Cómo evaluar el dolor en un niño

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Cuando un niño tiene dolor, sus padres por lo general lo saben. Pero el dolor puede ser difícil de describir para un niño. Un niño de más edad puede ser capaz de describir el dolor como agudo o de tipo cólico o decir si el dolor aparece y desaparece (intermitente). Un niño que tiene entre 18 meses y 3 años de edad puede quejarse de dolor o decirle que no se siente bien. Pero las señales de dolor en un niño muy pequeño a veces pueden ser difíciles de reconocer. Esté alerta a cambios en la manera de actuar del niño.

Las señales que se enumeran a continuación pueden ayudarle a decidir si el dolor de su hijo es leve, moderado o grave. Un niño con dolor grave mostrará más de estos comportamientos, los comportamientos serán más constantes y a usted le resultará más difícil consolar al niño. Esté atento a:

  • Cambios en el comportamiento habitual. Su hijo podría comer menos o estar molesto o inquieto.
  • Llanto, gruñidos o aguantar la respiración.
  • Llanto inconsolable.
  • Expresiones faciales, como ceño fruncido, frente arrugada, ojos cerrados o aspecto enojado.
  • Cambios en los hábitos de sueño, como despertarse frecuentemente o dormir más o menos de lo habitual. Incluso los niños con dolor grave pueden dormir siestas cortas porque están muy cansados.
  • Movimientos corporales, como cerrar los puños, proteger una parte del cuerpo (especialmente al caminar), dar patadas, aferrarse a quien lo sostenga o no moverse.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD, MMEd, FRCPC - Medicina de emergencia

Revisado9 octubre, 2017