Cómo prevenir las lesiones por deportes y otras actividades en los niños

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Ser activo es una parte importante de un desarrollo saludable, tanto mental como corporal. Pero los niños que son activos pueden lesionarse, especialmente si desconocen los principios básicos de seguridad.

Como padre, usted no puede proteger a su hijo de todas y cada una de las lesiones. Pero usted puede ayudar a que su hijo tenga en mente la seguridad.

¿Cómo puede ayudar a su hijo a prepararse para un deporte o una actividad?

Programe un examen físico deportivo para asegurarse de que su hijo no tiene problemas de salud. Si su hijo tiene una enfermedad o un problema con los pulmones, el corazón, la vista, la audición, la fuerza o el movimiento, el médico le dirá cómo puede manejar su hijo el problema y seguir haciendo actividad.

Si usted piensa que su hijo necesita fortalecerse o acondicionarse para evitar lesionarse, pida a su médico ejercicios o que le recomiende un fisioterapeuta .

Aprenda acerca de los riesgos comunes del deporte o de la actividad de su hijo. A continuación, trabaje con su hijo para que se prepare y se proteja contra las lesiones.

¿Cómo puede evitar las lesiones comunes un niño activo?

La mayoría de las lesiones relacionadas con el deporte se deben a un impacto, al uso excesivo o a una mecánica corporal deficiente.

Para reducir el riesgo de que su hijo activo se lesione, usted puede:

  • Utilizar siempre el equipo de seguridad adecuado. Aprenda acerca de cómo le debe quedar el equipo. Sustitúyalo a medida que su hijo crece.
  • Asegúrese de que su hijo aprenda la forma y la técnica apropiadas por medio de una clase o con un entrenador o un preparador físico. Si es posible, ayude a su hijo a mejorar su habilidad y fuerza antes de que comience la temporada de deportes.
  • Enseñe a su hijo a tomar en serio el dolor y el cansancio y a no ignorarlos o "seguir jugando".

Evite las actividades de alto riesgo

Algunas actividades conllevan un riesgo tan alto que los expertos en salud infantil advierten encarecidamente en contra de ellas. Estas incluyen el boxeo, conducir o montar en motocicletas y vehículos motorizados, y el uso de trampolines. Incluso con la supervisión constante de un adulto y con una red de protección, muchos niños se lesionan en los trampolines. Es mejor evitar que su hijo los utilice.

¿Qué equipos de seguridad necesita su hijo?

Los equipos de seguridad protegen a su hijo. Antes de que su hijo comience una nueva actividad, consiga el equipo de seguridad adecuado y enseñe a su hijo a usarlo.

Servir de ejemplo a su hijo es igual de importante. Utilice siempre equipos de seguridad para sus propias actividades, como un casco cuando monte en bicicleta.

Dependiendo del deporte o de la actividad, su hijo puede necesitar los siguientes artículos:

  • Cascos, que ayudan a protegerlo de lesiones al cráneo. Aun es posible sufrir daños cerebrales incluso si se lleva puesto un casco. Use un casco para cualquier actividad que pueda provocar una caída o un impacto al cuello o a la cabeza, como montar en bicicleta, jugar al fútbol americano o al béisbol, montar en vehículos todo terreno, andar en patineta, esquiar, patinar en línea o montar a caballo.
  • Calzado, que ayuda a protegerle los pies de las lesiones. Las sandalias o las chancletas no son seguras para montar en bicicleta. Algunos deportes requieren calzado especial que proporcione apoyo y sea seguro.
  • Protectores bucales, que ayudan a prevenir las lesiones en la boca y en los dientes. Use un protector bucal para practicar deportes como básquetbol, fútbol americano, lucha libre, equitación, rugby, artes marciales, gimnasia, béisbol, hockey sobre hielo o sobre césped, fútbol y lacrosse.
  • Protección para los ojos, que puede ser con o sin receta. Usted puede usar lentes de policarbonato o probar gafas de protección o un protector facial.
  • Material acolchado, que incluye almohadillas para fútbol americano y hockey, espinilleras de fútbol y pantalones cortos de deslizamiento para el béisbol y el softbol. Para los varones, a menudo se recomienda un soporte o suspensorio atlético.
  • Estabilizadores, que incluyen muñequeras para el snowboard y el patinaje en línea, tobilleras para el voleibol y rodilleras protectoras para los receptores de béisbol y softbol.

¿Cómo puede evitar su hijo las lesiones por uso excesivo y desgaste?

El entrenamiento intenso en un solo deporte puede causar lesiones por uso excesivo y desgaste.

Cualquier movimiento o impacto de repetición pueden provocar una lesión por uso excesivo, como dolor o molestias, inflamación o incluso una fractura por estrés de un hueso. Una vez que ocurre una lesión por uso excesivo, puede tardar semanas en sanar. Los niños y los adolescentes corren un mayor riesgo de tener una lesión por uso excesivo si sus huesos todavía están creciendo.

Las lesiones por uso excesivo más comunes son el síndrome del túnel carpiano de la muñeca, la lesión del manguito de los rotadores del hombro, el codo de tenista , la enfermedad de Osgood-Schlatter de la rodilla y la fascitis plantar del pie.

Para ayudar a su hijo a evitar lesiones por uso excesivo:

  • Asegúrese de que su hijo usa la técnica y el equipo adecuados.
  • Enseñe a su hijo a prestar atención al dolor y a la fatiga. El dolor y el cansancio son la manera en que el cuerpo dice "ve más lento, recupérate y sana". Es común que los músculos estén adoloridos después de una nueva actividad, pero el dolor puede ser señal de una lesión.
  • Asegúrese de que su hijo descanse lo suficiente y tenga una buena nutrición.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics o AAP) recomienda limitar un deporte a no más de 5 días a la semana, con al menos 1 día de descanso cada semana de cualquier tipo de actividad física organizada. Además, la AAP sugiere que los atletas tengan al menos de 2 a 3 meses de descanso cada año de su deporte en particular. nota 1 Y si su hijo prueba deportes diferentes, él o ella aprenderá habilidades de acondicionamiento físico para toda la vida y se divertirá probando actividades nuevas.

¿Cómo puede evitar su hijo la deshidratación y las enfermedades relacionadas con el calor?

Cuando su hijo hace actividad y no bebe suficientes líquidos, corre riesgo de deshidratación . Los músculos se cansan rápidamente, y su hijo puede tener calambres en las piernas al caminar o correr.

Jugar intensamente y sudar sin beber líquidos pueden causar deshidratación y sobrecalentamiento. Para prevenir la deshidratación, enseñe a su hijo a:

  • Realizar actividades durante los momentos más frescos del día.
  • Beber agua durante todo el día, todos los días.
  • Beber agua adicional antes, durante y después del ejercicio.
  • Tomar descansos y beber al menos con una frecuencia de entre 15 y 20 minutos durante el ejercicio.
  • Detenerse y descansar si se marea o se siente aturdido o muy cansado.
  • Usar ropa que ayude a refrescar el cuerpo.

Antes, después y durante la actividad, el agua es la mejor opción para los niños y los adolescentes. Una bebida deportiva puede ser útil si su hijo se ha ejercitado intensamente o por un largo período de tiempo.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Brenner JS, Council on Sports Medicine and Fitness (2007, reaffirmed 2014). Overuse injuries, overtraining, and burnout in child and adolescent athletes. American Academy of Pediatrics Clinical Report. Pediatrics, 119(6): 1242-1245.

Otras obras consultadas

  • Brenner JS, AAP Council on Sports Medicine and Fitness (2016). Sports specialization and intensive training in young athletes. Pediatrics, 138(3): e20162148. DOI: 10.1542/peds.2016-2148. Accessed August 31, 2016.
  • Disease Control and Prevention (2011). Nonfatal traumatic brain injuries related to sports and recreation activities among persons less than or equal to 19 years-United States, 2001-2009. MMWR, 60(39): 1337-1376.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD, MPH - Pediatría

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado7 diciembre, 2017