Dolor y duelo: Cuando una pérdida importante pone en duda sus creencias

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Una pérdida importante puede hacerle cuestionar sus creencias. Tristeza, ira, culpa, desesperanza -todas estas emociones pueden hacer que usted ponga en duda todo lo que hasta entonces había creído sobre la vida, la muerte y el sufrimiento.

Algunas personas son capaces de encontrar sosiego, valor y esperanza en sus creencias. Pero si usted es como muchas personas, puede simplemente sentirse perdido. Y eso no es porque sea débil ni porque sus creencias no sean lo suficientemente fuertes. Es porque usted es humano.

Su salud espiritual, es decir, su sistema de creencias, es parte de su salud general. Los sistemas de creencias pueden ayudarnos a enfrentar los miedos y a dejar a un lado el pasado y tener valor. Nos ayudan a aprender a vivir con respeto y comprensión hacia el mundo, otras personas y nosotros mismos.

Después de una pérdida significativa, encontrar el camino de vuelta a sus creencias, o tal vez revisar su sistema de creencias, es importante. Puede ser útil tomarse tiempo para pensar, hablar y escribir sobre sus sentimientos. A continuación le indicamos algunas cosas que puede probar:

  • Analice sus sentimientos. ¿Se siente inseguro acerca de sus creencias? ¿Siente que sus creencias lo han defraudado? ¿Se siente vacío porque no tiene un sistema de creencias que responda sus preguntas?
  • Dese el derecho de cuestionar. Está bien si su respuesta es: "No sé lo que creo en este momento" o "No sé por qué sucedió esto". Decir esto en lugar de inventar una respuesta o de dar la respuesta de otra persona a menudo es el primer paso para descubrir lo que realmente cree.
  • Hable con alguien en quien confíe. Hablar puede ayudarle a averiguar lo que le está inquietando. Y tal vez le ayude a encontrar las respuestas que está buscando.
  • Encuentre una manera de manejar los sentimientos que le surgen. La ira, la angustia y los sentimientos de impotencia harán que le resulte más difícil superar este tiempo difícil en su vida. Es importante que reconozca sus sentimientos y que los maneje de una forma que le sea útil. Si se encuentra consumido por la ira o la culpa, hable con alguien acerca de estos sentimientos.
  • Busque respuestas a sus preguntas acerca de las creencias religiosas. Si está confundido acerca de una creencia religiosa específica, pregunte a alguien que sepa la respuesta. Hable con un líder de esa iglesia o religión. Lea libros sobre ello o encuentre más información en Internet. Y sepa que está bien seguir teniendo preguntas sobre sus creencias.
  • Enumere sus fuentes de prácticas o bienestar espiritual. ¿Qué le brinda bienestar? ¿Siente la necesidad de estar solo o con otras personas? ¿Existen prácticas en su religión que usted no haya realizado hace tiempo y que le gustaría volver a intentar? ¿Existen otras prácticas espirituales que usted cree que podrían ayudar? Si le parece bien, hable con alguien que pueda ayudarle a enumerar y a implementar algunas de las cosas que usted ha decidido hacer.

Durante momentos difíciles de pérdida y en los que cuestiona sus creencias, es importante que cuide de sí mismo. Encuentre actividades o maneras de ayudar a calmar la mente y aliviar el alma. Obtenga el apoyo de aquellas personas en quienes confíe y a quienes ame.

Si usted o alguien que usted conoce está teniendo dificultad para abordar cuestiones espirituales que surgen durante un momento de pérdida, piense en hablar con un miembro del clero o un consejero, un trabajador social o un psicólogo diplomados.

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Jean S. Kutner, MD, MSPH - Medicina Geriátrica, Medicina Paliativa

Revisado6 octubre, 2017