Generalidades del tema

Para hacer un cambio, use metas para trazar su camino al éxito. Dos tipos de metas pueden ayudarle a hacer esto: metas a largo plazo y a corto plazo.

Metas a largo plazo

Una meta a largo plazo no es algo que usted pueda hacer totalmente de una vez. Es la meta que lo inspira y que le mostrará lo lejos que ha llegado cuando la complete. Suele ser una meta que usted espera alcanzar en 6 meses o un año.

Una meta a largo plazo podría ser caminar por 1 hora 3 veces a la semana. Para mantener esto, piense en lo orgulloso que estará cuando logre esta meta.

Cuando alcance su meta a largo plazo, puede mantenerse renovado fijándose nuevas metas. Con la ayuda de metas, ¡usted puede ir tan lejos como quiera!

No se olvide de anotar sus metas. Pueden cambiar, pero usted querrá un registro. Anotarlas es una gran manera de comenzar su plan para mejorar su salud.

Metas a corto plazo

Las metas a corto plazo le ayudan a lograr su meta a largo plazo. Lo mantienen en su rumbo cada día. Suelen ser metas que usted espera alcanzar mañana o la semana que viene.

Un ejemplo debería ser comenzar a usar las escaleras en el trabajo, o dar una caminata de 10 minutos y progresar a caminar 3 veces a la semana. Las metas a corto plazo deberían ser fáciles de hacer y aumentarán a medida que progresa.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christine R. Maldonado, PhD - Salud de la Conducta

Revisado7 diciembre, 2017