Derivación femoropoplítea para la enfermedad arterial periférica

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La cirugía de derivación femoropoplítea se usa para sortear vasos sanguíneos enfermos por encima o por debajo de la rodilla.

Para sortear el vaso sanguíneo estrechado u obstruido, se desvía la sangre bien por un vaso sanguíneo sano que ha sido trasplantado o por un material de injerto sintético. Este vaso o injerto se cose por encima y por debajo de la arteria enferma, de modo que la sangre fluya por el nuevo vaso o injerto.

Antes de que usted se opere, el médico determinará qué tipo de material es el más adecuado para sortear el vaso sanguíneo. Siempre que se pueda, el cirujano elegirá usar una parte de vena existente tomada de la misma pierna. Los materiales de injerto sintéticos (como politetrafluoroetileno [PTFE] o Dacron) tienen más probabilidades de volverse a estrechar, pero aún así son eficaces.

La sección de la vena o del injerto de vaso sanguíneo se cose sobre las arterias femoral y poplítea de modo que la sangre pueda circular por el nuevo vaso injertado y alrededor de la zona obstruida o estrechada.

Para esta cirugía se usa anestesia general o una inyección en la columna vertebral (epidural). La anestesia general hará que usted duerma durante el procedimiento. La anestesia epidural evita el dolor en la parte inferior del cuerpo.

Qué esperar después de la cirugía

Podría permanecer en el hospital por entre 2 y 4 días después de la operación. Es probable que pueda comenzar a sentarse y a caminar el primer día después de la cirugía.

Tendrá algo de dolor por los cortes (incisiones) que le hizo el médico. Esto suele mejorar aproximadamente 1 semana después de la cirugía. Puede prever que al principio tendrá la pierna hinchada. Esto es una parte normal de la recuperación y podría durar 2 o 3 meses.

Deberá reposar en su hogar durante al menos 2 a 6 semanas. Podría tardar entre 6 y 12 semanas en recuperarse por completo.

Es probable que necesite ausentarse del trabajo por lo menos entre 2 y 6 semanas. Esto depende del tipo de trabajo que haga y de cómo se sienta.

Necesitará hacerse controles periódicos con su médico para asegurarse de que el injerto funciona.

Por qué se hace

La derivación femoropoplítea es para personas que tienen arterias femorales o poplíteas estrechadas u obstruidas que están cerca de la superficie de las piernas. Por lo general, la obstrucción debe estar causando síntomas significativos o poner en peligro una extremidad antes de que se considere la cirugía de derivación. nota 1 , nota 2

Eficacia

La cirugía de derivación femoropoplítea puede restaurar el flujo sanguíneo y aliviar la claudicación intermitente . nota 1 , nota 2

Riesgos

Todas las cirugías conllevan un cierto grado de riesgo. Estos riesgos incluyen:

  • Infección de la incisión.
  • Sangrado.
  • Ataque al corazón o ataque cerebral.

Los riesgos específicos para esta cirugía de derivación incluyen:

  • Hinchazón de la pierna.
  • Injertos que no funcionan o que se obstruyen.

Para pensar

Su médico puede recomendarle que pruebe un programa de ejercicio y medicamentos antes de recomendarle que se haga esta operación.

Enfermedad arterial periférica: ¿Debería operarme?

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Gerhard-Herman MD, et al. (2016). 2016 AHA/ACC guideline on the management of patients with lower extremity peripheral artery disease. Circulation, published online November 13, 2016. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000471. Accessed November 25, 2016.
  2. Conte MS, et al. (2015). Society for Vascular Surgery practice guidelines for atherosclerotic occlusive disease of the lower extremities: Management of asymptomatic disease and claudication. Journal of Vascular Surgery, 61(3S): 2S-41S. DOI: 10.1016/j.jvs.2014.12.009. Accessed November 25, 2016.

Otras obras consultadas

  • Conte MS, et al. (2015). Society for Vascular Surgery practice guidelines for atherosclerotic occlusive disease of the lower extremities: Management of asymptomatic disease and claudication. Journal of Vascular Surgery, 61(3S): 2S-41S. DOI: 10.1016/j.jvs.2014.12.009. Accessed November 25, 2016.
  • Gerhard-Herman MD, et al. (2016). 2016 AHA/ACC guideline on the management of patients with lower extremity peripheral artery disease. Circulation, published online November 13, 2016. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000471. Accessed November 25, 2016.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado David A. Szalay, MD - Cirugía vascular

Revisado5 octubre, 2017