzo, 2017