Generalidades del tema

El derrame pleural es la acumulación de líquido en el espacio entre los tejidos que recubren los pulmones y la pared torácica (espacio pleural). Debido a la acumulación de líquido, es posible que los pulmones no puedan expandirse completamente, lo cual puede dificultar la respiración. El pulmón, o parte de él, puede colapsarse.

¿Cómo se diagnostica el derrame pleural?

El derrame pleural suele diagnosticarse con un examen físico y estudios por imágenes como radiografías o una tomografía computarizada . El médico también le escuchará la circulación del aire en los pulmones.

Para ayudar a determinar la causa de la acumulación de líquido pueden usarse análisis de sangre o pruebas hechas sobre una muestra de líquido tomada de alrededor de los pulmones.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del derrame pleural pueden incluir:

  • Dificultad para respirar.
  • Falta de aire.
  • Dolor en el pecho.
  • Fiebre.
  • Tos.

Un derrame pleural leve podría no causar ningún síntoma.

¿Cuál es la causa de un derrame pleural?

Un derrame pleural tiene muchas causas. Incluyen insuficiencia cardíaca , neumonía y otras infecciones, cáncer, embolia pulmonar , enfermedad hepática e inflamación de los tejidos alrededor de los pulmones.

¿Cómo se trata?

Un derrame pleural leve a menudo desaparece por sí solo sin tratamiento.

En otros casos, los médicos quizás tengan que tratar la afección que está causando el derrame pleural. Por ejemplo, pueden darle antibióticos para tratar la neumonía. O podrían darle otros medicamentos para tratar la insuficiencia cardíaca.

El derrame pleural también puede tratarse extrayendo líquido del espacio pleural. Esto puede ayudar a aliviar los síntomas, como la falta de aire y el dolor en el pecho. También puede ayudar a los pulmones a expandirse más plenamente.

El líquido puede extraerse introduciendo una aguja en el espacio pleural. Este tratamiento se llama toracocentesis . Puede extraerse una pequeña muestra de líquido y enviarse a un laboratorio para averiguar lo que está causando la acumulación de líquido.

Si el derrame pleural es significativo o no mejora, puede colocarse un pequeño catéter o un tubo más grande en el pecho. Esto permite que el líquido drene del espacio que rodea a los pulmones. Se deja el tubo colocado en el pecho hasta que se drene el líquido o hasta que el médico lo extraiga. La mayoría de las personas permanecen en el hospital mientras tienen el tubo colocado en el pecho.

Con algunas afecciones, como el cáncer de pulmón, puede seguir acumulándose líquido a lo largo del tiempo. En esos casos, puede dejarse un tubo colocado en el pecho por todo el tiempo que la persona lo necesite. Puede usarse para drenar el líquido cada vez que se acumule. La mayoría de las personas pueden irse a casa con este tipo de tubo en el pecho y drenarse el líquido ellas mismas.

Algunas personas pueden recibir un tratamiento que se llama pleurodesis para extraer el líquido y luego introducir un medicamento en la cavidad torácica. Esto ayuda a evitar que se vuelva a acumular demasiado líquido.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Hasmeena Kathuria, MD - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Medicina del sueño

Revisado21 junio, 2017