Detección del cáncer de seno

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El tipo y la frecuencia de la prueba de detección del cáncer de seno (mama) que es mejor para usted cambia con la edad.

  • De 20 a 39 años de edad: Algunos especialistas recomiendan que las mujeres se hagan un examen clínico del seno cada 3 años, a partir de los 20 años. Hable con su médico acerca de la frecuencia con que debería hacerse un examen de seno. Si usted corre un alto riesgo de llegar a tener cáncer de seno , hable con su médico acerca de cuándo comenzar a hacerse mamografías de rutina y otras pruebas de detección, como resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) .
  • De 40 años y mayores: Es importante que hable con su médico acerca de la evidencia médica sobre las mamografías antes de decidir cuándo comenzar a hacerse mamografías y con qué frecuencia debe hacérselas. Para las mujeres que corren un riesgo promedio:
    • El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda una mamografía de detección cada 2 años para mujeres de entre 50 y 74 años. Para las mujeres de entre 40 y 49 años, el equilibrio entre los beneficios y los daños no está tan claro. Su médico puede ayudarle a entender este equilibrio en su caso particular. El Grupo de Trabajo afirma que la decisión de empezar a hacerse pruebas de detección sistemáticas antes de los 50 años debe ser una decisión personal. Debe basarse en los valores y los antecedentes de salud de cada mujer, así como sus preferencias.
    • La Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) recomienda que las mujeres comiencen las pruebas de detección a los 45 años haciéndose una mamografía anual hasta los 54 años. A los 55 años, las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías cada 2 años. Pueden continuar haciendo esto siempre y cuando tengan buena salud y se espere que vivan 10 años o más. La Sociedad Americana contra el Cáncer también afirma que las mujeres deberían tener otra opción en función de sus valores y preferencias. Esta opción es una prueba de detección anual para mujeres de entre 40 y 44 años y mujeres de 55 años o mayores.
    • El riesgo de cáncer de seno aumenta con la edad, y no se sabe a qué edad las pruebas de detección ya no ayudan para reducir las muertes a causa del cáncer de seno. Si usted tiene 75 años o más, hable con su médico acerca de la mamografía como una parte habitual de su plan de atención de salud.

Usted puede averiguar cuál es su nivel de riesgo en www.cancer.gov/bcrisktool.

La detección temprana es un factor importante en el éxito del tratamiento del cáncer de seno. Cuanto antes se detecte el cáncer de seno, más fácil y exitoso será su tratamiento. Las pruebas que se usan para la detección incluyen:

  • Mamografía . Una mamografía es una radiografía del seno que a menudo puede detectar tumores que son demasiado pequeños como para que usted o su médico los sientan. Las mamografías convencionales utilizan una película radiográfica para grabar imágenes del seno, pero la mayoría de las mamografías que se hacen hoy en día son mamografías digitales. Las mamografías digitales graban imágenes del seno en un archivo electrónico.
  • Tomosíntesis digital de mama (mamografía en 3D) . Esta prueba utiliza rayos X para generar una imagen tridimensional del seno. Esta es una prueba más reciente que se puede utilizar por sí misma o junto con una mamografía digital.
  • Examen clínico del seno (CBE, por sus siglas en inglés) . Durante un examen clínico del seno, su médico le palpará cuidadosamente los senos y debajo de los brazos para detectar bultos u otros cambios inusuales. Hable con su médico acerca de si debe realizarse un examen clínico del seno o no.

Asegúrese de saber cómo se ven y se sienten sus senos normalmente. Cuando sepa qué es lo normal para usted, podrá notar mejor los cambios. Informe a su médico de inmediato si se nota algún cambio en los senos.

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) del seno puede usarse como una prueba de detección en mujeres que corren un alto riesgo de cáncer de seno. Entre ellas se incluyen las mujeres que tienen un resultado positivo de la prueba para los genes BRCA1 o BRCA2, o que tienen dos o más familiares cercanos que han tenido cáncer de seno antes de los 50 años de edad. La MRI también puede ser útil para mujeres que tienen implantes mamarios o para mujeres cuyo tejido mamario es muy denso.

La densidad del seno puede afectar la claridad con que se pueda observar el tejido mamario en una mamografía. Sin embargo, si usted tiene senos densos y si nada más aumenta su riesgo de cáncer de seno, la mamografía es la prueba recomendada para usted.

Para obtener más información, vea el tema Cáncer de seno .

Vea también:

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Breast cancer screening. ACOG Practice Bulletin No. 122. Obstetrics and Gynecology, 118: 372-382.
  • Oeffinger KC, et al. (2015). Breast cancer screening for women at average risk 2015 guideline update from the American Cancer Society. JAMA, 314(15): 1599-1614. DOI: 10.1001/jama.2015.12783. Accessed January 21, 2016.
  • Siu AL, U.S. Preventive Services Task Force (2016). Screening for breast cancer: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Annals of Internal Medicine, published online January 12, 2016. DOI: 10.7326/M15-2886. Accessed January 12, 2016.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Douglas A. Stewart, MD, FRCPC - Oncología medica

Revisado3 mayo, 2017