Cómo prevenir el atragantamiento en niños pequeños

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los niños pequeños pueden atragantarse fácilmente con objetos cotidianos y alimentos. Usted puede evitar que su hijo se atragante ofreciéndole los tipos de alimentos adecuados y estando atento a los peligros de atragantamiento.

Alimentos

Estar atento a la manera en que su hijo come también puede prevenir el atragantamiento. Enséñele a su hijo a comer solamente en la cocina y en el comedor. Asegúrese de que su hijo esté sentado cuando coma y que mastique con cuidado. No obligue a su hijo a comer cuando no tiene hambre. Estas prácticas también ayudan a su hijo a desarrollar hábitos alimentarios saludables.

Para evitar que su hijo se atragante, tenga cuidado al seleccionar y preparar los alimentos. No dé alimentos redondos y firmes a niños menores de 4 años de edad a menos que haya picado el alimento por completo. nota 1 Entre los alimentos que pueden constituir un peligro de atragantamiento se incluyen:

  • Semillas (por ejemplo, semillas de girasol o de sandía).
  • Nueces (frutos secos).
  • Palomitas de maíz.
  • Perritos calientes ("hot dogs").
  • Trozos de mantequilla de cacahuate.
  • Verduras crudas.
  • Uvas pasas.
  • Uvas enteras.
  • Trozos de carne o de queso.
  • Caramelos duros o pegajosos.
  • Goma de mascar (chicle).
  • Trozos de fruta, tales como pedazos de manzana.

Prepare los alimentos para los niños pequeños de manera que se reduzca el riesgo de atragantamiento. Aprenda a preparar de manera segura:

  • La fruta, con o sin piel, como las manzanas o los albaricoques (chabacanos). Quite los huesos y pele las frutas antes de dárselas a su hijo. También se pueden cortar las frutas en trocitos o cocerse y triturarse.
  • El pescado con espinas o el pollo con huesos. Separe cuidadosamente la carne de los huesos o las espinas y luego córtela en trozos pequeños. Revise bien la carne para asegurarse de que no queden huesos o espinas.
  • Mantequilla de cacahuate. Una cucharada de mantequilla de cacahuate puede obstruir la tráquea. La mantequilla de cacahuate también puede adherirse al revestimiento de la garganta y de la tráquea, impidiendo la respiración del niño. Permita que el niño coma solo mantequilla de cacahuate untada finamente sobre una rebanada de pan o una galleta salada.
  • Perritos calientes y salchichas. Corte estas carnes en rodajas y en trocitos. Tal vez desee quitarles la piel antes de cortarlas.
  • Uvas. Pele y triture las uvas antes de servirlas.
  • Frijoles y judías (judías verdes, habichuelas, frijoles de lima, frijoles rojos y otros tipos del tamaño de una canica o más grandes). Tritúrelos antes de servir.
  • Arvejas (chícharos). Aunque las arvejas individuales son pequeñas, un niño que come más de una arveja a la vez puede atragantarse.
  • Zanahorias enteras. Un niño podría morder un pedazo demasiado grande y atragantarse. Cueza las zanahorias y córtelas en trozos más pequeños o corte las zanahorias crudas en rodajas finas.

No permita que su hijo coma mientras camina, corre, juega o viaja en automóvil.

Juguetes y otros objetos

Enséñele a su hijo a no introducirse objetos en la boca. Los siguientes objetos pueden provocar el atragantamiento en niños pequeños.

  • Juguetes, tales como:
    • Tabas, canicas y bolas del tamaño de una canica.
    • Globos de látex, bien sin inflar o en pedazos rotos. Los globos pueden inhalarse con rapidez y llegar a la tráquea.
    • Aquellos que tengan partes pequeñas y desmontables, como ruedas
  • Objetos caseros, tales como:
    • Bandas elásticas
    • Monedas
    • Vendas adhesivas
    • Botones
    • Cuentas y otras joyas
    • Chinchetas y tornillos
    • Sujetapapeles, tapas de bolígrafos (plumas) e imperdibles (alfileres de seguridad)
    • Etiquetas de ropa
    • Pequeñas decoraciones festivas
  • Elementos de cocina, tales como:
    • Cáscaras de huevo
    • Tapones de botellas
    • Lengüetas o anillas de plástico de las cubiertas protectoras de los envases

Ponga a prueba los objetos pequeños haciéndolos pasar por el tubo del papel higiénico. Si caben dentro de él, podrían quedarse atascados dentro de la garganta de un niño pequeño.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Committee on Injury, Violence, and Poison Prevention, American Academy of Pediatrics (2010). Policy statement: Prevention of choking among children. Pediatrics, 125(3): 601-607. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/125/3/601.full.

Otras obras consultadas

  • Committee on Injury, Violence, and Poison Prevention, American Academy of Pediatrics (2010). Policy statement: Prevention of choking among children. Pediatrics, 125(3): 601-607. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/125/3/601.full.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisado4 mayo, 2017