Cómo alimentar a su bebé prematuro

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Si su bebé prematuro nació antes de la edad gestacional de 32 a 34 semanas, él o ella no puede alimentarse por boca. Esto se debe a lo siguiente:

  • Deficiente coordinación (o falta) de succión, deglución (tragado) y reflejo faríngeo.
  • Debilidad tanto de los músculos bucales como los abdominales.
  • Pequeña capacidad del estómago.

Hasta que su bebé se vuelva más fuerte y más maduro, la alimentación por sonda se usa para proporcionar leche, fórmula o una combinación de las dos directamente en el estómago. Para el bebé cuyo tubo gastrointestinal todavía no puede digerir correctamente o está afectado por enterocolitis necrosante , la alimentación intravenosa (parenteral) se da por un tubo por el sitio umbilical ( catéter umbilical ) o por una vena.

Cuando su bebé esté lo suficientemente maduro para alimentarse de un pezón, se introduce la alimentación por boca. A lo largo de un período de días o semanas, usted puede reemplazar gradualmente más sesiones de alimentación por sonda o vena con sesiones de amamantamiento.

Los bebés prematuros, incluso aquellos que nacen de la semana 34 a casi la semana 37, a menudo tienen dificultades para alimentarse por boca y pueden necesitar ayuda adicional.

En algunos casos, los médicos recomiendan añadir un agente espesante a la leche del bebé. Hable con su médico acerca de los riesgos y los beneficios antes de usar uno. En cualquier momento que usted tenga problemas para alimentar a su bebé, hable con su médico o enfermera acerca de ello.

Cómo amamantar a su bebé prematuro

Su bebé probablemente necesite comenzar lentamente con la lactancia. Generalmente, una o dos sesiones de amamantamiento al día son suficientes para comenzar. A medida que su bebé gana fuerzas y peso, usted puede comenzar a alimentarlo del pecho más a menudo. Cuando su bebé esté más fuerte, trate de alimentar a su bebé directamente del pecho para todas las sesiones de alimentación. Si es necesario, usted puede usar una jeringa, una taza u otro dispositivo para darle leche materna a su bebé.

Los bebés prematuros pueden tener problemas para aprender a tomar del pecho. Si usted se halla sintiéndose frustrada o preocupada por ello, obtenga ayuda. Tanto las enfermeras como su asesor de lactancia tienen años de experiencia con problemas de alimentación.

A medida que su bebé se alimenta más por boca, es posible que usted no esté disponible para todas las veces que su bebé se alimente por boca. Por lo tanto, su bebé también podría necesitar que lo alimenten con biberón. Colabore con las enfermeras y el asesor de lactancia para decidir si introducirá el biberón y en qué momento.

Si está indecisa sobre el amamantamiento, considere tener varias opciones disponibles. Usted puede sacarse leche de los senos (mamas) para mantener su provisión de leche hasta que haya tenido tiempo de decidir. Cualquier cantidad de leche materna le ofrece a su bebé prematuro mayor protección de infecciones que nada de leche materna. Pero tenga en cuenta que cualquier cosa que consuma usted puede transmitirse a su bebé por la leche materna. Si amamanta, no beba alcohol, no consuma drogas ni fume. Y antes de tomar cualquier clase de medicamento, hierba o vitamina, pregúntele a su médico si es seguro.

En algunos casos, su equipo de atención de salud puede sugerir que use leche materna donada de un banco de leche acreditado. Para saber más de esto, incluyendo cuánto cuesta, hable con su médico, enfermera o asesor de lactancia.

Extracción de leche

Sacarse leche de los senos regularmente mantiene la producción de leche para cuando su bebé esté listo para la lactancia. Usted también puede tener que sacarse leche de los senos para que su bebé la tenga para las sesiones de alimentación por sonda. Si su bebé todavía no puede digerir leche y necesita alimentación intravenosa, se congelará su leche para uso en el futuro.

Mientras usted todavía está en el hospital, hable con un asesor de lactancia y familiarizarse con la bomba extractora de leche eléctrica doble.

Como con todas las cosas nuevas, sacarse leche para su bebé será más fácil con la práctica. Sáquese leche con la frecuencia que su bebé se alimenta, aproximadamente cada 2 o 3 horas y al menos una vez a la noche. Lleve consigo los biberones o bolsas de leche con etiquetas para alimentar a su bebé o para congelar para un uso futuro.

Beneficios de la leche materna

La leche materna tiene beneficios demostrados, especialmente para el frágil bebé prematuro. Los beneficios de la leche materna comparada con la fórmula incluyen mejor inmunidad a infecciones peligrosas, absorción de nutrientes, funcionamiento digestivo y desarrollo del sistema nervioso. Por lo tanto, es probable que su hospital la aliente encarecidamente a que proporcione leche materna para su bebé durante las primeras semanas de vida, como mínimo. Un asesor de lactancia puede ayudar mucho con las preguntas y problemas de extracción de leche y la lactancia, tanto antes como después del nacimiento.

Uso de leche de fórmula

Hay fórmulas hechas solamente para bebés prematuros. Proporcionan la mayoría de los nutrientes que necesita su bebé. Las fórmulas a base de proteína de soya no se recomiendan para los bebés prematuros. nota 1

Después de nacer, un bebé prematuro tiene demandas de energía más altas de lo habitual para su organismo. No importa cómo se alimente a su bebé, es posible que necesite un suplemento de altas calorías para un mejor crecimiento y curación.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Bhatia J, et al. (2008). Use of soy protein-based formulas in infant feeding. Pediatrics, 121(5): 1062-1068.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisor médico especializado Jennifer Merchant, MD - Medicina neonatal-perinatal

Revisado4 mayo, 2017