Cómo elegir un hogar para ancianos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Al considerar mudarse a un hogar para ancianos, también llamado residencia de ancianos o centro residencial, usted puede tomar medidas para asegurarse de que elige el lugar que mejor se adapte a sus necesidades.

  • Visite varios hogares para ancianos con su familia. La mayoría de los hogares para ancianos tienen un coordinador de ingresos que puede responder a sus preguntas y mostrarle las instalaciones. Hable sobre lo que le gusta y le disgusta de cada institución. Podría ser útil llevar notas escritas sobre cada institución. No dude en solicitar material escrito de cada establecimiento que visite. Es posible que desee visitar cada uno más de una vez.
  • ¿Se encuentra el hogar para ancianos en un lugar conveniente para su familia? Tal vez desee elegir un hogar para ancianos que sus familiares puedan visitar con frecuencia.
  • Tenga en cuenta el aspecto del hogar para ancianos. ¿Está limpio y libre de olores? ¿Es un entorno seguro? El hogar para ancianos debe tener detectores de humo y rociadores. Debe haber barandillas (pasamanos). Las salidas deben estar claramente marcadas y sin obstáculos. Los pasillos y las habitaciones deben estar libres de obstáculos. No debe haber derrames en los pisos. La temperatura dentro de las instalaciones debe ser agradable.
  • El gobierno de cada estado supervisa la concesión de licencias para los hogares de ancianos. El informe de la inspección estatal más reciente debe estar disponible para que el público pueda leerlo. Si no está fijado en un lugar visible, no dude en pedir que le dejen ver una copia. El informe de la inspección estatal le avisará de cualquier infracción que el establecimiento haya cometido y de las medidas que se hayan adoptado para corregir esas infracciones. Además de las normativas estatales, la Administración para el Financiamiento de la Atención Médica (HCFA, por sus siglas en inglés) es la rama del Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno federal que supervisa los programas de Medicare y Medicaid. La HCFA ofrece reembolsos de Medicare y Medicaid a los hogares para ancianos para que atiendan a las personas mayores y a las personas discapacitadas. La HCFA inspecciona regularmente los hogares para ancianos a fin de asegurar que se cumplan las normativas de Medicare y Medicaid. No dude en preguntar a los responsables del establecimiento acerca de las inspecciones estatales y federales más recientes.
  • Pregunte acerca de sus licencias. El hogar para ancianos y su administrador deben tener licencias para operar concedidas por el estado en el que usted vive.
  • Hable con el coordinador de ingresos acerca de las prácticas de contratación del hogar para ancianos. ¿Tiene el hogar para ancianos un proceso para averiguar si los empleados potenciales tienen antecedentes de maltrato?
  • ¿Cuál es el nivel educativo del personal? Muchos hogares para ancianos son atendidos principalmente por auxiliares de enfermería certificados (CNA, por sus siglas en inglés), que proporcionan la mayor parte de la atención a los residentes. Los programas de capacitación para los CNA varían según cada estado. La mayoría de los programas de formación duran de varias semanas a varios meses y ofrecen capacitación para el cuidado de personas mayores, personas confinadas en el hogar y personas enfermas. Una enfermera licenciada (LPN, por sus siglas en inglés) o una enfermera titulada (RN, por sus siglas en inglés) debe estar disponible en todo momento para supervisar la atención proporcionada por los CNA. ¿Qué tipo de formación continuada recibe el personal?
  • ¿Puede el hogar de ancianos retener al personal cualificado o tiene elevado movimiento de personal? Hacer visitas en más de una ocasión le dará la oportunidad de ver si los mismos empleados están presentes de manera constante.
  • Pregunte acerca de los servicios médicos que ofrece cada institución. ¿Podrá su médico dirigir sus cuidados, o tiene que ser el director médico del hogar de ancianos quien supervise su atención? Si un director médico gestionará su atención, ¿con qué frecuencia realiza él o ella visitas? ¿Podrá usted hablar con el director médico si tiene preguntas o inquietudes? ¿Está el director médico dispuesto a reunirse con usted y su familia si fuera necesario?
  • Visite el departamento de dietética y nutrición de cada establecimiento. Visítelo a la hora de comer. ¿Se sirven a tiempo las comidas? ¿Tienen aspecto apetitoso las comidas? ¿Qué medidas se tomarán para manejar sus necesidades dietéticas específicas? Si usted no es capaz de alimentarse por sí solo, debe haber personal fácilmente disponible para ayudarle.
  • Mire las habitaciones de los residentes. ¿Hay habitaciones individuales disponibles, o tendrá que compartir su cuarto con otro residente? ¿Podrá llevar sus propios muebles? Debe haber abundante espacio y las habitaciones deben estar libres de obstáculos. ¿Hay televisores y teléfonos disponibles en cada habitación? Pregunte acerca de los cuartos de baño. ¿Tendrá usted su propio baño o tendrá que compartirlo?
  • ¿Hay disponible una zona agradable afuera, como un patio o una zona ajardinada?
  • ¿Hay una zona para que jueguen los niños?
  • ¿Se permiten mascotas y plantas?
  • Observe a los residentes. ¿Parecen estar limpios y cómodos? ¿Es amable y atento el personal de la residencia? Preste atención al tiempo que toma responder a las luces de llamada. ¿Ve usted a empleados ayudando a los residentes a cambiar de postura con regularidad (por ejemplo, darse vuelta en la cama o trasladarse de la cama a una silla)? ¿Cómo maneja el personal a los residentes confusos o agresivos? ¿Cuál es la política del hogar de ancianos para inmovilizar a los residentes confusos o agresivos?
  • Pregunte acerca de los servicios que hay disponibles en el establecimiento. ¿Tiene el hogar para ancianos un director de actividades sociales que supervisa eventos para los residentes? Debería haber una variedad de actividades disponibles que sean de interés para un gran número de residentes. ¿Se ofrecen servicios religiosos? ¿Ofrece el establecimiento los servicios de una peluquera o un barbero? ¿Qué servicios de lavandería se encuentran disponibles? ¿Se ofrecen cuidados paliativos para enfermos terminales u otros servicios especializados (como atención para la enfermedad de Alzheimer) y, si así fuera, hay una lista de espera para estos servicios? Llame o visite un programa local de cuidados paliativos al final de la vida para preguntar con qué hogares de ancianos trabajan con mayor frecuencia.
  • Pregunte acerca de costos y opciones de pago. El costo de los hogares para ancianos puede variar mucho, dependiendo de la institución y del tipo de atención que se ofrezca. Los costos mensuales pueden variar desde $2,500 hasta $3,000 o más. Muchas personas pagan por los servicios de un hogar para ancianos de sus propios recursos personales. Algunas personas pagan un seguro de cuidado a largo plazo que ayuda a cubrir algunos de los gastos de un hogar para ancianos. Medicaid y Medicare ofrecen recursos limitados para personas que cumplen con los requisitos. Para obtener más información sobre los servicios de hogares para ancianos y los beneficios de Medicare y Medicaid, puede llamar al número gratuito (1-800-633-4227) o visitar el sitio web de Medicare (www.cms.gov).

Para saber más acerca de cómo elegir un hogar para ancianos, vea:

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Shelly R. Garone, MD - Medicina Paliativa

Revisado6 octubre, 2017