Demencia: Medicamentos para tratar los cambios de comportamiento

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La decisión de probar medicamentos para tratar los problemas de comportamiento en la enfermedad de Alzheimer es diferente para cada persona. La decisión contrasta los riesgos y los beneficios de estos medicamentos. Su médico puede ayudarle a decidir. Los medicamentos para los problemas de comportamiento relacionados con la demencia no funcionan muy bien para la mayoría de las personas y pueden tener graves riesgos.

Pueden usarse medicamentos para tratar los problemas de comportamiento causados por la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades que causan demencia. Solo deberían usarse después de que otros enfoques no farmacológicos no hayan logrado mejorar los síntomas de la persona. Pueden necesitarse medicamentos cuando la persona está en peligro de hacerse daño o de lastimar a otras personas, o cuando el cuidador es incapaz de hacer frente a la situación por otros medios.

Antipsicóticos

Los antipsicóticos pueden ayudar a aliviar la agitación o psicosis más graves (procesos de pensamiento desordenado).

  • Las dosis bajas pueden hacer que la persona esté más cómoda reduciendo ciertos síntomas, como las ideas delirantes, las sospechas de otros (paranoia), las alucinaciones, la hostilidad o la agitación.
  • Estos medicamentos también pueden mejorar el sueño.
  • Los efectos secundarios pueden hacer que empeoren algunos de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, como la apatía, el aislamiento de amigos y familiares, y la incapacidad para pensar con claridad.
  • Estos son medicamentos potentes. Suelen causar mareos, somnolencia, trastornos motrices que se asemejan a la enfermedad de Parkinson, presión arterial baja al ponerse de pie (hipotensión ortostática) y otros efectos secundarios.

Algunos ejemplos de medicamentos que a veces se usan para tratar las alucinaciones, la paranoia y la agitación intensa en personas que tienen demencia incluyen el aripiprazol, el haloperidol y la risperidona.

Advertencia de la FDA. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) ha emitido una advertencia que indica que las personas con demencia que usan antipsicóticos pueden morir antes que aquellas que no utilizan estos medicamentos.

Ansiolíticos

Los ansiolíticos, que incluyen los tranquilizantes menores, alivian la ansiedad y la agitación leve y pueden ayudar a calmar a la persona. Pero pueden causar somnolencia si la dosis es demasiado alta. Cuando se necesitan tranquilizantes, el uso ocasional o a corto plazo suele ser mejor que el uso continuado.

El lorazepam y el oxazepam son tranquilizantes que a veces se usan para tratar los síntomas de demencia. También puede utilizarse otro ansiolítico llamado buspirona.

  • Estos medicamentos pueden aumentar la confusión y alterar el equilibrio de la persona. Esto aumenta el riesgo de caídas.
  • Con el tiempo, se puede llegar a depender de estos medicamentos, lo cual provoca síntomas aún peores si la persona de pronto deja de tomarlos. Para evitar este problema, se suele detener el uso de estos medicamentos gradualmente al cabo de unas semanas de uso.

Anticonvulsivos

Se pueden utilizar anticonvulsivos, como el ácido valproico, para controlar la agitación, el comportamiento violento y la inestabilidad emocional causados por la demencia. Sin embargo, la FDA no ha aprobado estos medicamentos para este problema específico.

La FDA ha emitido una advertencia sobre los anticonvulsivos y el riesgo de suicidio y los pensamientos suicidas. La FDA no recomienda que las personas dejen de tomar estos medicamentos. En su lugar, debería observarse de cerca a las personas que toman anticonvulsivos para detectar señales de advertencia de suicidio . Las personas que toman anticonvulsivos y que están preocupadas acerca de este efecto secundario deberían hablar con un médico.

Otros medicamentos

Otros medicamentos que pueden usarse para tratar la agitación incluyen los antidepresivos. Los ejemplos son la trazadona y los inhibidores de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), como el citalopram, la fluoxetina y la sertralina. Pero los estudios sobre la eficacia de estos medicamentos para la enfermedad de Alzheimer y otras demencias son limitados.

La FDA ha publicado una advertencia acerca de los antidepresivos y el riesgo de suicidio. Hable con su médico acerca de estos posibles efectos secundarios y las señales de advertencia de suicidio .

Vea la Base de datos de medicamentos para obtener más información acerca de todos estos medicamentos. (La base de datos de medicamentos no está disponible en todos los sistemas).

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Myron F. Weiner, MD - Psiquiatría Geriátrica

Revisado7 diciembre, 2017