The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cómo reducir sus gastos de salud

Cómo reducir sus gastos de salud

[English]

Cómo reducir sus gastos de salud

Generalidades del tema

Es posible obtener una buena atención a un menor precio. Al igual que cuando usted hace compras de comida o de ropa, hay cosas que puede hacer para reducir sus costos de atención sanitaria.

Ahorre dinero haciéndose cargo de su salud

  • Proteja su salud llevando un estilo de vida saludable. Estas son algunas cosas que puede hacer para hacerse cargo de su salud:
    • Aliméntese en forma saludable y equilibrada.
    • Manténgase activo.
    • Vacúnese.
    • No fume.
    • Dé prioridad a la seguridad.
    • Controle el estrés.
  • Dígale a su médico que le importa el costo de sus tratamientos, medicamentos o pruebas médicas. Su médico tal vez pueda ayudar a encontrar maneras de obtener una buena atención a menor costo.
  • Obtenga atención sanitaria cuando la necesite. Ignorar los problemas puede conducir a complicaciones costosas.
  • Si tiene seguro médico, averigüe si su plan pagará más por sus costos de atención de salud si acude a proveedores que se encuentran en la lista de proveedores preferidos.
  • Revise sus facturas de atención de salud. Haga preguntas sobre las cosas que no entienda.
  • Si su empleador ofrece un programa de bienestar, quizá pueda reducir el costo de su seguro y al mismo tiempo hacer cosas que son buenas para su salud.

Ahorre en medicamentos

  • Pida que le receten medicamentos que cuesten menos pero que den los mismos resultados.
  • Pídale a su médico muestras gratuitas si está probando un medicamento nuevo.
  • Averigüe si existen versiones genéricas de los medicamentos que toma.
  • Trate de encontrar la mejor oferta en medicamentos. El costo puede variar de una farmacia a otra.
  • Infórmese sobre programas de descuento y de asistencia al paciente. Para obtener más información sobre estos programas, busque en línea en RxAssist (www.rxassist.org) o en la Alianza para la Asistencia con los Medicamentos Recetados (www.pparx.org).
  • Pregúntele a su médico o farmacéutico acerca de dividir las pastillas. En algunos casos, comprar pastillas con doble dosis cuesta lo mismo o casi lo mismo que la dosis más baja. Si divide la dosis más alta por la mitad, puede obtener dos dosis al precio de una.
  • Averigüe si la compañía farmacéutica que fabrica su medicamento ofrece cupones o descuentos.

Ahorre en pruebas médicas

  • Trate de encontrar el mejor precio en cuanto al lugar en que hacerse una prueba médica. El costo de algunas pruebas puede variar entre los diferentes centros o laboratorios sin que haya ninguna diferencia en la confiabilidad de los resultados.
  • Asegúrese de saber cómo prepararse para la prueba. Esto puede reducir la probabilidad de errores y la necesidad de repetir la prueba.
  • No se someta a pruebas con más frecuencia de lo necesario. Si tiene un problema de salud que requiere pruebas frecuentes y está preocupado por el costo, informe a su médico. Tal vez pueda dejar pasar un poco más de tiempo entre pruebas. Es posible que pueda hacerse una prueba menos costosa en algunas ocasiones y la más cara con menor frecuencia.
  • Guarde una copia completa de sus resultados. Tener los resultados le ayuda a comprender mejor lo que está sucediendo con su salud. Y si acude a un médico diferente, puede proporcionarle una copia. De ese modo, quizá no tenga que repetir una prueba determinada.

Acuda a la sala de urgencias solo en caso de emergencia

Si piensa que está experimentando una urgencia médica, acuda a la sala de urgencias. Si no está seguro, puede llamar primero al consultorio de su médico o acudir a una clínica ambulatoria.

Muchos problemas de salud no son emergencias. Una visita a la sala de urgencias le costará mucho más tiempo y dinero de lo que costaría en un consultorio médico o en una clínica ambulatoria. Por ejemplo, una visita a la sala de urgencias por un dolor de oído puede costar entre 3 y 4 veces más de lo que costaría en el consultorio de su médico. Si resulta que tiene una verdadera urgencia médica, una clínica ambulatoria le enviará a la sala de urgencias.

Créditos

Revisado: 21 agosto, 2019

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Adam Husney, MD - Medicina familiar