Cirugía de injerto de derivación de las arterias coronarias: Recuperación en el hospital

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Usted se recuperará en el hospital después de la cirugía de injerto de derivación de las arterias coronarias (CABG, por sus siglas en inglés) hasta que sus médicos crean que es seguro para usted volver a su casa. Durante este tiempo, el personal de la unidad de recuperación cardíaca le ayudará a comenzar su rehabilitación y le enseñará a cuidarse a sí mismo cuando vuelva a su casa. Usted debe demostrar que es capaz de desempeñar funciones diarias básicas, incluyendo caminar y sentarse erguido, antes de que su médico le autorice el alta del hospital.

Determinación de metas para su recuperación

El personal de la unidad de recuperación cardíaca lo asistirá en alcanzar los criterios que les aseguren a ellos que usted estará seguro cuando vuelva a casa. Su familia y amigos pueden cumplir papeles importantes en su recuperación.

Los criterios comunes para que le den el alta del hospital incluyen los siguientes:

  • Usted puede comer de manera adecuada.
  • Usted puede caminar de 100 pies (30 m) a 150 pies (45 m), cuatro veces al día.
  • Su dolor ha sido controlado de modo que no interfiere en sus actividades físicas.

Respiración

Cuando usted llegue a la unidad de recuperación cardíaca, tendrá colocado justo debajo de la nariz un tubo pequeño que suministra oxígeno a los pulmones. Aunque puede ser doloroso, es importante que trate de hacer respiraciones profundas. Hacer respiraciones profundas es la única manera de usar los pulmones plenamente. Si no hace estas respiraciones profundas en forma periódica, tiene más probabilidades de llegar a tener neumonía.

Flexión de los músculos de la pared torácica

Usted ejercitará los músculos de la pared torácica durante su recuperación con un aparato que se llama espirómetro de incentivo. Este aparato requiere que inhale con fuerza por un tubo conectado a una columna de aire que contiene una pelota o un dispositivo similar. A medida que usted toma aire, la pelota dentro de la columna de aire sube. Cuánto sube la pelota muestra cuánto aire inhala usted.

Una persona sana que no ha sido operada generalmente puede inhalar profundamente por el espirómetro hasta que la pelota llega a lo más alto de la columna de aire. Pero cuando usted llega por primera vez a la unidad de recuperación cardíaca, tal vez su capacidad pulmonar solo pueda empujar la pelota hacia arriba hasta la mitad de la columna. Para el final de su estancia en el hospital, usted debería recuperar la plena capacidad de los pulmones. A medida que usa el espirómetro, su enfermera o terapeuta de la respiración también trabajará para que mejore su capacidad respiratoria pidiéndole que respire profundo y tosa. Esta acción mantiene los pulmones moviéndose y aumenta su capacidad.

Eliminación del peso líquido adicional

La mayoría de las personas que se someten a la cirugía CABG retienen grandes cantidades de líquido después de la cirugía. La mayor parte de este líquido suele ser agua. Sus enfermeras se asegurarán de que usted elimine el exceso de líquido:

  • Supervisando atentamente su consumo y eliminación de líquido.
  • Limitando la cantidad de sal en su dieta.
  • Dándole medicamentos (diuréticos) que ayuden a los riñones a eliminar el agua en exceso del organismo.

Alimentación

Antes de que pueda abandonar el hospital, usted debe poder comer y digerir sus comidas. Aunque al principio es posible que no tenga hambre suficiente como para comer mucho, usted necesitará toda la energía que proveen los alimentos a medida que se vuelve más activo los días posteriores a su cirugía CABG. Cuando vuelva a su casa, siga una dieta saludable para el corazón. Si no ha estado comiendo de esta forma, hable con su médico. También podría desear consultar con un dietista. Un dietista puede ayudarle a aprender sobre alimentos saludables.

Anestesia y apetito

Además de hacerle dormir durante la cirugía, la anestesia tiene efectos secundarios. Dos de los efectos secundarios más desagradables son las náuseas y el estreñimiento. Mientras la náusea se aliviará en poco tiempo, el estreñimiento puede darle malestar por varios días después de la cirugía. Sus enfermeras pueden darle un medicamento para estimular las evacuaciones. Pero posiblemente la manera más eficaz para darle fin al estreñimiento sea comer, dado que la comida empujará los desechos por el aparato digestivo.

Sentarse

También debería poder sentarse erguido en una silla por al menos una hora para cuando sea tiempo de dejar el hospital. Sentarse erguido es una buena manera de expandir los pulmones y ayudar a que alcancen capacidad plena. Sentarse también ayuda:

  • A aumentar la fuerza.
  • A mejorar la circulación de la sangre.
  • A aliviar el estreñimiento.
  • A prevenir la neumonía.
  • A prevenir coágulos de sangre en las piernas.

Caminar

Usted deberá tratar de caminar aproximadamente 100 pies (30 m) cuatro veces al día. Esto suele significar un recorrido por el pasillo de la unidad de recuperación cardíaca. Es posible que al principio necesite ayuda. Caminar es especialmente importante porque muestra que usted es capaz físicamente de desplazarse después de dejar el hospital. Caminar también ayuda:

  • A expandir la capacidad pulmonar.
  • A aumentar la fuerza.
  • A mejorar la circulación de la sangre.
  • A aliviar el estreñimiento.
  • A prevenir la neumonía.
  • A prevenir coágulos de sangre en las piernas.

¿Está listo o no?

Es posible que reúna la mayoría de los criterios para volver a su hogar, pero tal vez no pueda hacer ciertas cosas lo suficientemente bien como para volver a casa. En este caso, tal vez vaya a un tipo de establecimiento de vivienda asistida en vez de ir a su casa. Las enfermeras y los especialistas en rehabilitación de un establecimiento de vivienda asistida pueden ayudarle a prepararse para volver a su casa.

Apoyo durante su recuperación

Durante la recuperación, el personal del hospital puede ayudarle mucho. Usted necesitará moverse a pesar de sus incisiones y respirar hondo aunque le duela el pecho.

Equipos médicos que le ayudarán con su recuperación

  • Médicos: Sus médicos (incluyendo su cirujano cardíaco, cardiólogo y varios especialistas) revisarán su progreso diario, lo examinarán, le recetarán y ajustarán sus medicamentos y tratarán cualquier complicación.
  • Equipo de enfermería: Sus enfermeras ayudarán a asegurar que usted tome sus medicamentos, lo asistirán para desplazarse e ir al baño y le controlarán la presión arterial, la temperatura y el pulso. También estarán en la unidad del hospital las 24 horas y pueden ayudarle si tiene cualquier inquietud médica o de otro tipo.
  • Otros miembros del equipo médico que podrían ser parte de un programa de rehabilitación cardíaca incluyen terapeutas de la respiración , terapeutas ocupacionales , fisioterapeutas y dietistas registrados .
  • Apoyo adicional del personal del hospital: Mientras que los médicos y las enfermeras ayudan a asegurar que usted se recupere de su cirugía CABG, otros miembros del personal del hospital pueden asistirlo de otras maneras. Por ejemplo, pueden ayudarle a organizar sus pertenencias, responder preguntas sobre su recuperación y orientarlo a recursos médicos útiles. Trabajar con estos miembros del personal puede ayudarle a alcanzar sus metas de recuperación. Los miembros del personal del hospital que pueden visitarlo durante su estancia hospitalaria incluyen:
    • Un trabajador social, que se asegura de que usted vuelva a su casa con cualquier ayuda o asistencia que pudiera necesitar.
    • Su coordinador asistencial, quien se comunica con su compañía de seguros y puede ayudarle a extender su cobertura de seguros para días de recuperación o necesidades de rehabilitación adicionales.

El regreso al hogar

Al tiempo que se prepara para dejar el hospital, su equipo médico le dará muchas instrucciones acerca de cómo cuidarse. Tal vez quiera tener un archivador o una carpeta para mantener esta información organizada. Es posible que cuando usted esté en su casa, no tenga acceso a muchos de los miembros del personal del hospital que le han ayudado a recuperarse durante su estancia hospitalaria. Por eso, es muy importante que preste mucha atención a todas las instrucciones que le den.

Su estancia hospitalaria es solo el comienzo de su recuperación de la cirugía de CABG. En las semanas que siguen, usted continuará sanando y fortaleciéndose. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico de cómo cuidarse.

Después de regresar a su casa, asegúrese de ir a sus citas de rehabilitación cardíaca. Si no está en un programa, pregúntele a su médico si un programa de rehabilitación es adecuado para usted.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Kulik A, et al. (2015). Secondary prevention after coronary artery bypass graft surgery: A scientific statement from the American Heart Association. Circulation, 131(10): 927-964. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000182. Accessed April 6, 2015.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD - Cardiología, Electrofisiologia

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado David C. Stuesse, MD - Cirugía cardíaco y torácico

Revisado6 diciembre, 2017