Dolor abdominal recurrente

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El dolor abdominal recurrente (RAP, por sus siglas en inglés) sin causa alguna se define como al menos 3 episodios separados de dolor abdominal que ocurren en un período de 3 meses. Estos episodios a menudo son intensos, y el niño no puede hacer sus actividades normales. Puede afectar a hasta el 30% de los niños de entre 4 y 12 años.

Los síntomas del RAP son diferentes para cada niño y pueden cambiar con cada episodio. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor agudo o difuso.
  • Dolor intenso que hace que el niño se vea pálido, empiece a sudar o llore y se doble de dolor.
  • Dolor que dura unos pocos minutos u horas.
  • Dolor en la zona del ombligo o en cualquier parte del abdomen.
  • Dolor que puede estar relacionado, o tal vez no, con la comida.
  • Dolor que ocurre en cualquier momento del día o de la noche.
  • Dolor abdominal que ocurre con vómitos, dolores de cabeza o dolor en los brazos o las piernas.
  • No tener el hambre de costumbre o saltarse comidas pero generalmente sin bajar de peso.

Se encuentra una causa física en menos del 10% de los niños a quienes se les diagnostica RAP. El examen físico y las pruebas de rutina a menudo no muestran ningún problema anormal. Como con las afecciones crónicas, el RAP puede empeorar con el estrés, la ira o las emociones.

Un niño con RAP debería comer comidas regulares, no saltarse ninguna comida y no comer de más en ninguna comida. Diferentes alimentos, como las comidas picantes o los lácteos, pueden provocar un episodio en algunos niños. Su hijo no debería comer ninguna comida que le cause dolor abdominal.

Es importante mantener a su hijo haciendo actividades normales lo más posible de modo que pueda sobrellevar los síntomas del RAP. Muchos niños son capaces de mantener el dolor bajo control si recuerdan que es "simplemente su dolor de barriguita de costumbre" cuando le empieza el dolor. Asegúrese de que su hijo tenga horarios regulares de comidas y refrigerios así como un horario regular para acostarse de modo que duerma lo suficiente.

Aproximadamente un tercio de los niños con RAP se siente mejor al reconocer sus síntomas y saber cómo manejarlos. Otro tercio se sentirá mejor pero es posible que estos niños sigan teniendo otros problemas intestinales o estomacales. Otro tercio tendrá episodios constantes de RAP.

Tener RAP no aumenta la probabilidad de que el niño tenga una úlcera u otro problema intestinal cuando sea un adulto. Pero cualquier niño que se queje de constante dolor abdominal debería ser evaluado por un médico.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017