Cómo encontrar un buen calzado

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los siguientes consejos sobre el calzado adecuado podrían prevenir los problemas o las lesiones en los dedos de los pies, en los pies mismos o en los tobillos.

  • Haga que le midan los pies con regularidad. El tamaño de los pies puede cambiar a medida que usted envejece.
  • Haga que le midan ambos pies. A menudo, un pie es más grande que el otro. El calzado debe adaptarse al pie más grande.
  • No elija el calzado basándose en el tamaño que se indica en su interior. Los tamaños varían entre marcas y estilos de calzado. Elija los zapatos de acuerdo a cómo le calcen.
  • Elija un zapato que se ajuste lo más posible a la forma del antepié (la parte delantera y más ancha del pie).
  • Busque calzado amplio que tenga una puntera ancha con más espacio para los dedos y la parte anterior del pie. Debería poder mover los dedos de los pies dentro de los zapatos.
  • Asegúrese de que el talón se asiente cómodamente en el zapato evitando que se mueva o deslice lo más posible.
  • Si puede, evite los zapatos de tacón alto, estrechos y en punta. Los zapatos de tacón alto aumentan la presión en la parte delantera del pie. Si no puede evitar usar zapatos de salón o de tacón alto, elija un par que le dé a los dedos de los pies más espacio.
    • Elija zapatos con tacones que no tengan más de 2 pulgadas (5 cm) de alto.
    • Alterne estos zapatos con otros que sean planos y amplios para que los dedos de los pies puedan moverse libremente.
  • Busque zapatos hechos de materiales que "cedan" o se estiren. Este calzado será el más cómodo para los dedos de los pies y los pies mismos.
  • Busque calzado que no tenga costuras. Esto evitará que la piel se roce o irrite.
  • Considere el calzado con cordones que tenga una puntera ancha y amplia para que los dedos del pie tengan suficiente espacio para extenderse. El calzado deportivo es una buena opción. Los zapatos con empeine alto y cordones pueden proporcionar apoyo al pie y al tobillo.
  • Para usar en casa, considere sandalias, zapatos planos de cuero suave, pantuflas o calzado de tela de bajo costo. Si usted tiene una articulación agrandada en el dedo del pie, corte un agujero en los zapatos de tela.
  • Compre sus zapatos al final del día, cuando los pies están más hinchados. El tamaño del pie puede variar media talla entre la mañana y la noche o después de un día de trabajo. Y póngase el tipo de calcetines que usaría más a menudo con los zapatos para asegurarse de que le queden bien.
  • Permanezca de pie mientras se prueba los zapatos dado que el pie se alarga cuando usted está de pie. Debería haber alrededor de un dedo de anchura [aproximadamente 0.5 pulgada (13 mm)] de espacio entre el dedo del pie más largo y la punta del zapato. Para una mayor comodidad, el ancho del zapato no debe ser inferior a 0.25 pulgada (6 mm) que el ancho del pie cuando está parado.
  • Camine por la zapatería para asegurarse de que los zapatos le queden bien en ambos pies.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD, MMEd, FRCPC - Medicina de emergencia

Gavin W. G. Chalmers, DPM, FACFAS - Podólogo y cirugía podológica

Revisado29 noviembre, 2017