Desarrollo cognitivo, desde los 15 hasta los 18 años

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Para cuando tienen 16 años, la mayoría de los adolescentes están desarrollando la capacidad para pensar en forma abstracta, manejar varios conceptos al mismo tiempo e imaginar las consecuencias futuras de sus acciones. Este tipo de pensamiento en una secuencia lógica continúa desarrollándose ya entrada la edad adulta.

También para cuando tienen 16 años, los adolescentes pueden aprender a procesar problemas más complejos, desarrollar y someter teorías a prueba, entender analogías, razonar por inducción y deducción y hacer inferencias. Tienen mejor capacidad para seguir un programa de escuela secundaria más exigente porque mejoran su memoria y sus habilidades organizativas, como, por ejemplo, el manejo del tiempo, la preparación de exámenes y las técnicas de estudio. Tanto el lenguaje escrito como el oral se perfeccionan cada vez más. También pueden empezar a comprender más profundamente conceptos políticos, morales, sociales y filosóficos.

La mayoría de los adolescentes saben lo que es correcto. Pero sus pensamientos y conductas egocéntricos pueden persuadirlos a actuar con poca consideración del resultado final. Poco a poco, su sentido moral continúa evolucionando.

A veces, los adolescentes se vuelven un poco arrogantes con sus habilidades mentales recientemente descubiertas, y algunos padres se quejan de que sus hijos adolescentes "lo saben todo". En ocasiones, puede ser difícil lidiar con adolescentes durante este tiempo porque a pesar de que entienden que otros tienen diferentes puntos de vista, a menudo creen firmemente que su propia percepción es la más verdadera o válida.

Aunque los adolescentes están formando habilidades cognitivas adultas, todavía no tienen las experiencias de vida que los guíen para tomar las mejores decisiones. En efecto, los adultos también tienen dificultades con esto. Pueden pensar que concentrarse en obtener buenas calificaciones en la escuela secundaria puede mejorar su futuro académico, pero podrían optar por pasar su tiempo trabajando o haciendo vida social.

Hay investigadores que tienen la hipótesis de que las experiencias de un adolescente determinan, en gran medida, qué conexiones en el cerebro se fortalecen y cuáles son "podadas", es decir, una especie de proceso de "se usa o se pierde". Los investigadores sugieren que los logros de los adolescentes en deportes o educación, por ejemplo, pueden afectar de manera positiva cómo piensan por el resto de su vida. El desarrollo mental avanzado puede ser el resultado del crecimiento dramático del cerebro durante la pubertad y luego un proceso de refinación observado en los años finales de la adolescencia.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisado4 mayo, 2017