Cirugía de injerto de derivación de las arterias coronarias: Cómo se hace

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Durante la cirugía de injerto de derivación de las arterias coronarias (CABG, por sus siglas en inglés), su cirujano usará un vaso sanguíneo sano de otra parte del cuerpo para crear una ruta alternativa, o derivación ("bypass"), alrededor de las secciones estrechadas u obstruidas de las arterias coronarias. Esta cirugía de derivación vascular permite que llegue más sangre al músculo cardíaco.

Su equipo médico observará atentamente sus constantes vitales, como la presión arterial, el ritmo cardíaco y los niveles de oxígeno en la sangre.

Apertura del pecho

Su cirujano le hará un corte, o incisión, en el medio o el costado del pecho. Es posible que corte el esternón y separe la caja torácica. La caja torácica se abre para exponer todos los órganos internos dentro de la cavidad torácica (proceso que se llama esternotomía). Su cirujano luego corta el revestimiento con forma de bolsa que protege al corazón (pericardio) para acceder al corazón mismo. Las arterias coronarias se encuentran sobre las superficies delantera y trasera del corazón.

Extracción de una vena para usar como vaso sanguíneo de injerto

El cirujano puede extraer una porción de un vaso sanguíneo sano de estas partes del cuerpo:

  • Del interior de la pierna
  • Del antebrazo
  • De justo detrás de la pared torácica

Estos vasos sanguíneos se usarán como injertos de derivación alrededor de las porciones estrechadas u obstruidas de las arterias coronarias.

Pierna y brazo. Mientras se le abre la cavidad torácica, el asistente del cirujano puede comenzar a extraerle un vaso sanguíneo sano del brazo (arteria radial) o de la pierna (vena safena).

Uso de una arteria de la pared torácica para un vaso de injerto

Además de la vena safena y las arterias radiales, pueden usarse otros vasos sanguíneos como injertos para la derivación. De hecho, dado que están ubicadas cerca del corazón y de las arterias coronarias, las arterias mamarias internas izquierda y derecha (LIMA y RIMA, por sus siglas en inglés) son preferidas por muchos médicos. Estas arterias tienen dos ventajas particulares además de su ubicación:

  • Las arterias mamarias ya están adheridas a la arteria principal (la aorta). Esto significa que solo su otro extremo debe desconectarse e injertarse sobre la arteria coronaria enferma.
  • Como son arterias, la LIMA y la RIMA están más acostumbradas a una circulación de sangre potente que una vena safena. (Las venas transportan sangre del cuerpo de vuelta al corazón y no se hallan bajo tanta presión). Por lo tanto, la LIMA o la RIMA pueden demostrar ser más durables en los años posteriores a la operación.

Colocación del paciente en la máquina de circulación extracorporal

Después de que se han expuesto las arterias coronarias y que se ha extraído un segmento de vaso sanguíneo para usar, su equipo quirúrgico puede colocarlo a usted en una máquina de circulación extracorporal. Alternativamente, su equipo quirúrgico puede hacer la operación mientras su corazón está latiendo. Si lo colocan en una máquina de circulación extracorporal, le detendrán el corazón temporalmente durante la cirugía para que su cirujano pueda operar en las arterias coronarias. La máquina de circulación extracorporal hace el trabajo del corazón y los pulmones de modo que todas las partes de su cuerpo siguen recibiendo la sangre rica en oxígeno que necesitan para vivir.

Mientras el respirador infla y desinfla físicamente los pulmones, la máquina de circulación extracorporal realiza la tarea principal de los pulmones de añadir oxígeno y extraer los gases no deseados de la sangre. Además, la máquina hace circular la sangre por su cuerpo.

Después de activarse la máquina de circulación extracorporal, se detendrá la sangre que fluye del corazón al resto del cuerpo cerrando la aorta con una grapa y se la desviará por la máquina de circulación extracorporal. El cirujano le detiene el latido cardíaco con un medicamento. El corazón no volverá a latir hasta que se hayan colocado los nuevos injertos.

Omisión de las arterias coronarias enfermas

Su cirujano comenzará a operar en las arterias coronarias. La vena extraída que está en una solución salina estéril se corta en largos adecuados. Su cirujano conectará un extremo del vaso sanguíneo a la aorta y el otro extremo a una porción de la arteria coronaria más allá del lugar de la arteria donde hay un estrechamiento u obstrucción.

En el caso de la LIMA o la RIMA, un extremo permanece conectado a la pared torácica y el otro extremo está conectado a la arteria coronaria. Independientemente del tipo de vaso sanguíneo que se use, la sangre rica en oxígeno se desvía alrededor de la sección estrechada u obstruida de la arteria coronaria y en una sección sana donde pueda irrigar al músculo cardíaco.

Prevención de la pérdida de sangre durante la cirugía

Durante la cirugía, puede derramarse sangre en la cavidad torácica al cortarse pequeños vasos sanguíneos. Para prevenir que esta sangre interfiera en la operación, una enfermera o asistente del cirujano usará un dispositivo de succión (parecido a una pajita o popote grande de plástico) para aspirar la sangre. La sangre entonces se recicla para que vuelva al cuerpo. A pesar de este esfuerzo, no obstante, aproximadamente la mitad de las personas que se someten a la cirugía CABG terminan necesitando una transfusión de sangre.

Reinicio del corazón

Si usted está en una máquina de circulación extracorporal, su médico reiniciará su corazón. Después de que se han cosido los injertos de derivación con puntos fuertes (suturas) donde corresponde, su médico le retirará la grapa de la aorta. Esto permitirá que la sangre fluya al corazón, y el corazón generalmente volverá a latir otra vez.

Cuando el corazón vuelve a latir otra vez, lo retirarán a usted de la máquina de circulación extracorporal. Es posible que su cirujano le aplique un pequeño choque eléctrico, o su anestesista podría administrarle otro medicamento para ayudar a que el músculo cardíaco recupere su ritmo natural.

Cierre de la cavidad torácica

Antes de cerrarle el esternón, su cirujano le colocará varios tubos pequeños dentro de la cavidad torácica, con un extremo saliendo del cuerpo a través de una incisión en la parte superior del abdomen. Estos tubos permitirán el drenaje de cualquier líquido en exceso de su pecho. Su cirujano entonces le cerrará la caja torácica y usará alambres metálicos para unir otra vez las dos mitades del esternón.

Finalmente, su cirujano coserá y unirá los tejidos y los músculos del pecho con puntos muy fuertes, o suturas. Una cirugía sin complicaciones suele durar de 3 a 6 horas, dependiendo de para cuántas arterias coronarias se hagan derivaciones.

Conclusiones

Aunque se considera que el procedimiento de CABG es relativamente seguro, también implica ciertos riesgos. Es importante que usted se informe acerca de los riesgos de la cirugía de CABG de antemano y que hable con su cirujano acerca de cómo su estado de salud actual afectará su riesgo de tener complicaciones.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Hillis LD, et al. 2011 ACCF/AHA Guideline for coronary artery bypass graft surgery: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 124(23): e652-e735.
  • Sabik JF, et al. (2011). Coronary bypass surgery. In V Fuster et al., eds., Hurst's The Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1490-1503. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD - Cardiología, Electrofisiologia

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado David C. Stuesse, MD - Cirugía cardíaco y torácico

Revisado6 diciembre, 2017