Diente arrancado de un golpe: Primeros auxilios

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Las lesiones en la boca que son lo suficientemente contundentes como para arrancar un diente también pueden dañar otros dientes u otras estructuras de la boca o la cara, como el paladar, las encías, los labios o las mejillas. En ocasiones es posible volver a colocar un diente permanente en su cavidad (reimplante). Se obtienen los mejores resultados si el dentista reimplanta el diente en menos de 30 minutos. Son pocas las posibilidades de un buen reimplante después de 2 horas.

1. Encuentre el diente.

  • Para un diente de leche (diente primario): Aplique una gasa limpia a la encía y a la cavidad (alvéolo) durante aproximadamente 15 minutos para controlar el sangrado. Un diente de leche no se reimplanta después de haber sido arrancado porque el reimplante puede causar problemas con el desarrollo posterior del diente permanente. Su hijo deberá ser evaluado por un dentista incluso si el diente estaba a punto de caerse pronto.
  • Para un diente permanente: Aplique una gasa limpia y continúe con los pasos que se enumeran a continuación.

2. Enjuague el diente suavemente con agua del grifo mientras lo sostiene por la parte superior ( corona ). No frote ni restriegue el diente ni toque la raíz.

3. Guarde el diente de forma adecuada para llevarlo al dentista.

  • La mejor manera de transportar un diente es volver a ponerlo en su cavidad. Con cuidado, colóquelo de nuevo en su posición normal. No se preocupe si sobresale un poco. Muerda suavemente una gasa o una bolsita de té humedecida para ayudar a mantener el diente en su lugar. Sostenga el diente en su cavidad con el dedo durante el transporte. Un adulto o un niño de más edad tal vez puedan mantener el diente en la boca entre las encías y la mejilla o debajo de la lengua, teniendo cuidado de no tragarlo. No se debe esperar que un niño pequeño pueda hacer esto.
  • Si el adulto o el niño está demasiado ansioso para colocar el diente en su cavidad o para sostenerlo entre las encías y la mejilla, coloque el diente en leche. Si no tiene leche a su disposición, utilice agua del grifo o un producto de venta libre, como Hank's solution o Save-A-Tooth.
  • No ponga el diente en agua salada, alcohol ni enjuague bucal.

4. Llame a su dentista de inmediato para coordinar la atención. Si no puede hablar con su dentista enseguida, vaya a la sala de urgencias del hospital inmediatamente. Asegúrese de llevar el diente consigo.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017