Cirugía de derivación con tubo para el glaucoma

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La cirugía de derivación con tubo (cirugía con sedal para el glaucoma ) consiste en colocar en el ojo un tubo de plástico flexible conectado a una bolsa de drenaje de silicona para ayudar a drenar líquido ( humor acuoso ) del ojo. Por lo general, este tipo de cirugía se realiza después de que haya fallado una trabeculectomía. Si a una persona ya se le ha formado o es probable que se le forme tejido cicatricial en el ojo, este tipo de cirugía puede hacerse al principio.

La cirugía de derivación con tubo puede realizarse con la persona dormida ( anestesia general ) o aplicando anestesia solo en el ojo ( anestesia local ).

Qué esperar después de la cirugía

La persona no tiene que ser ingresada en el hospital. Pero es posible que los niños pasen la noche en el hospital después de la cirugía. Y en algunos casos, el médico puede recomendarle que usted pase la noche en el hospital después de la cirugía.

La persona suele ver al médico dentro de un día después de la cirugía de derivación con tubo y de 2 a 5 veces más durante las 6 semanas posteriores a la cirugía, dependiendo de cómo se esté recuperando la persona.

Inicialmente después de la cirugía, se pueden aplicar antibióticos en el ojo. También pueden inyectarse antibióticos debajo del revestimiento del párpado (conjuntiva) en el momento de la operación. Al final de la cirugía, se suele cerrar el párpado con cinta adhesiva y se coloca una cubierta dura (protector ocular) sobre el ojo. Generalmente se aplican medicamentos corticosteroides en el ojo durante alrededor de 1 o 2 meses después de la cirugía para reducir la inflamación en el ojo.

Después de la cirugía, debe evitarse cualquier actividad que pudiera sacudir el ojo. Durante varias semanas después de la cirugía, la persona generalmente debe evitar inclinarse, levantar objetos o esforzarse.

Después de la cirugía, las personas que tienen problemas de estreñimiento podrían tener que tomar laxantes para evitar esforzarse al tratar de evacuar las heces. Esforzarse al evacuar puede aumentar la presión interna del ojo. El médico puede sugerirle que lleve puesto un protector durante la noche para evitar frotarse el ojo cuando duerme.

Por qué se hace

La cirugía de derivación con tubo se utiliza con mayor frecuencia en personas que se han sometido anteriormente a una trabeculectomía que no tuvo éxito, por lo general debido a la formación de tejido cicatricial.

La cirugía de derivación con tubo también se utiliza con frecuencia para tratar el glaucoma cuando una persona tiene:

  • Un caso difícil de glaucoma y el médico opina que otros métodos quirúrgicos pueden fallar.
  • Un tipo de glaucoma en el que se forman nuevos vasos sanguíneos en la parte coloreada del ojo, llamada el iris. Esto se conoce como glaucoma neovascular y se presenta principalmente en personas que tienen diabetes o que tienen enfermedades vasculares en el ojo. Es difícil de controlar.
  • Un trasplante de córnea, que es una operación para reemplazar la superficie transparente en la parte frontal del ojo ( córnea ).

Eficacia

Más de la mitad de las cirugías de derivación con tubo tienen éxito. Se ha demostrado que esta cirugía reduce la presión intraocular (IOP, por sus siglas en inglés) y la necesidad de tratamiento adicional para el glaucoma . nota 1

Riesgos

Las complicaciones de la cirugía de derivación con tubo que pueden presentarse inmediatamente después de operar incluyen:

  • Presión elevada en el ojo, que causa un colapso (glaucoma maligno) del espacio en la parte frontal del ojo (cámara anterior).
  • Inflamación en el ojo.
  • Sangrado o sangre en el ojo (hifema).
  • Ablandamiento del globo ocular debido a la pérdida de líquido (hipotonía).
  • Desplazamiento del tubo, que hace que este entre en contacto con la cubierta transparente del ojo (córnea), el iris o el cristalino. Esto puede afectar la vista o el funcionamiento adecuado del ojo.

Las complicaciones tardías de la cirugía de derivación con tubo incluyen:

  • Formación de tejido cicatricial alrededor del dispositivo. Pueden reducirse las probabilidades de esta complicación si se utilizan medicamentos, tales como esteroides.
  • Ablandamiento del globo ocular debido a la pérdida de líquido (hipotonía), lo cual conduce a una opacificación del cristalino (catarata).
  • Infección en el ojo.
  • Sangre en el ojo (hifema).
  • Desequilibrio muscular del ojo, dando lugar a visión doble.

Para pensar

La cirugía de derivación con tubo no suele utilizarse como primer tratamiento para el glaucoma. La ventaja de la cirugía de derivación con tubo para el glaucoma es que hay una menor probabilidad de cicatrización grave que pueda obstruir la abertura de drenaje. Esto puede ser una consideración importante para las personas que se sometieron a una cirugía previa de glaucoma que no funcionó. Sin embargo, las complicaciones de la cirugía de derivación con tubo también pueden ser graves.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Gedde SJ, et al. (2009). Three-year follow-up of the tube versus trabeculectomy study. American Journal of Ophthalmology,148(5): 670-84.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Christopher J. Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología

Revisado3 marzo, 2017