Cómo almacenar la leche materna

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Dado que el contenido de su leche materna cambia a medida que su bebé se desarrolla, es mejor usar la leche lo más pronto posible después de sacársela o exprimirla. Además, las propiedades antioxidantes así como otras de protección son más importantes y beneficiosas para su bebé cuando la leche materna es fresca. Los componentes protectores de la leche materna disminuyen con la refrigeración y el congelamiento. Pero la leche materna almacenada es lo mejor que hay después de la leche materna fresca como fuente de alimentación completa y nutritiva para su bebé. La leche materna almacenada sigue siendo mejor para su bebé que la leche de fórmula.

La leche materna puede guardarse y usarse de las siguientes maneras: nota 1

  • Conservada a temperatura ambiente [de 60°F (16°C)] a [85°F (29°C)] por 3 o 4 horas. Si la leche fue recolectada en condiciones higiénicas, por ejemplo, con las manos bien lavadas y las partes del sacaleches y recipientes bien limpios, la leche puede conservarse a temperatura ambiente por entre 6 y 8 horas.
  • Conservada en frío en una hielera con sustituto de hielo ("blue ice") [59°F (15°C)] por 24 horas
  • Conservada en frío en el refrigerador [39°F (4°C)] por hasta 72 horas. Si la leche se recolectó en condiciones higiénicas, puede guardarse por entre 5 y 8 días.
  • Conservada en el congelador [4°F (-15.6°C)] por hasta 6 meses

Consejos para un almacenamiento seguro

Siga estos consejos cuando prepare la leche materna para ser almacenada.

  • Asegúrese de lavarse las manos antes de sacarse leche o de manipular la leche que se va a guardar.
  • Los recipientes de almacenamiento deben estar limpios y secos. No necesitan estar esterilizados. Lávelos en agua caliente y jabonosa o en una máquina lavaplatos.
  • Pueden usarse revestimientos de botellas plásticas o pequeñas bolsas "ziplock" para el almacenamiento, en posición vertical dentro de tazas. Asegúrese de que las bolsas sean resistentes y guardadas en un lugar donde no sufran perforaciones o daños.
  • Si planea congelar la leche, deje que haya un poco de espacio en la parte superior de la bolsa, dado que la leche se expandirá al congelarse. También es importante anotar en el exterior de la bolsa la fecha en que se sacó la leche. La fecha ayudará a saber qué leche usar primero y cuándo desechar la leche que no se usó.
  • La leche que se sacó de ambos senos durante la misma sesión puede combinarse en un solo recipiente. Es mejor usar un recipiente que tenga capacidad para suficiente leche para una sesión de alimentación. De ese modo hay menos probabilidades de tener que desechar leche sin usar.
  • Para un control de temperatura más uniforme, guarde la leche al fondo del refrigerador o del congelador.
  • Al descongelar o calentar la leche materna, haga correr agua tibia sobre el recipiente de almacenamiento (el cual puede ser una botella o una bolsa de plástico) hasta que la leche esté medio derretida. Entonces puede calentar el recipiente suavemente en una olla con agua caliente en la hornilla hasta que la leche esté ligeramente tibia al tacto.
  • La leche materna congelada se separará porque la grasa flota en la superficie. Esta separación es normal y no significa que la leche esté en mal estado o que no pueda usarse. Después de descongelar la leche materna, sacuda el recipiente suavemente y la grasa se redistribuirá de manera uniforme.

No:

  • Vuelva a congelar la leche que haya descongelado.
  • Use leche materna descongelada (y luego refrigerada) después de 24 horas.
  • Use un horno de microondas para calentar la leche. Los hornos de microondas calientan en forma despareja, creando sectores calientes que pueden quemarle la boca y la garganta a su bebé.

Hay muy poca investigación sobre la seguridad de refrigerar y volver a usar leche materna sobrante de una sesión anterior. Pero muchos expertos dicen que es mejor desechar cualquier leche materna que haya quedado en el biberón después de una sesión de alimentación.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Academy of Breastfeeding Medicine (2010). Human Milk Storage Information for Home Use for Healthy Full-Term Infants. New Rochelle, NY: Academy of Breastfeeding Medicine.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva

Revisado21 noviembre, 2017