Cómo ayudar a los niños a manejar la presión del grupo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La clase de teatro, que es la favorita de Sophie, es justo al final del día, justo cuando sus amigos están dispuestos a escabullirse de la escuela. Las audiciones para la obra de teatro de la escuela tienen lugar hoy y ella realmente quiere hacer las pruebas. Pero sus amigos le dicen que se salte la clase y que vaya a la ciudad con ellos. Sophie quiere participar en la obra de teatro, pero no quiere decepcionar a sus amigos. Está sintiendo la presión del grupo.

La necesidad de adaptarse a otros niños del mismo grupo de edad es una etapa normal para los niños y jóvenes de edades comprendidas entre los 12 y los 21 años, aproximadamente. En esta etapa, los niños comienzan a tener como modelos a sus compañeros, en lugar de a sus padres, al tratar de decidir muchas cosas, desde qué ropa ponerse hasta la importancia que debe tener la escuela. Usted puede jugar un papel importante en este proceso ayudando a sus hijos a aprender a tomar buenas decisiones cuando se vean influenciados, para bien o para mal, por sus compañeros.

¿Es siempre negativa la presión del grupo?

La gente tiende a centrarse en los efectos negativos de la presión del grupo. Sin embargo, el deseo de ser como sus compañeros también puede ayudar a sus hijos. En el lado positivo, la presión del grupo puede proporcionarles a los niños de esta edad:

  • Amistad, aceptación y una oportunidad para establecer lazos duraderos.
  • Ejemplos positivos de cómo esforzarse y ser honesto, amable y leal.
  • Comentarios y consejos a medida que prueban nuevas ideas, exploran creencias y discuten problemas.
  • Oportunidades para llegar a conocer a gente nueva y solucionar las diferencias.
  • Ánimos para hacer las cosas lo mejor posible y alguien con quien hablar cuando sienten que han fallado.
  • Apoyo para probar nuevos deportes, clubes, actividades, comidas y música.

Desgraciadamente, la presión del grupo también puede dar lugar a comportamientos de riesgo, tales como:

¿Qué hace que los niños sean vulnerables a la presión del grupo?

El factor común que parece hacer que los adolescentes sean vulnerables a la presión del grupo es sencillamente estar en este grupo de edad. Solo hacen las mismas cosas que los chicos de su edad (escuela media a secundaria). Las investigaciones sugieren que la presión del grupo puede ser muy difícil de resistir porque, en esta etapa de su vida, muchos niños y jóvenes:

  • Quieren encajar y ser como otros niños que admiran.
  • Quieren hacer lo que otros niños hacen y tener lo que otros niños tienen.
  • No quieren sentirse raros ni incómodos.
  • Tienen miedo de ser objeto de burlas o ser rechazados.
  • No saben cómo salir de una situación de presión.
  • No están seguros de lo que realmente quieren.

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar?

Al igual que para los adolescentes es normal hacer lo que hacen sus amigos, para los padres también puede ser normal tomarse el comportamiento desafiante de sus hijos como algo personal. Trate simplemente de recordar que sus hijos en realidad no lo están rechazando a usted sino que están tratando de establecer su propia identidad.

Independientemente de que su hijo sea el chico más popular de la clase o alguien que tiene pocos amigos, la presión del grupo puede empujarle a hacer cosas poco saludables.

Los adolescentes aún necesitan la ayuda de un padre para tomar decisiones correctas, incluso si pretenden no necesitarla. Ayúdeles a convertirse en el tipo de personas que usted espera que sean ayudándoles a aprender a:

  • Decir que "no". Puede ser difícil resistir la presión de participar en conductas de riesgo cuando otros niños también lo hacen. Antes de que sus hijos se encuentren en una de estas situaciones, practique el desempeño de papeles ("role play") con ellos. Ayude a sus hijos a decidir cómo responder cuando alguien les diga: "Ven a tomar una copa con nosotros. Es mucho más divertido que estudiar. ¿O eres demasiado cobarde?" O si les dicen: "Me gustas mucho. Vamos a enviarnos mensajes de texto con fotos de nosotros desnudos. Se llama 'sexting'. Todos lo hacen".
  • Desarrollar una buena autoestima. Tómese el tiempo para alabar a su hijo y celebrar sus logros. Los niños que se sienten bien consigo mismos son más capaces de resistir la presión negativa de los compañeros y tomar mejores decisiones.
  • Elegir bien a sus amigos. Esto se refiere también a los amigos en línea. Muchas personas (niños de la misma edad y adultos) tratan de presionar a los niños para tomar malas decisiones. Pero si sus hijos tienen amigos con buenos valores y buena autoestima, ellos pueden ayudar a sus hijos a usar bien las nuevas tecnologías, evitar comportamientos de riesgo y resistirse a la presión de grupo no deseada.
  • Acordar contraseñas especiales. Estas son palabras especiales que sus hijos pueden utilizar cuando desean su ayuda pero no quieren que sus amigos sepan que le están pidiendo a usted ayuda. Por ejemplo, si no se sienten cómodos en una fiesta, sus hijos pueden llamar o enviar un mensaje de texto con una frase acordada como: "Mamá, me duele mucho el oído. ¿Puedes venir a buscarme?"
  • Utilizarlo a usted como excusa. Deje que sus hijos sepan que si alguna vez se enfrentan a la presión del grupo y no saben cómo resistirse, siempre pueden negarse utilizándolo a usted como excusa: "Mis padres me castigarán sin salir durante un mes si hago eso".

Y puede ayudarse a sí mismo aprendiendo a:

  • Mantener la calma. Si sus hijos quieren hacer algo con lo que no está de acuerdo, trate de no reaccionar de manera exagerada. Teñirse el pelo de color morado o usar ropa descuidada puede parecer un acto de rebeldía. Compare ese tipo de comportamiento con el rendimiento de sus hijos en la escuela, los amigos que tienen y la madurez con la que suelen comportarse. Si les va bien en esas otras áreas, trate de no alterarse y resista la tentación de juzgarlos o sermonearlos.
  • Mantenerse informado. Preste atención a las sustancias que los niños de esta edad utilizan, a la forma de vestir y a cómo utilizan teléfonos celulares, redes sociales y otra tecnología punta. Cuanto más sepa, mejor podrá proteger a sus hijos y ayudarles a saber cómo tomar buenas decisiones.
  • Mantenerse involucrado en la vida de sus hijos. Aunque es posible que pretendan no hacerlo, la mayoría de los niños de esta edad aún prestan atención a lo que sus padres les dicen. Siga hablando con ellos acerca de sus intereses, logros y amigos, la música que escuchan y las cosas que les molestan. Hágales saber que usted se preocupa por ellos, pero deje claro que espera que cumplan ciertas reglas. Y siga planeando actividades familiares que incluyan a sus hijos.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2011). Ages and Stages: Stages of Adolescence. Available online: http://www.healthychildren.org/English/ages-stages/teen/pages/Stages-of-Adolescence.aspx.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2011). Child Development: Middle Childhood (9-11 Years Old). Available online: http://www.cdc.gov/ncbddd/childdevelopment/positiveparenting/middle2.html.
  • Lenhart A (2009). Teens and sexting. Available online: http://www.pewinternet.org/Reports/2009/Teens-and-Sexting.aspx.
  • Nemours Foundation/KidsHealth (2009). Peer pressure. Available online: http://kidshealth.org/teen/your_mind/friends/peer_pressure.html#.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Louis Pellegrino, MD - Pediatría del Desarrollo

Revisado4 mayo, 2017