Cuidados personales después de un ataque cerebral

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Después de un ataque cerebral , tenga en cuenta que usted desempeña el papel más importante en su propia recuperación. Su opinión tiene que ser una de las más importantes a la hora de tomar decisiones sobre su atención. Esto puede ser difícil para usted y a veces podría preferir sentarse de brazos cruzados y dejar que otros se hagan cargo.

  • Asegúrese de que los demás entiendan que usted desea participar en las decisiones sobre su atención.
  • Exprese sus deseos y opiniones sobre asuntos que le afectan. Hable con su médico acerca de sus inquietudes. Haga preguntas.
  • Si necesita tiempo adicional para pensar o si tiene problemas para hablar, trate de no dejar que otras personas tomen decisiones por usted sin escuchar lo que tiene que decir.
  • Si tiene un problema del habla, es posible que tenga problemas para hacer que otros entiendan sus deseos. Pídale a alguien que le ayude a expresar sus ideas y necesidades. O póngalas por escrito si puede.
  • Si cree que alguien le está hablando como si fuera un niño o hablando de usted como si no estuviera presente, exprese su preocupación.

Conozca y siga su plan de rehabilitación. La mayoría de las personas encuentran que la rehabilitación es un trabajo duro y un proceso lento. Ciertas tareas y actividades que eran fáciles para usted antes del ataque cerebral a menudo parecen más difíciles después de él.

Sentirse triste por tener un ataque cerebral y las discapacidades resultantes es normal. Pero si se deprime, esto puede interferir en su recuperación. A la primera señal de que se siente deprimido, hable con su familia y su médico. Cuanto antes sepa si está deprimido, antes puede recibir tratamiento. El tratamiento puede ayudarle a sentirse mejor.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Richard D. Zorowitz, MD - Medicina física y rehabilitacíon

Revisado6 diciembre, 2017