Detección del cáncer de seno: ¿Cuándo debería empezar a hacerme mamografías?

Saltar a la barra de navegación

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Detección del cáncer de seno: ¿Cuándo debería empezar a hacerme mamografías?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Empezar a hacerse mamografías a los 40 años (o en cualquier momento entre los 40 y los 49 años).
  • Empezar a hacerse mamografías a los 50 años.

Esta información es para mujeres que tienen un riesgo promedio de cáncer de seno (mama) y que deciden hacerse mamografías de detección. No es para mujeres que tienen un alto riesgo. Si aún no sabe lo alto que es su riesgo de cáncer de seno, puede hablar con su médico. O puede averiguarlo por medio de www.cancer.gov/bcrisktool/.

Puntos clave para recordar

  • Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno en forma temprana, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.
  • El riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad. Por lo general, las mujeres de menos de 50 años tienen un riesgo más bajo de tener cáncer de seno. Por esta razón, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse mamografías que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.
  • Las mamografías podrían no detectar algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
  • Las mamografías pueden mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado positivo falso). Esto implica que usted podría necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
  • Las mamografías pueden detectar cánceres que nunca causarán un problema (lo que se conoce como sobrediagnóstico). Algunos cánceres de seno nunca crecerán ni se extenderán y son inofensivos. Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamiento contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • Si usted tiene problemas de salud que dificultarían mucho que se someta a tratamientos contra el cáncer, o si no desearía someterse a tratamiento, entonces puede no haber una buena razón para que se haga una mamografía.
PMCs

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía del seno que se utiliza para detectar el cáncer de seno.

Existen dos tipos de mamografías:

  • Una mamografía de detección trata de detectar señales de cáncer de seno antes de que haya ningún síntoma.
  • Una mamografía de diagnóstico trata de detectar cáncer de seno en mujeres que tienen síntomas. O se hace si usted tuvo un resultado anormal en una mamografía de detección. También se usa para detectar una zona de tejido mamario sospechoso a fin de extirparla para una biopsia .

Esta guía para la toma de decisiones trata sobre las mamografías de detección.

¿Cuáles son los beneficios de hacerse una mamografía?

Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno en forma temprana, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Con frecuencia, una mamografía puede detectar tumores cancerosos que son demasiado pequeños como para que usted o su médico los sientan.

Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.

El riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad. Por lo general, las mujeres de menos de 50 años tienen un riesgo más bajo de tener cáncer de seno. Por esta razón, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse mamografías que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.

¿Cuáles son los riesgos de hacerse una mamografía?

Cada vez que usted se hace una mamografía, hay un riesgo de que la prueba:

  • No detecte algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
  • Muestre un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado resultado positivo falso ). Esto implica que usted podría necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia - para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
  • Detecte cánceres que nunca causarán un problema (llamado sobrediagnóstico). Algunos cánceres de seno nunca crecerán ni se extenderán y son inofensivos. Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamientos contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • La exponga brevemente a cantidades muy pequeñas de radiación. Aunque el riesgo de exposición a la radiación debido a una mamografía es bajo, puede acumularse con el tiempo.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y los riesgos de hacerse una mamografía?

Beneficios

Cánceres de seno detectados en mujeres que se hacen mamografías anuales durante 10 años* nota 1
40-49 años Alrededor de 19 de cada 1,000 mujeres
50-59 años Alrededor de 30 de cada 1,000 mujeres
60-69 años Alrededor de 44 de cada 1,000 mujeres

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta )

Muertes por cáncer de seno en un plazo de 10 años con o sin mamografías anuales* nota 1
Mujeres que se hacen mamografías Mujeres que no se hacen mamografías Mamografías que marcan una diferencia vital
40-49 años Alrededor de 3 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Entre 3 y 4 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Para menos de 1 de cada 1,000 mujeres
50-59 años Alrededor de 6 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Alrededor de 7 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Para cerca de 1 de cada 1,000 mujeres
60-69 años Alrededor de 9 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Alrededor de 13 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Para cerca de 4 de cada 1,000 mujeres

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta )

Diagnóstico de cáncer de seno

Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno temprano, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Con frecuencia, una mamografía puede detectar tumores cancerosos que son demasiado pequeños como para que usted o su médico los sientan.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . nota 1

  • Alrededor de 19 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 40 y los 49 años recibirán un diagnóstico de cáncer de seno. Esto significa que alrededor de 981 no lo recibirán.
  • Alrededor de 30 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 50 y los 59 años recibirán un diagnóstico de cáncer de seno. Esto significa que alrededor de 970 no lo recibirán.
  • Alrededor de 44 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 60 y los 69 años recibirán un diagnóstico de cáncer de seno. Esto significa que alrededor de 956 no lo recibirán.

Supervivencia

Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno. Dado que el riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse una mamografía que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . nota 1

  • Las mamografías marcarán una diferencia vital para menos de 1 de cada 1,000 mujeres de edades entre 40 y 49 años. Esto significa que para más de 999 de ellas, hacerse mamografías no marcará ninguna diferencia.
  • Las mamografías marcarán una diferencia vital para alrededor de 1 de cada 1,000 mujeres de edades entre 50 y 59 años. Esto significa que para alrededor de 999 de ellas, hacerse mamografías no marcará ninguna diferencia.
  • Las mamografías marcarán una diferencia vital para alrededor de 4 de cada 1,000 mujeres de edades entre 60 y 69 años. Esto significa que para alrededor de 996 de ellas, hacerse mamografías no marcará ninguna diferencia.

Las cifras que se muestran en los cuadros y sus descripciones incluyen mujeres que se anticipa que reciban un diagnóstico de cáncer de seno invasivo o de una forma precoz de cáncer de seno no invasivo conocida como carcinoma ductal in situ.

Riesgos

Resultados positivos falsos y biopsias no necesarias con mamografías anuales durante 10 años* nota 1
Cantidad de mujeres que tendrán al menos un positivo falso que da lugar a pruebas adicionales (pero que resulta no ser cáncer) Cantidad de mujeres a las que se hará una biopsia que no necesitan
40-49 años Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres Alrededor de 70 de cada 1,000 mujeres
50-59 años Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres Alrededor de 94 de cada 1,000 mujeres
60-69 años Alrededor de 497 de cada 1,000 mujeres Alrededor de 98 de cada 1,000 mujeres

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta )

Las mamografías pueden mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado positivo falso). Esto implica que usted podría necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia - para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . nota 1

  • Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 40 y los 49 años tendrán al menos un resultado positivo falso en una prueba. Esto significa que alrededor de 387 no lo tendrán.
  • Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 50 y los 59 años tendrán al menos un resultado positivo falso en una prueba. Esto significa que alrededor de 387 no lo tendrán.
  • Alrededor de 497 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 60 y los 69 años tendrán al menos un resultado positivo falso en una prueba. Esto significa que alrededor de 503 no lo tendrán.

Las pruebas de detección del cáncer de seno también pueden dar lugar a biopsias que no son necesarias.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . nota 1

  • A cerca de 70 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 40 y los 49 años se les hará una biopsia que no necesitan. Esto significa que a cerca de 930 no se les hará una biopsia.
  • A cerca de 94 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 50 y los 59 años se les hará una biopsia que no necesitan. Esto significa que a cerca de 906 no se les hará una biopsia.
  • A cerca de 98 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 60 y los 69 años se les hará una biopsia que no necesitan. Esto significa que a cerca de 902 no se les hará una biopsia.

Las mamografías pueden detectar cánceres que nunca hubieran causado un problema si no se hubiesen encontrado durante una prueba de detección (lo que se conoce como sobrediagnóstico). Pero una mamografía no puede indicar si el cáncer es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamiento contra el cáncer que no necesita.

De cada 1,000 mujeres que reciben un diagnóstico de cáncer de seno durante una mamografía de detección, los expertos estiman que alrededor de 190 de ellas podrían recibir tratamiento que no necesitan. nota 1

Las cifras que se muestran en los cuadros y sus descripciones incluyen mujeres que se anticipa que reciban un diagnóstico de cáncer de seno invasivo o de una forma precoz de cáncer de seno no invasivo conocida como carcinoma ductal in situ.

Para entender la evidencia

Algunos tipos de evidencia son mejores que otros. La evidencia proviene de estudios que analizan la eficacia y la seguridad de tratamientos y pruebas. Por muchas razones, algunos estudios son más confiables que otros. Mientras mejor sea la evidencia -más alta sea su calidad- más podemos confiar en ella. La información incluida aquí se basa en la mejor evidencia disponible. nota 1 La evidencia se clasifica usando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente .

Otra cosa que hay que entender es que la evidencia no puede predecir lo que sucederá en su caso. Cuando la evidencia nos dice que 2 de cada 100 personas que se hacen una prueba o un tratamiento determinados pueden tener un resultado determinado y que 98 de cada 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o uno de los 98.

¿Cuándo recomiendan los expertos que se comience a hacer mamografías?

Para las mujeres que tienen un riesgo promedio de cáncer de seno, no hay una respuesta fácil respecto a cuándo comenzar a hacerse mamografías. Incluso los expertos no están de acuerdo respecto a cuándo es el mejor momento para comenzar.

Por ejemplo:

  • El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda una mamografía de detección cada 2 años para mujeres de entre 50 y 74 años. Para las mujeres de entre 40 y 49 años, el equilibrio entre los beneficios y los daños no está tan claro. Su médico puede ayudarle a entender este equilibrio en su caso particular. El Grupo de Trabajo afirma que la decisión de empezar a hacerse pruebas de detección sistemáticas antes de los 50 años debe ser una decisión personal. Debe basarse en los valores y los antecedentes de salud de cada mujer, así como sus preferencias.
  • La Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) recomienda que las mujeres comiencen las pruebas de detección a los 45 años haciéndose una mamografía anual hasta los 54 años. A los 55 años, las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías cada 2 años. La Sociedad Americana contra el Cáncer también afirma que las mujeres deberían tener otra opción en función de sus valores y preferencias. Esta opción es una prueba de detección anual para mujeres de entre 40 y 44 años y mujeres de 55 años o mayores.

Cuándo dejar de hacerse mamografías es otro tipo de decisión. Usted y su médico decidirán cuál es la edad adecuada para dejar de hacerse pruebas de detección en función de sus preferencias personales y de su estado de salud general.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?

















¿Cuáles son los beneficios?

















¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?

















Comenzar a hacerse mamografías a los 40 años Comenzar a hacerse mamografías a los 40 años
  • A los 40 años:
    • Usted acude al médico si nota algún cambio en los senos.
    • Usted puede hacerse una mamografía con una frecuencia de 1 a 2 años, dependiendo de lo que usted y su médico decidan.
    • Si tiene un resultado anormal en una prueba, usted puede hacerse más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer.
  • Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno temprano, cuando el cáncer es más fácil de tratar.
  • Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.
  • Hacerse pruebas de detección antes puede ayudarla a detectar el cáncer de seno más temprano.
  • Cada vez que usted se hace una mamografía, hay un riesgo de que la prueba pudiera:
    • No detectar algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
    • Mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado resultado positivo falso). Esto implica que usted puede necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
    • Detectar cánceres que nunca causarán un problema (llamado sobrediagnóstico). Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamientos contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • Si empieza a hacerse mamografías antes, usted aumenta las probabilidades de recibir un resultado positivo falso.
  • Si empieza a hacerse mamografías antes, usted aumenta las probabilidades de encontrar un cáncer que nunca hubiera causado un problema.
  • Usted se expone brevemente a cantidades muy pequeñas de radiación cada vez que se hace una mamografía.
Comenzar a hacerse mamografías a los 50 años Comenzar a hacerse mamografías a los 50 años
  • Hasta los 50 años:
    • Usted acude al médico si nota algún cambio en los senos.
  • A los 50 años, usted comienza a hacerse mamografías. Usted puede hacerse una mamografía con una frecuencia de 1 a 2 años, dependiendo de lo que usted y su médico decidan.
    • Si tiene un resultado anormal en una prueba, usted puede hacerse más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer.
  • Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno temprano, cuando el cáncer es más fácil de tratar.
  • Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.
  • Dado que el riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse una mamografía que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.
  • Si espera hasta los 50 años para empezar a hacerse mamografías:
    • Usted evita el costo y la inconveniencia de hacerse una mamografía entre los 40 y los 49 años.
    • Usted limita la cantidad de mamografías que pueden producir un resultado positivo falso.
    • Usted limita la cantidad de mamografías que pueden detectar un cáncer que quizás nunca cause un problema.
    • Usted limita su exposición a la radiación.
  • Cada vez que usted se hace una mamografía, hay un riesgo de que la prueba pueda:
    • No detectar algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
    • Mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado resultado positivo falso). Esto implica que usted puede necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
    • Detectar cánceres que nunca causarán un problema (llamado sobrediagnóstico). Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamientos contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • Usted se expone brevemente a cantidades muy pequeñas de radiación cada vez que se hace una mamografía.
  • Hay un pequeño riesgo de que un cáncer que se desarrolla antes de los 50 años de edad no se detecte de forma temprana. Usted podría perder la oportunidad de comenzar un tratamiento temprano cuando hay una mayor probabilidad de que tenga éxito.

Historias personales acerca de cuándo empezar a hacerse mamografías

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Ninguna persona de mi familia ha tenido jamás cáncer de seno. Así que no tengo un alto riesgo de tenerlo. Hablé con mi médica sobre esto y he leído toda la información que he podido. Mi médica dice que es mi decisión, pero que ella está ahí para contestar a cualquier pregunta y hablar sobre ello. Me preocupan los resultados positivos falsos. Tengo una amiga que se ha hecho dos biopsias y que ha pasado muchas noches sin dormir y al final resultó no ser nada. Estoy teniendo muchas dificultades para decidir. Pienso que para mí la mejor decisión es no tomar ninguna decisión. Voy a seguir leyendo y reflexionando acerca de ello. Y estoy satisfecha con esto.

Keiko, 41 años

No me preocupa mucho la posibilidad de tener cáncer de seno, así que he decidido esperar hasta los 50 años para empezar a hacerme mamografías. Acabo de cumplir 40 años y siempre he estado sana y activa. Además, no tengo ningún factor de riesgo adicional. Entretanto, le mencionaré a mi médico cualquier cambio que me note en los senos.

Helen, 40 años

A mi amiga le diagnosticaron cáncer de seno en etapa tardía después de haberse encontrado un bulto en el seno cuando tenía 48 años. No tenía ningún factor de riesgo de la enfermedad, así que no se había hecho ninguna mamografía antes de eso. No puedo evitar pensar que si tal vez se hubiera hecho una mamografía un año o dos antes, podrían haber detectado el cáncer en forma más temprana. Yo tampoco tengo un riesgo alto de cáncer de seno, pero voy a seguir haciéndome mis mamografías anuales, solo para estar segura de que no hay ningún problema.

Sally, 46 años

Viajo mucho por trabajo y mis días suelen estar repletos de reuniones una tras otra, así que intentar programar una mamografía es difícil. Pero he logrado hacerlo y todas las mamografías han sido normales. Ahora algunos médicos dicen que está bien que las mujeres esperen y empiecen a hacerse mamografías a los 50 años. Creo que eso es razonable, y no siento que esté aumentando mucho mi riesgo de pasar por alto un cáncer por esperar a tener 50 años para hacerme la próxima.

Bella, 44 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para empezar a hacerse mamografías a los 40 años (o en cualquier momento entre los 40 y los 49 años)

Razones para comenzar a hacerse mamografías a los 50 años

Me preocupa la posibilidad de tener cáncer de seno a una edad más temprana.

No me preocupa demasiado la posibilidad de tener cáncer de seno a una edad temprana.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Creo que empezar a hacerme mamografías antes justifica el mayor riesgo de tener un resultado positivo falso en una prueba si esta pudiera detectar un cáncer en forma temprana.

Creo que tener un resultado positivo falso en una prueba es más probable que el hecho de que la prueba detecte un problema real si empiezo a hacerme mamografías en forma temprana.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No tengo miedo de hacerme una biopsia ni otras pruebas si mi médico observa un problema en la mamografía.

No quiero hacerme una biopsia ni otras pruebas que tal vez no necesite.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No tengo miedo de exponerme a pequeñas dosis de radiación cada vez que me haga una mamografía.

No quiero exponerme a más radiación de la que es necesaria.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Otros motivos importantes para mí:

Otros motivos importantes para mí:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Comenzar a hacerse mamografías a los 40 años (o en cualquier momento entre los 40 y los 49 años)

Comenzar a hacerse mamografías a los 50 años

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1, ¿Aumenta el riesgo de cáncer de seno con la edad?
2, ¿Pueden ayudar las mamografías a salvar vidas?
3, Si una mamografía muestra un resultado anormal, ¿significa eso que tiene cáncer de seno?

Decida cuál es el siguiente paso

1, ¿Entiende usted las opciones que tiene?
2, ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?
3, ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión  

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos  

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar  

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Créditos
Autor El personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Wendy Y. Chen, MD, MPH, MD, MPH - Oncología medica, Hematología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Pace LE, Keating NL (2014). A systematic assessment of benefits and risks to guide breast cancer screening decisions. JAMA, 311(13): 1327-1335. http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1853165. Accessed January 16, 2015.
Otras obras consultadas
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Breast cancer screening. ACOG Practice Bulletin No. 122. Obstetrics and Gynecology, 118: 372-382.
  • Oeffinger KC, et al. (2015). Breast cancer screening for women at average risk 2015 guideline update from the American Cancer Society. JAMA, 314(15): 1599-1614. DOI: 10.1001/jama.2015.12783. Accessed January 21, 2016.
  • Siu AL, U.S. Preventive Services Task Force (2016). Screening for breast cancer: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Annals of Internal Medicine, published online January 12, 2016. DOI: 10.7326/M15-2886. Accessed January 12, 2016.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Detección del cáncer de seno: ¿Cuándo debería empezar a hacerme mamografías?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Empezar a hacerse mamografías a los 40 años (o en cualquier momento entre los 40 y los 49 años).
  • Empezar a hacerse mamografías a los 50 años.

Esta información es para mujeres que tienen un riesgo promedio de cáncer de seno (mama) y que deciden hacerse mamografías de detección. No es para mujeres que tienen un alto riesgo. Si aún no sabe lo alto que es su riesgo de cáncer de seno, puede hablar con su médico. O puede averiguarlo por medio de www.cancer.gov/bcrisktool/.

Puntos clave para recordar

  • Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno en forma temprana, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.
  • El riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad. Por lo general, las mujeres de menos de 50 años tienen un riesgo más bajo de tener cáncer de seno. Por esta razón, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse mamografías que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.
  • Las mamografías podrían no detectar algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
  • Las mamografías pueden mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado positivo falso). Esto implica que usted podría necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
  • Las mamografías pueden detectar cánceres que nunca causarán un problema (lo que se conoce como sobrediagnóstico). Algunos cánceres de seno nunca crecerán ni se extenderán y son inofensivos. Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamiento contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • Si usted tiene problemas de salud que dificultarían mucho que se someta a tratamientos contra el cáncer, o si no desearía someterse a tratamiento, entonces puede no haber una buena razón para que se haga una mamografía.
PMCs

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía del seno que se utiliza para detectar el cáncer de seno.

Existen dos tipos de mamografías:

  • Una mamografía de detección trata de detectar señales de cáncer de seno antes de que haya ningún síntoma.
  • Una mamografía de diagnóstico trata de detectar cáncer de seno en mujeres que tienen síntomas. O se hace si usted tuvo un resultado anormal en una mamografía de detección. También se usa para detectar una zona de tejido mamario sospechoso a fin de extirparla para una biopsia .

Esta guía para la toma de decisiones trata sobre las mamografías de detección.

¿Cuáles son los beneficios de hacerse una mamografía?

Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno en forma temprana, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Con frecuencia, una mamografía puede detectar tumores cancerosos que son demasiado pequeños como para que usted o su médico los sientan.

Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.

El riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad. Por lo general, las mujeres de menos de 50 años tienen un riesgo más bajo de tener cáncer de seno. Por esta razón, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse mamografías que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.

¿Cuáles son los riesgos de hacerse una mamografía?

Cada vez que usted se hace una mamografía, hay un riesgo de que la prueba:

  • No detecte algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
  • Muestre un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado resultado positivo falso ). Esto implica que usted podría necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia - para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
  • Detecte cánceres que nunca causarán un problema (llamado sobrediagnóstico). Algunos cánceres de seno nunca crecerán ni se extenderán y son inofensivos. Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamientos contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • La exponga brevemente a cantidades muy pequeñas de radiación. Aunque el riesgo de exposición a la radiación debido a una mamografía es bajo, puede acumularse con el tiempo.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y los riesgos de hacerse una mamografía?

Beneficios

Cánceres de seno detectados en mujeres que se hacen mamografías anuales durante 10 años* 1
40-49 años Alrededor de 19 de cada 1,000 mujeres
50-59 años Alrededor de 30 de cada 1,000 mujeres
60-69 años Alrededor de 44 de cada 1,000 mujeres

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta )

Muertes por cáncer de seno en un plazo de 10 años con o sin mamografías anuales* 1
Mujeres que se hacen mamografías Mujeres que no se hacen mamografías Mamografías que marcan una diferencia vital
40-49 años Alrededor de 3 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Entre 3 y 4 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Para menos de 1 de cada 1,000 mujeres
50-59 años Alrededor de 6 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Alrededor de 7 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Para cerca de 1 de cada 1,000 mujeres
60-69 años Alrededor de 9 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Alrededor de 13 de cada 1,000 morirán de cáncer de seno Para cerca de 4 de cada 1,000 mujeres

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta )

Diagnóstico de cáncer de seno

Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno temprano, cuando el cáncer es más fácil de tratar. Con frecuencia, una mamografía puede detectar tumores cancerosos que son demasiado pequeños como para que usted o su médico los sientan.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . 1

  • Alrededor de 19 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 40 y los 49 años recibirán un diagnóstico de cáncer de seno. Esto significa que alrededor de 981 no lo recibirán.
  • Alrededor de 30 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 50 y los 59 años recibirán un diagnóstico de cáncer de seno. Esto significa que alrededor de 970 no lo recibirán.
  • Alrededor de 44 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 60 y los 69 años recibirán un diagnóstico de cáncer de seno. Esto significa que alrededor de 956 no lo recibirán.

Supervivencia

Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno. Dado que el riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse una mamografía que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . 1

  • Las mamografías marcarán una diferencia vital para menos de 1 de cada 1,000 mujeres de edades entre 40 y 49 años. Esto significa que para más de 999 de ellas, hacerse mamografías no marcará ninguna diferencia.
  • Las mamografías marcarán una diferencia vital para alrededor de 1 de cada 1,000 mujeres de edades entre 50 y 59 años. Esto significa que para alrededor de 999 de ellas, hacerse mamografías no marcará ninguna diferencia.
  • Las mamografías marcarán una diferencia vital para alrededor de 4 de cada 1,000 mujeres de edades entre 60 y 69 años. Esto significa que para alrededor de 996 de ellas, hacerse mamografías no marcará ninguna diferencia.

Las cifras que se muestran en los cuadros y sus descripciones incluyen mujeres que se anticipa que reciban un diagnóstico de cáncer de seno invasivo o de una forma precoz de cáncer de seno no invasivo conocida como carcinoma ductal in situ.

Riesgos

Resultados positivos falsos y biopsias no necesarias con mamografías anuales durante 10 años* 1
Cantidad de mujeres que tendrán al menos un positivo falso que da lugar a pruebas adicionales (pero que resulta no ser cáncer) Cantidad de mujeres a las que se hará una biopsia que no necesitan
40-49 años Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres Alrededor de 70 de cada 1,000 mujeres
50-59 años Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres Alrededor de 94 de cada 1,000 mujeres
60-69 años Alrededor de 497 de cada 1,000 mujeres Alrededor de 98 de cada 1,000 mujeres

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta )

Las mamografías pueden mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado positivo falso). Esto implica que usted podría necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia - para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . 1

  • Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 40 y los 49 años tendrán al menos un resultado positivo falso en una prueba. Esto significa que alrededor de 387 no lo tendrán.
  • Alrededor de 613 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 50 y los 59 años tendrán al menos un resultado positivo falso en una prueba. Esto significa que alrededor de 387 no lo tendrán.
  • Alrededor de 497 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 60 y los 69 años tendrán al menos un resultado positivo falso en una prueba. Esto significa que alrededor de 503 no lo tendrán.

Las pruebas de detección del cáncer de seno también pueden dar lugar a biopsias que no son necesarias.

Tome un grupo de mujeres que se hacen una mamografía todos los años durante 10 años . 1

  • A cerca de 70 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 40 y los 49 años se les hará una biopsia que no necesitan. Esto significa que a cerca de 930 no se les hará una biopsia.
  • A cerca de 94 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 50 y los 59 años se les hará una biopsia que no necesitan. Esto significa que a cerca de 906 no se les hará una biopsia.
  • A cerca de 98 de cada 1,000 mujeres de edades entre los 60 y los 69 años se les hará una biopsia que no necesitan. Esto significa que a cerca de 902 no se les hará una biopsia.

Las mamografías pueden detectar cánceres que nunca hubieran causado un problema si no se hubiesen encontrado durante una prueba de detección (lo que se conoce como sobrediagnóstico). Pero una mamografía no puede indicar si el cáncer es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamiento contra el cáncer que no necesita.

De cada 1,000 mujeres que reciben un diagnóstico de cáncer de seno durante una mamografía de detección, los expertos estiman que alrededor de 190 de ellas podrían recibir tratamiento que no necesitan. 1

Las cifras que se muestran en los cuadros y sus descripciones incluyen mujeres que se anticipa que reciban un diagnóstico de cáncer de seno invasivo o de una forma precoz de cáncer de seno no invasivo conocida como carcinoma ductal in situ.

Para entender la evidencia

Algunos tipos de evidencia son mejores que otros. La evidencia proviene de estudios que analizan la eficacia y la seguridad de tratamientos y pruebas. Por muchas razones, algunos estudios son más confiables que otros. Mientras mejor sea la evidencia -más alta sea su calidad- más podemos confiar en ella. La información incluida aquí se basa en la mejor evidencia disponible. 1 La evidencia se clasifica usando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente .

Otra cosa que hay que entender es que la evidencia no puede predecir lo que sucederá en su caso. Cuando la evidencia nos dice que 2 de cada 100 personas que se hacen una prueba o un tratamiento determinados pueden tener un resultado determinado y que 98 de cada 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o uno de los 98.

¿Cuándo recomiendan los expertos que se comience a hacer mamografías?

Para las mujeres que tienen un riesgo promedio de cáncer de seno, no hay una respuesta fácil respecto a cuándo comenzar a hacerse mamografías. Incluso los expertos no están de acuerdo respecto a cuándo es el mejor momento para comenzar.

Por ejemplo:

  • El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda una mamografía de detección cada 2 años para mujeres de entre 50 y 74 años. Para las mujeres de entre 40 y 49 años, el equilibrio entre los beneficios y los daños no está tan claro. Su médico puede ayudarle a entender este equilibrio en su caso particular. El Grupo de Trabajo afirma que la decisión de empezar a hacerse pruebas de detección sistemáticas antes de los 50 años debe ser una decisión personal. Debe basarse en los valores y los antecedentes de salud de cada mujer, así como sus preferencias.
  • La Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) recomienda que las mujeres comiencen las pruebas de detección a los 45 años haciéndose una mamografía anual hasta los 54 años. A los 55 años, las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías cada 2 años. La Sociedad Americana contra el Cáncer también afirma que las mujeres deberían tener otra opción en función de sus valores y preferencias. Esta opción es una prueba de detección anual para mujeres de entre 40 y 44 años y mujeres de 55 años o mayores.

Cuándo dejar de hacerse mamografías es otro tipo de decisión. Usted y su médico decidirán cuál es la edad adecuada para dejar de hacerse pruebas de detección en función de sus preferencias personales y de su estado de salud general.

2. Compare sus opciones

  Comenzar a hacerse mamografías a los 40 años Comenzar a hacerse mamografías a los 50 años
¿Qué implica generalmente?
  • A los 40 años:
    • Usted acude al médico si nota algún cambio en los senos.
    • Usted puede hacerse una mamografía con una frecuencia de 1 a 2 años, dependiendo de lo que usted y su médico decidan.
    • Si tiene un resultado anormal en una prueba, usted puede hacerse más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer.
  • Hasta los 50 años:
    • Usted acude al médico si nota algún cambio en los senos.
  • A los 50 años, usted comienza a hacerse mamografías. Usted puede hacerse una mamografía con una frecuencia de 1 a 2 años, dependiendo de lo que usted y su médico decidan.
    • Si tiene un resultado anormal en una prueba, usted puede hacerse más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno temprano, cuando el cáncer es más fácil de tratar.
  • Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.
  • Hacerse pruebas de detección antes puede ayudarla a detectar el cáncer de seno más temprano.
  • Las mamografías pueden detectar algunos cánceres de seno temprano, cuando el cáncer es más fácil de tratar.
  • Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno.
  • Dado que el riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse una mamografía que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.
  • Si espera hasta los 50 años para empezar a hacerse mamografías:
    • Usted evita el costo y la inconveniencia de hacerse una mamografía entre los 40 y los 49 años.
    • Usted limita la cantidad de mamografías que pueden producir un resultado positivo falso.
    • Usted limita la cantidad de mamografías que pueden detectar un cáncer que quizás nunca cause un problema.
    • Usted limita su exposición a la radiación.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Cada vez que usted se hace una mamografía, hay un riesgo de que la prueba pudiera:
    • No detectar algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
    • Mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado resultado positivo falso). Esto implica que usted puede necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
    • Detectar cánceres que nunca causarán un problema (llamado sobrediagnóstico). Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamientos contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • Si empieza a hacerse mamografías antes, usted aumenta las probabilidades de recibir un resultado positivo falso.
  • Si empieza a hacerse mamografías antes, usted aumenta las probabilidades de encontrar un cáncer que nunca hubiera causado un problema.
  • Usted se expone brevemente a cantidades muy pequeñas de radiación cada vez que se hace una mamografía.
  • Cada vez que usted se hace una mamografía, hay un riesgo de que la prueba pueda:
    • No detectar algunos cánceres de seno. Y algunos cánceres que se detectan todavía pueden ser mortales, incluso con tratamiento.
    • Mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado resultado positivo falso). Esto implica que usted puede necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.
    • Detectar cánceres que nunca causarán un problema (llamado sobrediagnóstico). Es posible que usted tenga este tipo de cáncer, pero una mamografía no puede indicar si es inofensivo. Por lo tanto, usted podría recibir tratamientos contra el cáncer que no necesita, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia.
  • Usted se expone brevemente a cantidades muy pequeñas de radiación cada vez que se hace una mamografía.
  • Hay un pequeño riesgo de que un cáncer que se desarrolla antes de los 50 años de edad no se detecte de forma temprana. Usted podría perder la oportunidad de comenzar un tratamiento temprano cuando hay una mayor probabilidad de que tenga éxito.

Historias personales

Historias personales acerca de cuándo empezar a hacerse mamografías

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Ninguna persona de mi familia ha tenido jamás cáncer de seno. Así que no tengo un alto riesgo de tenerlo. Hablé con mi médica sobre esto y he leído toda la información que he podido. Mi médica dice que es mi decisión, pero que ella está ahí para contestar a cualquier pregunta y hablar sobre ello. Me preocupan los resultados positivos falsos. Tengo una amiga que se ha hecho dos biopsias y que ha pasado muchas noches sin dormir y al final resultó no ser nada. Estoy teniendo muchas dificultades para decidir. Pienso que para mí la mejor decisión es no tomar ninguna decisión. Voy a seguir leyendo y reflexionando acerca de ello. Y estoy satisfecha con esto."

— Keiko, 41 años

"No me preocupa mucho la posibilidad de tener cáncer de seno, así que he decidido esperar hasta los 50 años para empezar a hacerme mamografías. Acabo de cumplir 40 años y siempre he estado sana y activa. Además, no tengo ningún factor de riesgo adicional. Entretanto, le mencionaré a mi médico cualquier cambio que me note en los senos."

— Helen, 40 años

"A mi amiga le diagnosticaron cáncer de seno en etapa tardía después de haberse encontrado un bulto en el seno cuando tenía 48 años. No tenía ningún factor de riesgo de la enfermedad, así que no se había hecho ninguna mamografía antes de eso. No puedo evitar pensar que si tal vez se hubiera hecho una mamografía un año o dos antes, podrían haber detectado el cáncer en forma más temprana. Yo tampoco tengo un riesgo alto de cáncer de seno, pero voy a seguir haciéndome mis mamografías anuales, solo para estar segura de que no hay ningún problema."

— Sally, 46 años

"Viajo mucho por trabajo y mis días suelen estar repletos de reuniones una tras otra, así que intentar programar una mamografía es difícil. Pero he logrado hacerlo y todas las mamografías han sido normales. Ahora algunos médicos dicen que está bien que las mujeres esperen y empiecen a hacerse mamografías a los 50 años. Creo que eso es razonable, y no siento que esté aumentando mucho mi riesgo de pasar por alto un cáncer por esperar a tener 50 años para hacerme la próxima."

— Bella, 44 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para empezar a hacerse mamografías a los 40 años (o en cualquier momento entre los 40 y los 49 años)

Razones para comenzar a hacerse mamografías a los 50 años

Me preocupa la posibilidad de tener cáncer de seno a una edad más temprana.

No me preocupa demasiado la posibilidad de tener cáncer de seno a una edad temprana.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Creo que empezar a hacerme mamografías antes justifica el mayor riesgo de tener un resultado positivo falso en una prueba si esta pudiera detectar un cáncer en forma temprana.

Creo que tener un resultado positivo falso en una prueba es más probable que el hecho de que la prueba detecte un problema real si empiezo a hacerme mamografías en forma temprana.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No tengo miedo de hacerme una biopsia ni otras pruebas si mi médico observa un problema en la mamografía.

No quiero hacerme una biopsia ni otras pruebas que tal vez no necesite.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No tengo miedo de exponerme a pequeñas dosis de radiación cada vez que me haga una mamografía.

No quiero exponerme a más radiación de la que es necesaria.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Otros motivos importantes para mí:

Otros motivos importantes para mí:

   
             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Comenzar a hacerse mamografías a los 40 años (o en cualquier momento entre los 40 y los 49 años)

Comenzar a hacerse mamografías a los 50 años

             
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Aumenta el riesgo de cáncer de seno con la edad?

  • No
  • No estoy segura
Eso es correcto. El riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad. Por lo general, las mujeres de menos de 50 años tienen un riesgo más bajo de tener cáncer de seno.

2. ¿Pueden ayudar las mamografías a salvar vidas?

  • No
  • No estoy segura
Eso es correcto. Los estudios demuestran que una pequeña cantidad de mujeres que se hacen mamografías podrían tener menos probabilidades de morir de cáncer de seno. Dado que el riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad, las mujeres de edades entre los 50 y los 70 años tienen mayores probabilidades de beneficiarse de hacerse una mamografía que las mujeres que tienen entre 40 y 49 años.

3. Si una mamografía muestra un resultado anormal, ¿significa eso que tiene cáncer de seno?

  • No
  • No estoy segura
Eso es correcto. Las mamografías pueden mostrar un resultado anormal cuando resulta que no había cáncer (llamado positivo falso). Esto implica que usted puede necesitar más pruebas -como otra mamografía, una ecografía de seno o una biopsia- para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

         
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Wendy Y. Chen, MD, MPH, MD, MPH - Oncología medica, Hematología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Pace LE, Keating NL (2014). A systematic assessment of benefits and risks to guide breast cancer screening decisions. JAMA, 311(13): 1327-1335. http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1853165. Accessed January 16, 2015.
Otras obras consultadas
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Breast cancer screening. ACOG Practice Bulletin No. 122. Obstetrics and Gynecology, 118: 372-382.
  • Oeffinger KC, et al. (2015). Breast cancer screening for women at average risk 2015 guideline update from the American Cancer Society. JAMA, 314(15): 1599-1614. DOI: 10.1001/jama.2015.12783. Accessed January 21, 2016.
  • Siu AL, U.S. Preventive Services Task Force (2016). Screening for breast cancer: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Annals of Internal Medicine, published online January 12, 2016. DOI: 10.7326/M15-2886. Accessed January 12, 2016.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.