Cómo guardar insulina y precargar jeringas

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La insulina puede dañarse y perder su eficacia si no se guarda correctamente.

  • La insulina sin abrir que está envasada en pequeños frascos de vidrio (ampollas) debe guardarse en el refrigerador.
  • La insulina líquida que está envasada en pequeños cartuchos (con varias dosis) es más estable. Estos cartuchos se usan en dispositivos que tienen forma de bolígrafos (plumas de insulina) con agujas adheridas desechables. Guarde las plumas y los cartuchos sin abrir en el refrigerador. Después de abiertos, guárdelos a temperatura ambiente.
  • Los cartuchos con insulina en polvo vienen envasados en bloques de tres en tarjetas selladas en papel metálico. Guarde los paquetes en papel metálico sin abrir en el refrigerador. Después de abrir un paquete de papel metálico, use el contenido dentro de los 10 días. Y después de abrir un bloque de tres, deseche toda la insulina sin usar después de 3 días.

Siempre lea la información del paquete de insulina que indica la mejor manera de guardar la insulina.

Usted puede mantener frascos abiertos consigo si los guarda en un lugar oscuro. Los frascos no deberían estar expuestos a temperaturas inferiores a 36°F (2.2°C) o superiores a 86°F (30°C). Nunca deje la insulina al sol o en un auto caliente, porque la luz solar y el calor reducen la potencia de la insulina.

Evite sacudir demasiado los frascos de insulina y los cartuchos de insulina líquida para prevenir la pérdida de potencia del medicamento y evitar la formación de grumos, la floculación (aglutinación) o la sedimentación de partículas. Siga la información de almacenado provista por el fabricante.

La primera vez que use un frasco de insulina, anote la fecha en la etiqueta del frasco. Siembre guarde un frasco adicional de cada tipo de su insulina en el refrigerador.

Si no puede preparar una dosis de insulina pero puede aplicar la inyección, tal vez necesite que alguien le prepare su dosis de insulina. Un familiar, un amigo o un profesional de la salud puede precargar jeringas de insulina para usted. Si precarga jeringas:

  • Guarde las jeringas precargadas en el refrigerador con la aguja apuntando hacia arriba para evitar que la insulina obstruya la abertura de la aguja. Las jeringas cargadas con un tipo de insulina (en vez de insulina mezclada) se conservarán por alrededor de un mes. Lea y siga todas las indicaciones en la etiqueta.
  • Guarde las dosis diferentes por separado. Por ejemplo, si su dosis de la mañana es diferente de su dosis de la noche, guarde las inyecciones de la mañana y de la noche en recipientes distintos.
  • Antes de usar una jeringa precargada, permita que la jeringa se entibie por entre 5 y 10 minutos. Gire suavemente la jeringa entre las manos para entibiar la insulina. Si la jeringa contiene insulina turbia, asegúrese de que todo el polvo blanco esté disuelto antes de aplicar la inyección.
  • Otra opción es usar una pluma de insulina. No tiene que poner insulina en una jeringa. Usted pone un cartucho de insulina en la pluma. No comparta plumas de insulina con ninguna otra persona que use insulina. Aun cuando se cambie la aguja, una pluma de insulina puede contener bacterias o sangre que podrían enfermar a otra persona.
  • Las plumas desechables vienen ya cargadas con una cantidad fija de insulina que está lista para usar. Cuando se agota la insulina, se desecha la pluma. Usted utiliza una pluma nueva la próxima vez que necesite insulina.
  • Antes del primer uso, las plumas o los cartuchos de insulina se guardan en el refrigerador. Después, usted puede guardarlos a temperatura ambiente. Generalmente expiran dentro de un mes de abiertos. Siga las indicaciones para guardar y usar la insulina.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado

David C. W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado7 diciembre, 2017