Dolores de crecimiento

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué son los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento son dolores en las piernas que pueden doler lo suficiente como para despertar a un niño por la noche. A pesar de que pueden ser muy dolorosos, no son nada grave. No causarán ningún problema a largo plazo.

Los dolores de crecimiento pueden empezar tan temprano como entre los 12 y los 36 meses de edad, o pueden comenzar más adelante en la infancia. A veces, los adolescentes tienen dolores de crecimiento. Después de que los dolores de crecimiento empiezan, el niño puede tenerlos esporádicamente durante 1 o 2 años.

No todos los niños tienen dolores de crecimiento.

¿Qué causa los dolores de crecimiento?

Los médicos no saben por qué los niños tienen dolores de crecimiento. Pero el dolor no es causado por el crecimiento del niño. Ni tampoco es causado por un problema médico.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando un niño tiene dolores de crecimiento:

  • El dolor está en los músculos, no en las articulaciones.
  • El dolor suele producirse hacia finales de la tarde, al anochecer o por la noche.
  • El dolor suele ser en los muslos o en las pantorrillas y en ambas piernas.
  • El dolor puede ser más intenso si su hijo estuvo más activo durante el día.
  • El dolor desaparece para la mañana.

¿Cómo se diagnostican los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento tienen un determinado patrón de síntomas. Si no está seguro si los dolores de su hijo son dolores de crecimiento, hable con su médico. Él o ella le preguntará sobre el dolor que tiene su hijo. Si no se ajusta al patrón habitual, el médico podría examinar a su hijo.

Es posible que su hijo tenga un problema diferente de los dolores de crecimiento si parece o se siente enfermo, tiene dolor durante el día o durante una actividad o tiene dolor que empeora con el tiempo. En estos casos, es probable que el médico le haga más pruebas.

¿Cómo puede ayudar a aliviar los dolores de crecimiento de su hijo?

Para ayudar a que su hijo se sienta mejor:

  • Dígale a su hijo que usted entiende que le duele. Pero también dígale a su hijo que no es un problema grave y que va a desaparecer.
  • Trate de masajear la zona suavemente.
  • Use calor. Para aplicar calor, coloque una bolsa de agua tibia o un paño tibio sobre la zona. Ponga un paño entre la bolsa de agua tibia y la piel de su hijo.
  • Dele a su hijo acetaminofén (Tylenol) o ibuprofeno (Advil, Motrin) para el dolor. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • No le dé a un niño dos o más analgésicos (medicamentos para el dolor) al mismo tiempo a menos que el médico se lo haya indicado. Muchos analgésicos contienen acetaminofén, lo cual es Tylenol. El exceso de acetaminofén (Tylenol) puede ser dañino.
  • Aliente a su hijo a que siga haciendo sus actividades habituales. Evitar las actividades no prevendrá los dolores de crecimiento.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD, MPH - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado4 mayo, 2017