Consejos para padres que están por tener otro hijo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Si usted tiene uno o más hijos en su casa, no puede simplemente concentrarse únicamente en su embarazo. Descansar lo que necesita puede ser un desafío. A veces, es posible que hasta se olvide de ocuparse bien de sí misma. Al tiempo que hace malabares con las demandas del embarazo y de la crianza de sus hijos, tenga en cuenta en lo siguiente:

Su salud es de prioridad máxima. Usted come, descansa y duerme por dos personas. Toda vez que sea posible, recuéstese para descansar. Hágase de tiempo para satisfacer sus necesidades de salud y de ejercicio. Páguele a una niñera, o túrnese con un amigo o una amiga para el cuidado de los niños de cada uno. Esto le da a su feto en desarrollo un comienzo saludable y le da a usted la mayor energía posible para la crianza.

Los familiares pueden contribuir. Ninguna madre puede hacerlo todo, especialmente cuando está embarazada o cuidando a un recién nacido. Sus meses de embarazo son un buen momento para que los familiares se encarguen de algunas de sus tareas habituales. Un niño pequeño o de edad preescolar puede aprender a guardar los juguetes. Un niño mayor o un adolescente puede hacer tareas de la casa y cocinar. Su pareja puede hacer lo mismo, y darle la oportunidad de acostarse más temprano y dormir siestas los fines de semana.

Involucrar a su hijo o hijos

Su hospital local o centro de maternidad pueden ofrecer una clase para niños pequeños a fin de ayudarles a prepararse para el nacimiento de un hermano. Los niños mayores pueden beneficiarse de libros o videos que describen y tratan la reproducción y el nacimiento.

Según la edad de su hijo o hijos, haga que participen del nacimiento inminente lo más posible. Dígale a un niño mayor o adolescente acerca de su embarazo y respóndale sus preguntas. Para un niño de menos edad, espere hasta que comience a hacerle preguntas sobre los cambios en su cuerpo.

Para ayudar a un niño a prepararse para un nuevo bebé:

  • Cargue y abrace a su hijo.
  • Déjele ayudar a elegir el nombre del bebé o a preparar la habitación del bebé. Si el bebé va a estar compartiendo una habitación con un hermano o una hermana, arme la cuna con un par de semanas de antelación.
  • Explíquele que después del nacimiento, usted tendrá que pasar mucho tiempo con el bebé, y que su hijo puede ser un asistente.
  • Muéstrele a su hijo fotos de cuando él era un recién nacido. Cuéntele acerca de cómo fue estar embarazada, dar a luz y cuidarlo.
  • Dele un muñeco a su hijo. Este puede ser su "bebé" del cual ocuparse.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva

Revisado21 noviembre, 2017