Cirugía abierta para reparar un aneurisma aórtico abdominal

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

Una cirugía abierta se hace para reparar un aneurisma aórtico abdominal. Se llama cirugía abierta porque el abdomen se abre para que el médico pueda ver y trabajar en la aorta. La cirugía abierta es el método tradicional de reparación.

Para reparar el aneurisma, un médico usa un tubo sintético (llamado injerto) para reemplazar la sección débil y abultada de la aorta en el abdomen. Se usa anestesia general para esta cirugía.

El médico hace un corte grande (incisión) en el abdomen o al costado del abdomen. El médico coloca pinzas en la aorta por encima y debajo del aneurisma. Esto detiene el flujo de la sangre por la zona en la que el médico está trabajando. El médico extrae el aneurisma y coloca el injerto en la aorta. Para algunos aneurismas, el médico deja intacta la pared del aneurisma, y el injerto se coloca dentro del aneurisma.

Después de la reparación de la aorta, el médico retira las pinzas de modo que la sangre pueda circular otra vez por la aorta. Luego, el médico usa puntos de sutura o grapas para cerrar la incisión en el abdomen.

Qué esperar después de la cirugía

Usted permanecerá en el hospital por unos días para recuperarse.

Usted puede prever que el corte (la incisión) en el abdomen le duela por algunas semanas. Se sentirá más fatigado de lo habitual durante varias semanas después de la cirugía. Es posible que pueda hacer muchas de sus actividades habituales después de 4 a 6 semanas. Pero probablemente necesite de 2 a 3 meses para recuperarse por completo.

Tendrá consultas de seguimiento con su médico para que observe cómo se está recuperando. Luego, probablemente tenga controles anuales. Es posible que le realicen una prueba, como una tomografía computarizada o una ecografía , cada algunos años para revisar la aorta reparada. nota 1

Por qué se hace

La reparación de un aneurisma aórtico suele recomendarse si el aneurisma corre el riesgo de reventarse (romperse). Los aneurismas aórticos que son grandes, que causan síntomas o que se agrandan rápidamente se consideran con riesgo de romperse.

En los hombres, suele recomendarse la reparación para un aneurisma aórtico abdominal que tenga un diámetro de 5.5 cm o más. En mujeres, es posible que se recomiende la reparación para aneurismas más pequeños. nota 2

Su médico colaborará con usted para decidir qué tipo de cirugía de reparación, abierta o endovascular, es adecuada para usted. Su médico revisará: nota 3

  • La forma y la ubicación de su aneurisma.
  • Su edad y su salud general, para asegurarse de que está lo suficientemente saludable para operarse.
  • Si puede y está dispuesto a hacerse las pruebas anuales que son necesarias después de una reparación endovascular. Las pruebas se hacen con menos frecuencia después de una cirugía abierta.

Eficacia

Cuando un aneurisma aórtico corre el riesgo de romperse, o de reventarse, los beneficios de reparar el aneurisma pueden superar los riesgos. Reparar el aneurisma reduce el riesgo de ruptura. Y la reparación puede ayudar a una persona a vivir más tiempo. Reparar un aneurisma aórtico más pequeño, el cual no tiene un riesgo tan alto de ruptura, no ayuda a que una persona viva más tiempo. nota 4

Riesgos

La mayoría de las personas que se someten a una cirugía abierta de reparación se recuperan bien. Pero esta cirugía tiene riesgos serios durante su realización y poco después.

Aproximadamente 5 de cada 100 personas mueren durante la cirugía o dentro de los 30 días. nota 4 Este riesgo puede depender de su salud antes de la cirugía y de la ubicación del aneurisma.

Aproximadamente de 9 a 17 de cada 100 personas tienen complicaciones durante la cirugía o dentro de los 30 días. nota 5 Estas complicaciones incluyen problemas con el corazón, los riñones o los pulmones.

Las complicaciones después de la cirugía incluyen sangrado, infección, problemas de colon y problemas con el aneurisma reparado.

Para pensar

Cuando necesite tomar una decisión acerca de repararse un aneurisma aórtico, usted y su médico considerarán los beneficios en comparación con los riesgos. Para algunas personas, un procedimiento de reparación menos invasivo podría ser una buena opción. Pero no todas las personas pueden someterse a este procedimiento. Para obtener más información, vea Reparación endovascular para un aneurisma aórtico abdominal .

Antes de operarse, su médico revisará si usted tiene otros problemas de salud que pudieran aumentar la probabilidad de complicaciones. Estos problemas incluyen enfermedades cardíacas, renales, pulmonares o hepáticas. Fumar y tener presión arterial alta también aumentan los riesgos de complicaciones de la operación.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Braverman AC, et al. (2012). Diseases of the aorta. In RO Bonow et al., eds., Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine, 9th ed., vol. 2, pp. 1309-1337. Philadelphia: Saunders.
  2. Hirsch AT, et al. (2006). ACC/AHA 2005 practice guidelines for the management of patients with peripheral arterial disease (lower extremity, renal, mesenteric, and abdominal aortic): A collaborative report from the American Association for Vascular Surgery/Society for Vascular Surgery, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, Society for Vascular Medicine and Biology, Society of Interventional Radiology, and the ACC/AHA Task Force on Practice Guidelines (Writing Committee to Develop Guidelines for the Management of Patients With Peripheral Arterial Disease): Endorsed by the American Association of Cardiovascular and Pulmonary Rehabilitation; National Heart, Lung, and Blood Institute; Society for Vascular Nursing; TransAtlantic Inter-Society Consensus; and Vascular Disease Foundation. Circulation, 113(11): e463-e654.
  3. Rooke TW, et al. (2011). 2011 ACCF/AHA Focused update of the guideline for the management of patients with peripheral artery disease (updating the 2005 guideline): A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology, 58(19): 2020-2045.
  4. Lederle FA, et al. (2007). Systematic review: Repair of unruptured abdominal aortic aneurysm. Annals of Internal Medicine, 146(10): 735-41. DOI: 10.7326/0003-4819-146-10-200705150-00007. Accessed December 22, 2016.
  5. Schermerhorn ML, et al. (2008). Endovascular vs. open repair of abdominal aortic aneurysms in the Medicare population. New England Journal of Medicine, 358(5): 464-474. DOI: 10.1056/NEJMoa0707348. Accessed December 22, 2016.

Otras obras consultadas

  • Braverman AC, et al. (2012). Diseases of the aorta. In RO Bonow et al., eds., Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine, 9th ed., vol. 2, pp. 1309-1337. Philadelphia: Saunders.
  • Rooke TW, et al. (2011). 2011 ACCF/AHA Focused update of the guideline for the management of patients with peripheral artery disease (updating the 2005 guideline): A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology, 58(19): 2020-2045.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Jeffrey J. Gilbertson, MD - Cirugía vascular

Revisado20 marzo, 2017