Cómo colaborar con más de un médico

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Muchas personas visitan a más de un médico o profesional de la salud. Su médico de cabecera, como su internista o médico de familia, podrían derivarlo a otro médico para un problema. Es posible que usted vea a un especialista para otro problema de salud. Quizás necesite un cirujano.

Tener muchos médicos puede ayudarle a obtener la mejor atención, pero también puede causar problemas. Si usted no habla con sus médicos a menudo o si sus médicos no hablan entre sí, es posible que:

  • Esté confundido acerca de qué medicamentos debe tomar.
  • No sepa a qué médico debe consultar acerca de un problema de salud.
  • Se le hagan las mismas preguntas una y otra vez o que le hagan repetir una prueba médica.
  • Usted se frustre porque recibe diferentes consejos sobre su tratamiento.
  • Tenga más probabilidades de experimentar errores médicos .

Usted puede evitar o reducir estos problemas y facilitarse las cosas si colabora con sus médicos. A continuación se incluyen algunas medidas que puede tomar.

Tenga un equipo de atención médica

Si usted tiene muchos médicos, piense en ellos como su equipo. Dígale a cada médico que usted espera que él o ella hable con los demás médicos sobre su atención.

  • Anote los nombres de sus médicos y el papel que juegan en su cuidado. Dé a cada médico una copia de esta información.
  • Pídale a su médico de cabecera que coordine su atención. Él o ella conocerá todas las pruebas, medicamentos y tratamientos que usted está recibiendo y le ayudará con cualquier problema.
  • Pida a los otros médicos que informen a su médico de cabecera sobre sus planes de tratamiento, incluyendo pruebas, medicamentos, fisioterapia, cirugías y sugerencias o limitaciones respecto a su alimentación o ejercicio.
  • Pídale a su médico de cabecera que le ayude a elaborar una lista de sus problemas médicos y planes de tratamiento. Esto les ayudará a usted y a su médico a hacer un seguimiento de su atención y a detectar problemas con mayor facilidad.

Si está recibiendo tratamiento tanto para problemas de salud física como mental, asegúrese de que todos sus médicos lo sepan. Un problema puede afectar a otro problema. Por ejemplo, un síntoma de salud mental puede hacer que sea difícil saber que usted tiene un problema físico. Y algunos de los medicamentos que se utilizan para los problemas de salud mental pueden dar lugar a problemas físicos o hacer que estos empeoren.

Colabore con su equipo

Aquí tiene algunas ideas para colaborar con su equipo de atención médica:

  • Pregunte acerca de todos sus problemas de salud cuando visite a un médico, pero concéntrese en las necesidades o preguntas principales.
  • Si no entiende algo que su médico dice o hace, pregunte al respecto.
  • Trate de programar las visitas y las pruebas médicas para el mismo día y en la misma zona de la ciudad. Esto le ayudará a ahorrar tiempo y le resultará más conveniente.
  • Pregunte a los médicos o a sus empleados cuánto durará cada visita, incluyendo el tiempo en la sala de espera. Saber qué esperar puede aliviar sus sentimientos sobre el tiempo que dedica a su atención médica.
  • Pregunte a sus médicos si puede utilizar el correo electrónico para hacer preguntas y enviar las respuestas a los otros médicos. Es importante que los otros médicos conozcan la respuesta que obtiene de uno de los médicos. Asegúrese de preguntar acerca de la seguridad del correo electrónico y los tipos de preguntas que se hacen mejor por correo electrónico.
  • Pida a sus médicos que compartan los resultados de las pruebas con usted y con los otros médicos. No es buena idea que tenga que hacerse la misma prueba dos veces o que tenga esperar durante días mientras un médico le pide a otro los resultados de una prueba.

Consiga el asesoramiento adecuado

Tener más de un problema de salud puede ser confuso. Es posible que tenga problemas para entender lo que se supone que debe hacer para cada problema de salud.

He aquí algunos ejemplos:

  • Un médico podría sugerir una dieta rica en proteínas para la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) , mientras que otro desea que limite las proteínas.
  • Es posible que le pidan que use medicamentos corticosteroides para la EPOC, pero también que los evite porque tiene diabetes .
  • Un médico tal vez desee que usted haga ejercicio de una manera determinada, mientras que otro podría decirle que debe evitar el ejercicio.
  • Un médico puede sugerir una cirugía en un hospital, pero es posible que usted desee utilizar otro hospital.
  • Un médico podría solicitar una tomografía computarizada , pero usted cree que se acaba de hacer una el mes pasado con otro médico.

Si recibe diferentes instrucciones de diferentes médicos:

  • Dígalo de inmediato. Pídale al médico en cuestión que llame al otro médico y que hablen sobre el mejor enfoque.
  • Póngase en contacto con su médico de cabecera. Solicite que él o ella le ayude a determinar lo que usted tiene hacer.
  • Recuerde que es su equipo y que sus deseos son importantes. Por ejemplo, si un hospital cerca de usted y uno más alejado ofrecen el mismo cuidado, informe a su equipo de que la distancia es importante a la hora de elegir un hospital.
  • No actúe hasta que esté seguro. Por ejemplo, si cree que acaba de hacerse una prueba, no programe otra hasta que sepa si la necesita o si ya se la ha hecho.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado9 octubre, 2017