Cómo prepararse para una recaída en el consumo de alcohol o drogas

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Abstenerse de consumir sustancias , ya sea alcohol o drogas, es muy difícil. Muy pocas personas tienen éxito la primera vez que lo intentan. Un desliz o una recaída son probables.

  • Un desliz es la primera vez que vuelve a consumir una droga o alcohol después de haber detenido su consumo, o tener episodios breves de consumo en momentos posteriores.
  • Una recaída es no poder evitar consumir drogas o mantenerse sobrio con el tiempo. Puede ocurrir si tiene una serie de deslices juntos o un desliz que lleva a un mayor consumo de drogas o alcohol durante un período más largo. Es más probable que ocurra unos meses después de que haya dejado de consumir drogas o alcohol.

Un desliz o una recaída no significan que usted o su tratamiento hayan fracasado. Es posible que signifique que simplemente ha tenido un tropiezo. Si este es su caso, acepte el error y siga adelante. Trate de averiguar por qué ha recaído y haga cambios en su vida para que no vuelva a suceder. También es posible que necesite más tratamiento, otro tipo de tratamiento o más tiempo en grupos de apoyo, como Narcóticos Anónimos o Alcohólicos Anónimos.

Es posible que tenga varias recaídas, ya sea que haya intentado dejar de consumir sustancias por su cuenta o que haya recibido tratamiento. A medida que pasa el tiempo, las recaídas suelen ocurrir con menos frecuencia y son más cortas. También es posible no tener ninguna recaída.

Tenga un plan para un caso de recaída

Acepte que puede tener una recaída. Si piensa en qué hacer acerca de ello antes de que tenga una recaída, enfrentarla podría ser más fácil.

Hable con las personas involucradas en su recuperación sobre qué hacer si tiene una recaída. Estas personas pueden incluir a su médico, consejero, familia, amigos y patrocinador del grupo de apoyo. Decida a quién puede llamar, adónde puede ir y qué debe hacer si hay un problema. Las personas a las que puede recurrir incluyen su patrocinador, su médico, su consejero o una línea telefónica de emergencia.

Piense en sus desencadenantes

Los desencadenantes son factores que pueden hacer que tenga una recaída. Pueden incluir:

  • Ciertas personas. Encontrarse con personas con las que solía beber o consumir drogas podría provocarle recuerdos y un deseo de volver a consumir drogas o alcohol. Si se encuentra con estas personas, es posible que le insten a consumir drogas o alcohol.
  • Ciertos lugares. Entrar en un bar, en la casa de un amigo o en un parque donde solía beber o consumir drogas podría desencadenarle ansias. Incluso estar en el mismo tipo de lugar podría causarle ansias.
  • Ciertas cosas. Es posible que asocie objetos con el consumo de drogas o alcohol. Por ejemplo, ver una jeringa o una pipa para "crack" podría provocarle recuerdos.
  • Ciertos momentos. Ciertos días o momentos del día, días feriados o el clima podrían causarle ansias. Depende de los recuerdos de consumo de drogas o alcohol que usted tenga.
  • Ciertos olores, sonidos y sensaciones. El olor de la droga, un cigarrillo o un alimento podría ser un desencadenante. Un día lluvioso, una canción o un programa de televisión también podrían causarle ansias.
  • El estrés. El estrés es un desencadenante importante. Cualquier situación en la que sienta estrés aumenta las probabilidades de una recaída.
  • Ciertas situaciones. Las actividades sociales, las fiestas o estar solo también pueden hacer que usted piense en tomar un trago o en buscar drogas.

Puede ser útil anotar sus desencadenantes y pensar acerca de ellos. ¿Tienen algunos de ellos más probabilidades de provocar una recaída que otros? Clasifique sus factores desencadenantes desde los que tienen más probabilidades de causarle una recaída hasta los que tienen menos probabilidades de causarle una recaída.

Ahora decida cómo manejar sus desencadenantes. Tal vez tenga que evitar ciertas situaciones o personas, o mantenerse alejado de un lugar o una actividad favoritos. Si sabe que no puede evitar un desencadenante, déjese acompañar por un amigo para que lo apoye.

Si tiene un desliz o una recaída

Si comienza a consumir drogas o alcohol de nuevo:

  • Deje de beber o de usar la droga de inmediato. Deshágase de la sustancia. Viértala por el fregadero o por el inodoro. Aléjese de la situación en la que se encuentra.
  • Mantenga la calma. Recuerde que tiene un plan y acuérdese de todo el esfuerzo que ha hecho para mantenerse sobrio o dejar de consumir drogas.
  • Obtenga apoyo de inmediato. Llame a las personas que aparecen en su plan o acuda a los lugares enumerados en él.
  • Cuando haya dejado de beber o de consumir drogas, piense en lo que ocurrió. Averigüe qué le causó la recaída y cómo puede evitar que suceda de nuevo. Incluya eso en su plan.

Si está pensando en beber o en consumir drogas, tome medidas. Encuentre apoyo para ayudarle a rechazar la tentación.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Peter Monti, PhD - Alcohol y Adicción

Christine R. Maldonado, PhD - Salud de la Conducta

Revisado9 octubre, 2017