Diabetes: Reduzca su riesgo de ataque cardíaco y ataque cerebral

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Es cierto que la diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca . Esto significa que su riesgo de ataque cardíaco y ataque cerebral aumenta cuando usted tiene diabetes. Ya de por sí es suficiente tener que manejar la diabetes. Eso explica por qué tener que manejar al mismo tiempo tanto el riesgo cardíaco como la diabetes puede parecer demasiado.

Pero también es cierto que el buen cuidado de la salud cardíaca tiene mucho en común con el buen cuidado de la diabetes.

  • La mayoría de las decisiones saludables que ayudan a controlar la diabetes también ayudan al corazón.
  • Si añade algunos hábitos saludables para el corazón, reducirá su riesgo de enfermedades cardíacas.

¿Qué relación hay entre la enfermedad cardíaca y la diabetes?

Los especialistas no comprenden completamente la manera en que la diabetes afecta al corazón. Muchas cosas pueden provocar una enfermedad cardíaca, incluyendo azúcar alta en la sangre, resistencia a la insulina, colesterol alto y presión arterial alta. Pero las bases genéticas y el estilo de vida también pueden afectar el riesgo de una persona. Por ejemplo, si fuma, usted corre un riesgo más alto de enfermedad cardíaca y vascular que alguien que no fuma.

Su riesgo de tener una enfermedad cardíaca es aún más alto si usted tiene:

  • Presión arterial alta , la cual empuja la sangre por las arterias con demasiada fuerza. Con el tiempo, esto daña las paredes de las arterias.
  • Colesterol alto , el cual produce la acumulación de una clase de grasa dentro de las paredes de los vasos sanguíneos. Esta acumulación puede reducir la irrigación de sangre al músculo cardíaco y elevar su riesgo de tener un ataque cardíaco.
  • Daño renal , el cual comparte muchos de los factores de riesgo para la enfermedad cardíaca (como azúcar alta en la sangre, presión arterial alta y colesterol alto).

¿Cómo puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca?

Usted puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca:

  • Manteniendo sus niveles de colesterol en límites saludables.
  • Controlando el azúcar en la sangre.
  • Reduciendo su presión arterial si está demasiado alta.
  • No fumando.

Esto no es tan difícil como puede sonar. Muchos de los mismos hábitos saludables ayudan a controlar el azúcar en la sangre, la presión arterial, el colesterol y el peso.

Usted probablemente ya esté haciendo más de lo que piensa por su corazón.

Coma con prudencia

Planifique sus alimentos teniendo en cuenta su diabetes. Luego, piense en lo que es saludable para el corazón y haga cambios si lo necesita.

  • Empiece por los carbohidratos.
    • Trate de comer aproximadamente la misma cantidad de carbohidratos a lo largo del día. Esto ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales.
    • Utilice el método que prefiera para equilibrar los carbohidratos que consume. ¿Prefiere usted contar los carbohidratos o el formato de plato ?
  • Opte por un enfoque saludable para el corazón.
    • Elija alimentos que sean ricos en fibra y bajos en grasas saturadas, grasas trans y sal. Esto incluye frutas, verduras y granos integrales, así como carnes y productos lácteos bajos en grasa.
    • Cocine con aceite en lugar de mantequilla.
    • Limite productos salados y elaborados como galletas saladas ("crackers"), papas fritas ("chips"), galletas ("cookies") y sopas enlatadas.
    • Si necesita consejos de alimentación que sean saludables tanto para el corazón como para la diabetes, colabore con un dietista registrado.

Puede elegir entre varios planes de alimentación saludables para el corazón (¿Qué es un documento PDF ?) a fin de ayudar a controlar la presión arterial y el colesterol.

Haga actividad

Hacer actividad es bueno para la diabetes y el corazón. Ayuda a controlar la presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol. Y desempeña un papel importante en el control del peso. A su vez, tener un peso saludable también ayuda a controlar la diabetes y el riesgo cardíaco.

  • Hable con su médico antes de empezar un programa de ejercicio.
  • Elija maneras de hacer actividad de las que disfrute. Caminar es una buena opción si apenas está empezando o si tiene poco tiempo. El ejercicio de resistencia también ayuda a mejorar el estado físico y a controlar mejor el azúcar en la sangre.
  • Cada día o cada semana, añada algo más de tiempo o esfuércese un poco más al hacer su actividad. Aumente la cantidad de tiempo gradualmente hasta llegar a hacer al menos 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana.

Controle y lleve un registro de sus niveles

  • Revise sus niveles de azúcar en la sangre. Conozca sus metas de azúcar en la sangre. Mídase los niveles en casa, y hágase pruebas de A1c con regularidad. Todos los días, haga lo que pueda para mantener su nivel de azúcar en la sangre aproximadamente al mismo nivel, dentro de sus límites ideales.
  • Conozca su presión arterial. Piense en medirse la presión arterial en casa. Lleve un registro y compártalo con su médico. Su médico le dará una meta que sea adecuada para usted. Si tiene la presión arterial alta, el tratamiento también puede incluir medicamentos para la presión arterial.
  • Hágase un análisis de orina para detectar proteínas. Las proteínas en la orina pueden ser una señal de daño en los riñones ( nefropatía diabética ). Si tiene señales de daño renal, puede también tener un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Su médico podría sugerirle una prueba de colesterol y triglicéridos basándose en su edad y en sus factores de riesgo de enfermedad cardíaca. Hable con su médico acerca de cuándo es el momento adecuado para hacerse una prueba de colesterol.

Para obtener más información, vea Cuándo realizarse una prueba de colesterol .

Dé prioridad a la buena salud

  • Colabore estrechamente con los profesionales de la salud encargados de su atención. Asegúrese de que cada médico que consulte tenga toda su información médica, incluidos los resultados de las pruebas. Si tiene alguna pregunta acerca de sus pruebas, medicamentos, ejercicio o acerca de una alimentación saludable, hable con su médico o con un dietista registrado.
  • No fume. Fumar aumenta su riesgo de ataque al corazón o ataque cerebral. Si necesita ayuda para dejar el hábito, hable con su médico sobre programas y medicamentos para dejar de fumar. Estos pueden hacer que sea más fácil dejar de fumar para siempre.
  • Tome sus medicamentos a diario como le fueron recetados. Los medicamentos solo funcionan en tanto que los tome. Por ejemplo, su médico puede recomendarle que tome una estatina para reducir el riesgo de ataque cardíaco y ataque cerebral. O su médico puede recomendarle una aspirina diaria, si deciden conjuntamente que es lo más adecuado para usted.

Para obtener más información, vea los temas Estatinas: ¿Debería tomarlas? y Aspirina: ¿Debería tomar aspirina todos los días para prevenir un ataque al corazón o un ataque cerebral?

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Diabetes Association (2017). Standards of medical care in diabetes-2017. Diabetes Care, 40(Suppl 1): S1-S135. http://care.diabetesjournals.org/content/40/Supplement_1. Accessed December 15, 2016.
  • De Ferranti SD, et al. (2014). Type 1 diabetes mellitus and cardiovascular disease: A scientific statement from the American Heart Association and American Diabetes Association. Diabetes Care, published online August 11, 2014. DOI: 10.2337/dc14-1720. Accessed September 4, 2014.
  • Eckel RH, et al. (2013). 2013 AHA/ACC guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation. http://circ.ahajournals.org/content/early/2013/11/11/01.cir.0000437740.48606.d1.citation. Accessed December 5, 2013.
  • Fox CS, et al. (2015). Update on prevention of cardiovascular disease in adults with type 2 diabetes mellitus in light of recent evidence: A scientific statement from the American Heart Association and the American Diabetes Association. Diabetes Care, 38(9):1777-1803. DOI: 10.2337/dci15-0012. Accessed September 29, 2015.
  • Low Wang CC, et al. (2016). Cardiovascular disease in diabetes mellitus: Atherosclerotic cardiovascular disease and heart failure in type 2 diabetes mellitus-Mechanisms, management, and clinical considerations. Circulation, 133: 2459-2502. DOI:10.1161/CIRCULATIONAHA.116.022194. Accessed November 25, 2016.
  • Skyler JS, et al. (2009). Intensive glycemic control and the prevention of cardiovascular events: Implications of the ACCORD, ADVANCE, and VA Diabetes Trials: A position statement of the American Diabetes Association and a scientific statement of the American College of Cardiology Foundation and the American Heart Association. Diabetes Care, 32(1), 187-192.
  • Smith SC, et al. (2011). AHA/ACCF secondary prevention and risk reduction therapy for patients with coronary and other atherosclerotic vascular disease: 2011 update: A guideline from the American Heart Association and American College of Cardiology Foundation. Circulation, 124(22): 2458-2473. Also available online: http://circ.ahajournals.org/content/124/22/2458.full.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado13 marzo, 2017