Dolor abdominal, 12 años o más

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La causa de los problemas abdominales puede ser difícil de localizar. A veces, los problemas abdominales menores y graves comienzan con los mismos síntomas. Afortunadamente, la mayoría de los problemas abdominales son menores, y el tratamiento en el hogar es lo único que se necesita.

Muchas veces, es difícil encontrar la causa exacta del dolor abdominal . La intensidad de su dolor, su ubicación y otros síntomas que tenga pueden ayudar a determinar qué es lo que está causando el dolor.

  • El dolor generalizado afecta a la mitad o a más de la mitad del abdomen. El dolor generalizado puede ocurrir con muchas enfermedades diferentes y, por lo general, desaparecerá sin tratamiento médico. La indigestión y el malestar estomacal son problemas comunes que pueden causar dolor generalizado. El tratamiento en el hogar puede ayudar a aliviar parte de la molestia. El dolor generalizado leve o el dolor con retortijones que se vuelve más intenso al cabo de varias horas pueden ser un síntoma de obstrucción de los intestinos ( obstrucción intestinal ).
  • El dolor localizado se localiza en una zona del abdomen. Es más probable que el dolor localizado que aparece repentinamente y empeora sea un síntoma de un problema grave. Es posible que el dolor de la apendicitis comience como generalizado, pero a menudo se traslada (localiza) a una zona del abdomen. El dolor de la enfermedad de la vesícula biliar o de la enfermedad de úlcera péptica a menudo comienza en una zona del abdomen y permanece en ese mismo lugar. El dolor localizado que se vuelve más intenso en forma gradual puede ser un síntoma de inflamación de un órgano abdominal.
  • Los retortijones son un tipo de dolor que aparece y desaparece (intermitente) o que cambia de posición o intensidad. Los retortijones rara vez son graves si se alivian al eliminar gases o evacuar heces. Muchas mujeres tienen dolor con cólicos durante sus períodos menstruales. Por lo general, el dolor generalizado con retortijones no es motivo de preocupación, a menos que empeore, dure más de 24 horas o se localice. Los retortijones que comienzan repentinamente con diarrea u otros problemas de salud menores pueden ser bastante dolorosos, pero, por lo general, no son graves.

De vez en cuando, el dolor intenso que aparece repentinamente puede ser un síntoma de ruptura del estómago o de los intestinos (perforación ), torsión del testículo o del ovario , un cálculo renal , enfermedad de la vesícula biliar o problemas de los vasos sanguíneos, como un aneurisma aórtico . Es posible que el dolor causado por apendicitis o enfermedad de la vesícula biliar aumente cuando se mueve o tose. Es más probable que el dolor que aumenta con el movimiento o al toser y no parece ser causado por la distensión de los músculos sea un síntoma de un problema grave. Por lo general, se necesita una visita a un médico cuando el dolor abdominal intenso aparece repentinamente, o cuando el dolor leve nuevo y diferente lentamente se vuelve más intenso en el transcurso de varias horas o días.

Después de una lesión abdominal menor, es posible que ocurran dolor, náuseas o vómito, pero esto suele mejorar al cabo de algunos minutos. El dolor y otros síntomas que continúan, aumentan o se presentan después de una lesión podrían implicar que se ha dañado un órgano abdominal.

Muchos medicamentos pueden causar dolor abdominal. Algunos medicamentos también causan efectos secundarios, como estreñimiento, que pueden hacer que el dolor abdominal empeore.

Los síntomas abdominales también pueden producirse a causa de una infección transmitida por animales o al viajar a un país extranjero.

Se han asociado síntomas abdominales específicos con el cáncer de ovario . Estos síntomas incluyen dolor abdominal o pélvico , aumento del tamaño abdominal o abotagamiento, y dificultad para comer o sentirse satisfecho rápidamente. Si tiene uno o más de estos síntomas, y ocurre casi todos los días por más de 2 o 3 semanas, hable con su médico.

Revise sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Tiene dolor o retortijones en el estómago?
Esto también incluye las lesiones en el estómago.
Dolor abdominal
No
Dolor abdominal
¿Qué edad tiene?
11 años o menos
11 años o menos
12 a 55 años
12 a 55 años
56 años o más
56 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer
¿Se ha sometido a alguna cirugía en el pecho, el estómago o el área pélvica en las últimas 2 semanas?
Cirugía abdominal reciente
No
Cirugía abdominal reciente
¿Está embarazada?
Sí, usted sabe que está embarazada.
Embarazo
No, no está embarazada, o no está segura de estar embarazada.
Embarazo
¿Ha tenido un bebé en los últimos 3 meses?
Ha tenido un bebé en los últimos 3 meses
No
Ha tenido un bebé en los últimos 3 meses
¿Podría estar teniendo síntomas de un ataque al corazón ?
Si está teniendo un ataque al corazón, hay diversas áreas donde podría sentir dolor u otros síntomas .
Síntomas de ataque cardíaco
No
Síntomas de ataque cardíaco
Symptoms of shock
No
Symptoms of shock
¿Cree que podría estar deshidratado ?
May be dehydrated
No
May be dehydrated
¿Los síntomas son graves, moderados o leves ?
Graves
Severe dehydration
Moderados
Moderate dehydration
Leves
Mild dehydration
¿Tiene problemas para beber lo suficiente como para reponer los líquidos que perdió?
Por lo general, no son suficientes los pequeños sorbos de líquido. Usted debe ser capaz de ingerir y retener una abundante cantidad de líquido.
Unable to maintain fluid intake
No
Able to maintain fluid intake
¿Tiene dolor en el abdomen?
Dolor en el abdomen
No
Dolor en el abdomen
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala de 0 a 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Dolor intenso
5 a 7: Dolor moderado
Dolor moderado
1 a 4: Dolor leve
Dolor leve
El dolor:
¿Ha empeorado?
El dolor está empeorando
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
El dolor no ha cambiado
¿Ha mejorado?
El dolor está mejorando
¿Durante cuánto tiempo ha tenido dolor?
Menos de 4 horas
Dolor durante menos de 4 horas
Al menos 4 horas pero menos de 1 día completo (24 horas)
Dolor durante 4 a 24 horas
Al menos 1 día completo pero menos de 2 días (48 horas)
Dolor durante más de 24 horas
Al menos 2 días pero menos de 1 semana
Dolor durante más de 48 horas
1 semana o más
Dolor durante más de 1 semana
¿Le duele todo el estómago o principalmente en un área?
Es más probable que el dolor que es más intenso en únicamente un área sea más grave que un dolor que se siente en todo el estómago.
Principalmente en solo un área
Dolor localizado
Por todas partes
Dolor general
Dolor en la parte inferior derecha del abdomen
No
Dolor en la parte inferior derecha del abdomen
¿Tiene dolor con una protuberancia nueva en el ombligo o la ingle?
Protuberancia en el ombligo o la ingle
No
Protuberancia en el ombligo o la ingle
¿Existe alguna posibilidad de que esté embarazada?
Posibilidad de embarazo
No
Posibilidad de embarazo
En el término de la última semana, ¿ha tenido alguna lesión en el abdomen, como un golpe en el estómago o una caída fuerte?
Lesión abdominal durante la última semana
No
Lesión abdominal durante la última semana
Desde la lesión, ¿ha tenido algún sangrado nuevo del recto, de la uretra o de la vagina?
Sangrado del recto, la vagina o la uretra desde la lesión
No
Sangrado del recto, la vagina o la uretra desde la lesión
¿Hay alguna herida en el estómago que sea más profunda que un rasguño?
Herida penetrante
No
Herida penetrante
¿Ha vomitado después de sufrir la lesión?
Vomitó después de la lesión
No
Vomitó después de la lesión
¿Hay dolor justo debajo de las costillas?
El dolor justo debajo de las costillas después de una lesión puede ser un síntoma de daño grave en el hígado o en el bazo.
El dolor está debajo de las costillas
No
El dolor está debajo de las costillas
¿Ha tenido algún dolor nuevo en el hombro desde la lesión?
Una lesión en el estómago a veces puede causar dolor en el hombro.
Dolor en el hombro desde la lesión
No
Dolor en el hombro desde la lesión
¿Se lastimó el hombro en la lesión?
Lesión en el hombro
No
Lesión en el hombro
¿Cree que la lesión puede haber sido causada por maltrato?
La lesión puede deberse al abuso
No
La lesión puede deberse al abuso
Heces negruzcas o con sangre
No
Heces negruzcas o con sangre
Ha tenido:
¿Al menos 1 evacuación en su mayor parte negra o sanguinolenta (con sangre)?
Heces en su mayor parte negruzcas o con sangre al menos 1 vez
¿Al menos 1 evacuación parcialmente negra o sanguinolenta (con sangre)?
Heces en su mayor parte negruzcas o con sangre al menos 1 vez
¿Rastros de sangre en las heces?
Restos de sangre en las heces
¿Cree que podría tener fiebre?
Posible fiebre
No
Posible fiebre
¿Se tomó la temperatura?
Se tomó la temperatura
No
Se tomó la temperatura
¿Qué tan alta es la fiebre? La respuesta podría depender de la manera en que se tomó la temperatura .
Alta: 104°F (40°C) o más, oral
Fiebre alta: 104°F (40°C) o más, oral
Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Fiebre moderada: de 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
Fiebre leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
¿Qué tan alta cree que es la fiebre?
Alta
Cree que la fiebre es alta
Moderada
Cree que la fiebre es moderada
Leve o baja
Cree que la fiebre es leve
¿Durante cuánto tiempo ha tenido fiebre?
Menos de 2 días (48 horas)
Fiebre durante menos de 2 días
Al menos 2 días pero menos de 1 semana
Fiebre durante más de 2 días y menos 1 semana
1 semana o más
Fiebre durante 1 semana o más
¿Tiene algún problema de salud o toma medicamentos que debilitan el sistema inmunitario ?
Disease or medicine that causes immune system problems
No
Disease or medicine that causes immune system problems
¿Tiene temblores y escalofríos o sudoración muy intensa?
Los temblores y escalofríos son una forma grave e intensa de tiritar. La sudoración intensa significa que el sudor le corre por el cuerpo o le empapa la ropa.
Escalofríos violentos o sudoración intensa
No
Escalofríos violentos o sudoración intensa
¿Tiene náuseas o vómito?
Tener náuseas significa que usted tiene revoltura estomacal, como si fuera a vomitar.
Náuseas o vómito
No
Náuseas o vómito
¿Ha vomitado?
Vómito
No
Vómito
¿Ha vomitado sangre o algo parecido a granos de café molidos?
Si sólo hay uno o dos hilos de sangre que usted está seguro que salieron de la nariz o de la boca, no está vomitando sangre.
Ha vomitado sangre o algo parecido a posos de café
No
Ha vomitado sangre o algo parecido a posos de café
¿Qué cantidad de sangre ha vomitado?
Dos o más rastros de sangre, o cualquier cantidad de material que parece granos de café molido
Ha vomitado algo parecido a posos de café o el vómito tiene al menos 2 vetas de sangre
Un rastro de sangre o menos
El vómito tiene 1 veta de sangre o menos
¿Ha tenido náuseas durante más de 2 días completos (48 horas)?
Náuseas durante más de 2 día
No
Náuseas durante no más de 2 días
¿Tiene diabetes?
Diabetes
No
Diabetes
¿Está perdiendo el control de su diabetes debido a que está enfermo?
La diabetes se ve afectada por enfermedad
No
La diabetes se ve afectada por enfermedad
¿Usted y su médico tienen un plan para lo que deben hacer cuando usted está enfermo ?
Plan de diabetes para días de enfermedad
No
Plan de diabetes para días de enfermedad
¿El plan le está ayudando a mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control?
El plan de diabetes para días de enfermedad está funcionando
No
El plan de diabetes para días de enfermedad no está funcionando
¿Qué tan rápido está perdiendo el control?
Rápidamente (en varias horas)
El azúcar en la sangre está empeorando rápidamente
Lentamente (durante días)
El azúcar en la sangre está empeorando lentamente
¿El dolor comenzó después de que tomó algún medicamento nuevo ?
El dolor abdominal comenzó después de comenzar a tomar el medicamento
No
El dolor abdominal comenzó después de comenzar a tomar el medicamento
En las últimas semanas, ¿ha bajado de peso sin la intención de hacerlo?
Ha estado perdiendo peso sin intentarlo
No
Ha estado perdiendo peso sin intentarlo
¿Han durado más de 1 semana sus síntomas?
Symptoms have lasted longer than 1 week
No
Symptoms have lasted longer than 1 week

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Si tiene dolor con retortijones en el abdomen:

  • El dolor puede molestar un poco o mucho.
  • El dolor puede cambiar de minuto a minuto. Con frecuencia, los retortijones mejoran cuando elimina gases o evacua el intestino.
  • El dolor puede sentirse como una opresión o pellizco en el abdomen.
  • El dolor puede localizarse en una zona específica o estar en una zona más grande. El dolor puede desplazarse.

El choque ("shock") es una afección potencialmente mortal que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque (la mayoría de estos estarán presentes) incluyen:

  • Desmayo (pérdida del conocimiento).
  • Sentir mucho mareo o aturdimiento, como si estuviera por desmayarse.
  • Sentirse muy débil o tener problemas para estar de pie.
  • No sentirse alerta ni capaz de pensar claramente. Es posible que se sienta confuso, inquieto, temeroso o incapaz de responder preguntas.

Si no está seguro de si la fiebre es alta, moderada o leve, tenga en cuenta lo siguiente:

Con fiebre alta:

  • Siente mucho calor.
  • Es probable que sea una de las fiebres más altas que haya tenido. La fiebre alta no es tan común, especialmente en adultos.

Con fiebre moderada:

  • Siente un poco de calor o calor.
  • Sabe que tiene fiebre.

Con fiebre leve:

  • Es posible que sienta un poco de calor.
  • Cree que podría tener fiebre, pero no está seguro.

La temperatura varía un poco según cómo se mida. Para los adultos y niños de 12 años o más, estos son los márgenes para temperaturas alta, moderada y leve, según la forma en que haya tomado la temperatura.

Temperatura bucal

  • Alta: 104°F (40°C) o más
  • Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C)
  • Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos

Una medición de la temperatura en la frente suele ser entre 0.5°F (0.3°C) y 1°F (0.6°C) más baja que la temperatura oral.

Temperatura timpánica (en el oído) o rectal

  • Alta: 105°F (40.6°C) o más
  • Moderada: 101.4°F (38.6°C) a 104.9°F (40.5°C)
  • Leve: 101.3°F (38.5°C) o menos

Temperatura axilar

  • Alta: 103°F (39.5°C) o más
  • Moderada: 99.4°F (37.4°C) a 102.9°F (39.4°C)
  • Leve: 99.3°F (37.3°C) o menos

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los adultos son:

  • Enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y VIH/SIDA.
  • Problemas a largo plazo con el alcohol y las drogas.
  • Medicamentos esteroides, que pueden usarse para tratar una variedad de afecciones.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • Otros medicamentos usados para tratar la enfermedad autoinmunitaria.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • No tener bazo.

Dolor en adultos y niños mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente intenso como para perturbar sus actividades normales y el sueño, pero lo puede tolerar durante horas o días. Moderado también puede significar dolor que aparece y desaparece incluso si es intenso cuando está presente.
  • Dolor leve (de 1 a 4): Usted nota el dolor, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Es fácil que su diabetes se salga de control cuando está enfermo. Debido a una enfermedad:

  • Su nivel de azúcar en la sangre podría ser demasiado alto o demasiado bajo.
  • Es posible que usted no pueda tomar sus medicamentos para la diabetes (si tiene vómito o problemas para retener los alimentos o los líquidos).
  • Es posible que no sepa cómo ajustar la dosis o cuándo debe administrar su medicamento para la diabetes.
  • Es posible que usted no esté comiendo suficiente cantidad de alimentos o bebiendo suficiente cantidad de líquido.

Por lo general, un plan para enfermedad destinado a personas con diabetes cubre aspectos como los siguientes:

  • La frecuencia con la que se debe revisar el nivel de azúcar en la sangre y cuáles son los límites ideales.
  • Si se debe ajustar la dosis y el momento de administración de la insulina o de otros medicamentos para la diabetes y cómo hacerlo.
  • Qué hacer si usted tiene problemas para retener los alimentos o los líquidos.
  • Cuándo llamar a su médico.

El plan está diseñado para ayudarle a mantener la diabetes bajo control aunque esté enfermo. Cuando tiene diabetes, aun una enfermedad leve puede causar problemas.

Usted puede deshidratarse cuando pierde mucho líquido debido a problemas como vómito o fiebre.

Los síntomas de deshidratación pueden ser de leves a graves. Por ejemplo:

  • Es posible que se sienta cansado y tenso (deshidratación leve), o puede sentirse débil, que no está alerta e incapaz de pensar claramente (deshidratación grave).
  • Es posible que orine menos de lo habitual (deshidratación leve), o es posible que no orine en absoluto (deshidratación grave).

Deshidratación grave significa:

  • Es posible que tenga la boca y los ojos extremadamente secos.
  • Es posible que orine poco o no orine durante 12 horas o más.
  • Es posible que no se sienta alerta ni capaz de pensar claramente.
  • Es posible que se sienta demasiado débil o mareado como para mantenerse de pie.
  • Es posible que se desmaye.

Deshidratación moderada significa:

  • Es posible que tenga mucha más sed de lo habitual.
  • Es posible que tenga la boca y los ojos más secos de lo habitual.
  • Es posible que orine poco o no orine durante 8 horas o más.
  • Es posible que se sienta mareado cuando se pone de pie o se incorpora.

Deshidratación leve significa:

  • Es posible que tenga más sed de lo habitual.
  • Es posible que orine menos de lo habitual.

La sangre en las heces puede provenir de cualquier parte del tubo digestivo, como el estómago o los intestinos. Según la parte de donde venga la sangre y la rapidez con que se mueva, es posible que tenga un color rojo vivo, marrón rojizo o negro como el alquitrán.

Una pequeña cantidad de sangre color rojo vivo en las heces o en el papel higiénico suele ser causada por una leve irritación del recto. Por ejemplo, esto puede suceder si tiene que esforzarse mucho para evacuar las heces o si tiene hemorroides.

Determinados medicamentos y alimentos pueden afectar el color de las heces. Los medicamentos contra la diarrea (como Pepto-Bismol) y las tabletas de hierro pueden hacer que las heces se vuelvan negras. Comer mucha remolacha (betabel) podría hacer que las heces se vuelvan rojas. Comer alimentos con colorante negro o azul oscuro puede hacer que las heces se pongan negras.

Si toma aspirina o algún otro medicamento que previene los coágulos de sangre, esto puede hacer que haya algo de sangre en sus heces. Si toma un medicamento que previene los coágulos sanguíneos y tiene sangre en las heces en forma persistente, llame a su médico para hablar de sus síntomas.

Los síntomas de un ataque al corazón podrían incluir:

  • Dolor o presión en el pecho, o una sensación extraña en el pecho.
  • Sudoración.
  • Falta de aire.
  • Náuseas o vómito.
  • Dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula, la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.
  • Aturdimiento o debilidad repentina.
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares.

Cuantos más de estos síntomas presente, es más probable que esté teniendo un ataque al corazón. El dolor o la presión en el pecho es el síntoma más común, pero es posible que algunas personas, especialmente las mujeres, no lo noten tanto como otros síntomas. Es posible que no tenga dolor en el pecho en absoluto, sino que en su lugar le falte el aire o tenga náuseas o una extraña sensación en el pecho o en otras zonas.

Muchos medicamentos recetados y sin receta pueden provocar dolor abdominal o retortijones. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Aspirina, ibuprofeno (como Advil o Motrin) y naproxeno (como Aleve).
  • Antibióticos.
  • Antidiarreicos.
  • Laxantes.
  • Suplementos de hierro.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Después de llamar al 911 , el operador podría decirle que mastique 1 aspirina de adulto (325 mg) o 2 a 4 aspirinas de dosis baja (81 mg). Espere a la ambulancia. No trate de conducir un automóvil por sí mismo.

Problemas posoperatorios
Problemas relacionados con el embarazo
Dolor abdominal, 11 años o menos
Problemas después de dar a luz a su bebé

Tratamiento en el hogar

La mayoría de las veces, el dolor abdominal mejora con tratamiento en el hogar y usted no necesita visitar a un médico. A menudo, el tratamiento específico en el hogar para el dolor abdominal depende de los síntomas que estén presentes junto con el dolor, como diarrea, náuseas y vómito.

Si tiene dolor abdominal leve sin otros síntomas, pruebe realizar las siguientes actividades:

  • Descanse hasta que se sienta mejor.
  • Beba abundante líquido para prevenir la deshidratación . Es posible que descubra que tomar sorbos pequeños y frecuentes de una bebida le sienta mejor al estómago que tratar de beber un vaso lleno de una vez. No beba bebidas gaseosas o con cafeína, como sodas, té o café.
  • Pruebe comer varias comidas pequeñas al día en lugar de 2 o 3 grandes. Coma alimentos suaves, como arroz, pan tostado seco o galletas saladas, bananas (plátanos) y compota de manzana. No coma alimentos condimentados, otras frutas, alcohol ni bebidas que tengan cafeína hasta 48 horas después de que todos los síntomas hayan desaparecido.
  • No coma alimentos con alto contenido de grasa. Los alimentos con mucha grasa pueden aumentar su dolor abdominal.
  • No use aspirina ni otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno y naproxeno. Estos medicamentos pueden irritarle el estómago y aumentar su dolor.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • El dolor aumenta, no mejora o se localiza en una zona específica del abdomen.
  • Se presentan otros síntomas, como diarrea, náuseas, vómito o fiebre.
  • Los síntomas se vuelven más graves o frecuentes.

Prevención

A menudo, el dolor abdominal puede prevenirse.

  • Forme hábitos intestinales regulares para prevenir el dolor abdominal causado por el estreñimiento. Para obtener más información, vea el tema Estreñimiento, 12 años o más .
  • Tenga hábitos alimentarios regulares. Comer en exceso es una causa común de la molestia abdominal. Coma lentamente y deténgase cuando se sienta satisfecho.
  • Para prevenir el dolor abdominal causado por tragar aire (aerofagia), no masque chicle ni beba bebidas gaseosas.
  • Prevenga las lesiones abdominales usando su cinturón de seguridad en forma segura y correcta cada vez que conduzca o viaje como pasajero en un automóvil.
    • Use tanto los cinturones de regazo como los de hombro. La correa del hombro debe cruzar la clavícula, y el cinturón de regazo debe calzar en la parte baja y estar apretado.
    • No use la correa del hombro por detrás de la espalda ni por debajo del brazo. Este hábito peligroso puede causar lesiones graves, especialmente en automóviles con bolsas de aire.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita .

Puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Durante cuánto tiempo ha tenido el dolor?
  • ¿Qué estaba haciendo cuando comenzó el dolor?
  • ¿El dolor comenzó repentinamente o se desarrolló gradualmente?
  • ¿Cuán intenso es su dolor? Califique su dolor en una escala del 1 al 10.
  • Su dolor, ¿es generalizado o localizado ? Si tiene dolor localizado, ¿dónde está ubicado?
  • Su dolor, ¿es de tipo cólico, un dolor constante, con ardor o una sensación de desgarro?
  • ¿Cambia su dolor? De ser así, ¿cómo?
  • El dolor, ¿es constante o aparece y desaparece?
  • ¿Ha tenido otros síntomas, como náuseas, vómito, estreñimiento, diarrea, un cambio en la micción o fiebre?
  • ¿Ha tenido este tipo de dolor antes? En ese caso, ¿consultó a un médico? ¿Cómo se trató el dolor?
  • ¿Qué hace que el dolor mejore? ¿Qué hace que el dolor empeore?
  • ¿Ha viajado recientemente fuera del país?
  • ¿Ha bebido agua sin tratar de pozo, arroyo o lago?
  • ¿Tiene algún riesgo de salud ?

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado3 mayo, 2017