Discapacidades en el aprendizaje

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué son las discapacidades en el aprendizaje?

Las discapacidades en el aprendizaje hacen que su hijo tenga dificultades para aprender en ciertas áreas. Su hijo podría tener problemas para escuchar, hablar, leer, escribir, deletrear o hacer cuentas matemáticas. Un ejemplo de una discapacidad en el aprendizaje es la dislexia . Un niño con dislexia tiene dificultades para leer, escribir y deletrear.

Las discapacidades de aprendizaje no son lo mismo que las dificultades para aprender que están causadas por problemas para ver, oír o moverse. No están vinculadas con problemas afectivos ni con la cultura, el entorno o los ingresos económicos. Pero muchos niños con discapacidades en el aprendizaje tienen otros problemas que dan dificultades para estudiar. Estos incluyen ADHD y problemas de comportamiento o de memoria.

Una discapacidad en el aprendizaje dura toda la vida. Su hijo continuará teniéndola de adulto. Pero tomar medidas para manejarla temprano durante la infancia puede ayudar. Los niños con una discapacidad de aprendizaje a menudo pueden manejar la discapacidad y tener éxito en los estudios y en otras áreas. Este éxito puede continuar en la adultez.

¿Cuál es la causa de una discapacidad en el aprendizaje?

La mayor parte del tiempo, los especialistas no conocen el motivo de las discapacidades en el aprendizaje. Pero estas discapacidades tienden a ser hereditarias.

Los especialistas piensan que algunos niños tienen discapacidades en el aprendizaje porque el cerebro de estos niños usa y procesa información de manera diferente que el de los otros niños. Una discapacidad en el aprendizaje no significa que su hijo sea menos inteligente que otros niños ni que sea "perezoso" para estudiar.

Algunas discapacidades en el aprendizaje pueden estar causadas por una enfermedad o lesión de la madre durante el parto o antes del mismo, o por el consumo de drogas y alcohol de la madre durante su embarazo.

Después del nacimiento de un niño, una lesión en la cabeza, nutrición deficiente, exposición a sustancias tóxicas (como el plomo) o maltrato infantil pueden contribuir a las discapacidades en el aprendizaje.

¿Cuáles son las señales?

Las señales de discapacidades en el aprendizaje varían según la edad. A menudo se descubren en la escuela primaria, cuando un niño tiene problemas para hacer tareas que comprenden leer, escribir o hacer cuentas.

Las señales más comunes son:

  • Dificultades para leer, como lectura lenta que requiere demasiado esfuerzo.
  • Dificultades para escribir.
  • No desempeñarse bien en la escuela, y sin un motivo claro.

Su hijo también puede:

  • Empezar a hablar más tarde de lo esperado y mostrar lentitud para aprender palabras nuevas.
  • Tener dificultad para aprender el alfabeto, los números, los días de la semana, los colores, las formas, y para deletrear y escribir su propio nombre.
  • Cometer errores sistemáticos al leer y al deletrear.
  • Confundir símbolos matemáticos y leer mal los números.
  • Tener problemas para colocar información o eventos en un orden correcto.
  • No entender las "reglas" de hablar con los demás. Por ejemplo, su hijo puede pararse demasiado cerca de otros al hablar o hablar cuando no es su turno.

¿Qué debería hacer usted si piensa que su hijo pudiera tener una discapacidad en el aprendizaje?

Si usted piensa que su hijo tiene una discapacidad en el aprendizaje, hable con el médico, el maestro o el consejero de la escuela de su hijo. Usted también puede preguntarle a su hijo acerca de cualquier problema que pueda estar teniendo en la escuela.

Tal vez quiera que le hagan una evaluación a su hijo. Su médico o un profesional escolar le preguntará qué señales de una discapacidad en el aprendizaje han visto usted y los maestros de su hijo. También le harán preguntas a su hijo.

No se puede diagnosticar una discapacidad en el aprendizaje con una sola prueba. Las pruebas pueden incluir pruebas de lectura y escritura, así como las que se concentran en la personalidad, el estilo de aprendizaje, las capacidades de lenguaje y de resolución de problemas, y el coeficiente intelectual (IQ, por sus siglas en inglés).

¿Cómo se trata una discapacidad en el aprendizaje?

Una discapacidad en el aprendizaje se trata usando herramientas educativas para ayudar a superarla. No suelen usarse medicamentos ni asesoramiento.

Para la mayoría de los niños, las leyes federales requieren que una escuela pública elabore un Programa Individualizado de Educación (IEP, por sus siglas en inglés). Un IEP detalla la discapacidad de su hijo, los métodos de enseñanza adecuados y las metas para el año escolar. El IEP cambia según lo bien que se desempeñe su hijo. Usted tendrá el derecho de pedir un cambio en el IEP si no está de acuerdo con el mismo.

¿Qué puede hacer para ayudar a su hijo?

  • Aprenda acerca de la discapacidad en el aprendizaje de su hijo. Esto puede ayudarle a entender mejor y ayudar a su hijo. También puede hablar con otros padres cuyos hijos tengan discapacidades de aprendizaje.
  • Averigüe sobre el mejor estilo de aprendizaje de su hijo. ¿Su hijo se desempeña mejor a través de la lectura o al escuchar? ¿Sería mejor para él una demostración o una experiencia práctica? Por ejemplo, si su hijo comprende mejor cuando escucha, déjelo que aprenda nueva información escuchando un libro en audio o mirando un DVD.
  • Sea honesto con su hijo acerca de la discapacidad. Explíquesela de una manera que su hijo pueda entender. Y ofrézcale su amor y apoyo. Dígale a su hijo que algunas cosas le van a costar, pero esto no significa que él o ella esté condenado al fracaso.
  • Considere buscar un tutor para que ayude a su hijo. O aprenda cómo enseñarle a su hijo usted mismo.
  • Concéntrese en otras cosas además de la escuela y la discapacidad en el aprendizaje. Aliente a su hijo a explorar muchos tipos diferentes de actividades.
  • Elogie a su hijo cuando se desempeñe bien en cualquier actividad escolar o recreativa.
  • Encuentre pequeñas tareas que su hijo pueda hacer en casa. Use instrucciones sencillas, y divida las tareas en muchos pasos pequeños. Terminar estas tareas puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades específicas y la confianza en sí mismo.
  • Si usted tiene inquietudes acerca de su salud mental o la de su hijo, considere obtener asesoramiento. El asesoramiento tal vez pueda ayudarles a usted y a su hijo a enfrentar las frustraciones que puedan sentir.
  • Establezca una buena relación con el maestro de su hijo. Manténganse actualizados mutuamente con respecto al progreso de su hijo en la escuela y en el hogar.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Levine MD (2009). Differences in learning and neurodevelopmental function in school-age children. In WB Carey et al., eds., Developmental-Behavioral Pediatrics, 4th ed., pp. 535-546. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Reiff MI, Stein MT (2011). Learning problems. In CD Rudolph et al., eds., Rudolph's Pediatrics, 22nd ed., pp. 327-331. New York: McGraw-Hill.
  • Tannock R (2009). Learning disorders. In BJ Sadock, VA Sadock, eds., Kaplan and Sadock's Comprehensive Textbook of Psychiatry, 9th ed., vol. 2, pp. 3475-3485. Philadelphia: Lippincott Williams and Williams.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Louis Pellegrino, MD - Pediatría del Desarrollo

Revisado7 diciembre, 2017