Cómo fumar menos cigarrillos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Una reducción en el consumo de tabaco es un cambio consciente en la cantidad que usted fuma. Puede prepararle para dejar de fumar en una fecha posterior, incluso si la fecha en que deja de fumar está aún muy lejana. Reducir el consumo de tabaco tiene algunas limitaciones y no debería ser una meta en sí dado que no está claro que reduzca los riesgos para la salud que el fumar conlleva.

  • Las personas que fuman solo unos pocos cigarrillos tienen más problemas de salud que las personas que no fuman.
  • Las personas que reducen la cantidad de cigarrillos que fuman tienden a cambiar la manera en que inhalan las bocanadas de humo a fin de obtener más nicotina de cada cigarrillo. A este proceso se le llama compensación de nicotina.
  • Puede ser difícil mantener una reducción en el consumo de tabaco con el tiempo.
  • Lo mejor es utilizar la reducción en el consumo de tabaco como un paso hacia abandonar el hábito, no como un fin en sí mismo.

Si usted reduce su consumo de tabaco como un paso hacia abandonar el hábito, esto podría ayudarle a dejar de fumar para siempre. Reducir poco a poco la cantidad de cigarrillos que fuma y pasar más tiempo sin fumar puede ayudarle a sentir que tiene más controlado su hábito de fumar. Tendrá menos dependencia de la nicotina, lo cual puede hacer que le resulte más fácil dejar de fumar.

Métodos para fumar menos

Entre los métodos para reducir el consumo de tabaco se incluyen los siguientes:

  • Cada semana, elija unos pocos cigarrillos específicos a los que va a renunciar (por ejemplo, los que fuma en el automóvil de camino al trabajo).
  • Poco a poco, aumente el tiempo entre cigarrillos.
  • Fume solo durante las horas pares o impares.
  • Limite el fumar a ciertos lugares (al aire libre, no en el trabajo, no en el automóvil).
  • Espere hasta lo más tarde que pueda en el día para empezar a fumar.
  • Trate de pasar un día sin fumar.

En los estudios de investigación, los medicamentos de terapia de reemplazo de la nicotina ayudaron a los fumadores a reducir la cantidad que fumaban. Pero el uso de la terapia de reemplazo de la nicotina con este fin no ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Su médico puede aconsejarle respecto al uso de medicamentos para reducir la cantidad de tabaco que fuma.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christine R. Maldonado, PhD - Salud de la Conducta

Revisado29 noviembre, 2017