Cómo cuidarse si toma varios medicamentos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas a menudo tienen que tomar muchas pastillas.

Eso puede causar problemas. Si usted toma más de un medicamento que funciona de la misma manera, podría estar consumiendo una dosis demasiado alta. A veces, se producen interacciones negativas entre los medicamentos.

De modo que es muy importante que les pida a todos los médicos que vea que examinen su lista completa de medicamentos. Con su ayuda, el médico puede asegurarse de que todos los medicamentos que tome actúen bien juntos. Y también puede cerciorarse de que no está tomando ninguna pastilla que ya no necesite.

Mientras más medicamentos tome, más altas son las probabilidades de tener problemas. Es más probable que ocurran problemas si:

  • Ve a más de un médico y no les informa a cada uno de los medicamentos que toma.
  • Va a más de una farmacia. A menos que usted se lo diga, es posible que esos farmacéuticos no sepan todos los medicamentos que toma.
  • Usted es un adulto mayor. A medida que envejece, su organismo se vuelve más lento. Algunos medicamentos permanecen por más tiempo en el sistema.
  • Un medicamento le da efectos secundarios, de modo que usted toma otro para sentirse mejor.
  • Toma hierbas o vitaminas sin consultar primero con su médico o farmacéutico.

¿Qué se considera como medicamento?

Básicamente, cuenta cualquier cosa que tome, tanto si se la recetó el médico como si la compró sin receta.

Muchas personas no entienden que las hierbas, los remedios caseros, los suplementos dietéticos y las vitaminas pueden tener efectos potentes en el organismo.

Por ejemplo, el ginseng y los suplementos a base de ajo pueden aumentar sus probabilidades de sangrado. Esto podría ser peligroso si toma aspirina o algún otro medicamento que previene la formación de coágulos de sangre, que también pueden aumentar la probabilidad de sangrado.

¿Cómo se pueden evitar los problemas?

Mantenga informado a su médico.

Haga una lista de todo lo que toma. No olvide pastillas como medicamentos para el resfriado o la aspirina. Guarde una copia en su bolso o en su cartera o billetera.

Lleve la lista a cada visita con el médico o cada vez que vaya al hospital. Algunos médicos desean que usted lleve todos los frascos de pastillas consigo.

Aprenda acerca de sus medicamentos.

Siga las indicaciones de la cantidad de medicamentos que debe tomar y cuándo. Sepa a qué efectos secundarios debe prestar atención.

Lleve la cuenta de los resurtidos y de cuándo tiene que conseguirlos.

Pregúntele a su médico si hay algún medicamento que no debería tomar.

Pregunte si hay medicamentos que ya no necesita tomar.

Es una buena idea preguntarle esto a su médico con regularidad, tal vez cada 6 meses o cada año.

Pero nunca deje de tomar un medicamento sin consultar antes con su médico.

No tome nada nuevo sin consultar.

Nunca tome ninguna clase de medicamento sin preguntarle a su médico o a su farmacéutico sobre el mismo.

Pídale a su médico o farmacéutico que pase su lista de medicamentos por un verificador de interacción de fármacos. Este es un programa de computadora que comprueba si hay medicamentos que puedan causar problemas si se toman juntos.

Use solo una farmacia si puede.

Si va a más de una, asegúrese de que cada una tenga una lista completa de todos sus medicamentos.

Antes de surtir cualquier receta nueva, pregunte si el nuevo medicamento pudiera causar problemas con las pastillas que ya está tomando.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Theresa O'Young, PharmD - Farmacia clínica

Revisado9 octubre, 2017